lunes, 10 de noviembre de 2008

Vuelvo al redil para hacerme visible

Hace ya más de un año que escribí por primera vez en esta pared. Por motivos de falta de tiempo (y mi tradicional falta de constancia)dejé de alimentarla con mis dudas, decepciones, ilusiones, logros y demás. Ahora vuelvo, como el hijo pródigo, como la oveja negra a la pared blanca. La situación es diferente, cada día somos alguién nuevo.

El comienzo del año fué tranquilo, hubo poco trabajo y yo tenía tranquilidad financiera, así que me dediqué un poco a la composición. El resultado fué muy bueno, quince minutos de un cortometraje animado.

Para finales de marzo la situación cambió, el trabajo golpeó a mi puerta, y lo dejé pasar. Casi ocho meses después estoy terminado la labor que me encomendaron. Lo hice bien, aprendí mucho por el camino y con la gente que me acompañó, no hay mayores quejas que merezcan ser nombradas.

Sin embargo la gran conclusión a la que he llegado en este proceso es que la única manera de hacer lo que se desea de la manera que se desea, es hacerlo a mi manera (Frankie tenía razón). Crece en mi la revolución interna, quiero emanciparme en mis intereses artísticos y de comunicación.

¿Cómo? Lo escribiré poco a poco para tenerlo claro. Escribir es importante para mi en la vida, así que el registro de la aventura aparecerá, en su debido momento, en estas paredes virtuales.