miércoles, 29 de abril de 2009

el comienzo del año día 6

Cuando llegué estaba en el estudio, sentada frente al computador, minifalda de jean, sus piernas mas largas que una pista de aterrizaje, estaban enfundadas como un par de armas en unas medias blanco y negro , y para finalizar, las botas que ningún fetichista de tradición rechazaría.

Cuando finalizamos el trabajo salí tan pronto puede, aunque ella no quería salir hasta la tarde. Media hora después el jefe lo revisaba, sin mayores inconvenientes aprobó la propuesta. Luego tuve que sufir una reunión a la que no estaba invitado en un principio, fueron dos horas de miradas furtivas a sus piernas, debo admitir que también me detuve más de una vez en su busto y en sus labios, cejas y ojos. Ella también lo hacía.

Me temo que la flor del gusto mutuo empieza a crecer, solo espero que no termine siendo una planta carnívora. Me sorprende su desparpajo y soltura, maneja muy bien el carro del quiero que creas que me puedes atraer, pero no voy a dar el primer paso, y si no lo das te puedes ir al infierno. Siento que ella es una nevera y yo el pequeño imán pegado a la puerta. No creo querer saber que forma tiene ese imán.

Almorzamos juntos, la conversación fue fluida y agradable, cuando salímos me preguntó que quería hacer, le presumí de mi huída y no se inmutó. Cada vez me parece más guapa.

el comienzo del año día 5

A las diez de la mañana me reuní con la spandex para rehacer parte del trabajo. El jefe nos dió instrucciones al respecto y fuimos a charlar con la guionista (que no es guionista y desde ahora llamaré: asesora peligrosa). Nos aclaró algunas dudas en una cafetería casi de mala muerte. Al salir decidimos ir a casa de la spandex para finalizar el trabajo.

Vive con su madre en un sector exclusivo de la ciudad, aunque ella estudió en la misma universidad pública que yo, curiosamente la misma carrera, pero doce años después. Eso nos unió un poco y facilitó la comunicación, se le veía emocionada hablando del tema y lanzando nombres de profesores para saber si yo los había conocido. Almorzamos con su madre. Me sentí como adolescente haciendo la tarea.

A las cinco le entregamos el trabajo al jefe. El pretende formar a la spandex y que yo sea una especie de maestro para la gatuna pupila, así que todas las preguntas eran para ella. Como es habitual con el jefe, derrumbó todo en el segundo párrafo. Ella intentó defenderse con uñas (rojas) y dientes, pero terminó con la cola entre las piernas, parece que aún no conoce la dinámica de trabajo con el jefe. Salío furiosa, pero quedamos de vernos nuevamente en su casa para hacer los remiendos del caso.

A las ocho de la noche habíamos terminado de surcir los remiendos del documento, y lo que siguió fue la tradicional diatriba contra el jefe. Realmente es terca, pero dulce e inteligente, me enterneció y la llevé con calma. Curiosamente no la he vuelto a ver dominando cigarrillos con sus labios.

el comienzo del año día 4

En la mañana me reuní con la gata spandex para hacer una propuesta de estructura para el video. Le pareció que yo era demasiado negativo, entre chiste y chanza me recomendandó no serlo. Creo que se refería a que no fuera tan viejo.

Almorcé con la secretaria de la oficina, así que me puse al día en chismes y otras minucias del grupo de trabajo. Como que la guionista realmente no era la guionista, únicamente era una asesora de concepto, y que quienes debíamos escribir el guión eramos la spandex y yo.

En la tarde nos reunimos con el jefe para la revisión del trabajo antes de la reunión con el cliente. Me pareció que la gata spandex tiene poca experiencia en estas lides, lo que indica que es ingenua y arrogante. El jefe le recordó que era muy terca y eso le podría traer problemas.

Decidimos ir los tres en el carro de la spandex. Antes de partir, el jefe le preguntó si realmente sabía conducir, haciendo el tradicional chiste machista de vieja data. La gata se defendió, encendió el carro y chocó la puerta del garaje. La situación fue divertida más que embarazosa, ella, sonrojada, decía que eso nunca le había pasado. En fin, no fue grave y el trayecto fue entretenido lleno de anécdotas del jefe.

El resultado de la reunión fue que debíamos rehacer buena parte del trabajo, cambiar el enfoque del video y la forma. La spandex no sabe las consecuencias que eso trae. La guionista (que no es guionista) peligrosa no asistió.

domingo, 26 de abril de 2009

el comienzo del año días 3 y 4

El fin de semana estuvo tranquilo, lo dediqué a leer algunos textos recomendados para el trabajo. Sin duda la memoria es un tema apasionante, mi mente ha estado bailando con todas esas ideas, y aún no quiere sentarse.

No llame a la gata spandex el sábado como habíamos acordado, la verdad no tenía mucho que decirle, así que preferí hacer el papel de tipo interesante que no llama. El misterio, con toques de timidez funcionan perfectamente.

Sin embargo hoy, domingo, le escribí un mensaje a su correo electrónico, en el que le esbozaba un par de ideas que podrían ser aplicadas al trabajo. Me contestó casi de inmediato y, ¿pueden creerlo?, rebatió una de esas magistrales ideas, aunque aprobó las demás. Me pidió que nos vieramos mañana a las diez para terminar el planteamiento del proyecto (grrrr).

Sí, piqué el anzuelo, ella saber jugar. Por el momento los dejo, imaginando sus labios carnosos, haciendo el dulce trabajo de fumar sus Marlboro azules.

sábado, 25 de abril de 2009

el comienzo del año día 2

Pocas cosas han cambiado en la oficina, excepto tres lindas gatitas sentadas frente a sus pantallas de computador, jóvenes, fumadoras, lindas presitas para cualquier gato.

La reunión fue entretenida, el jefe como siempre en su lugar, con su tradicional análisis que va de la razón a la emoción con suma facilidad. Su parte la resumo en esta frase: "yo no hago nada, pero me meto en todo".

La guionista, que también era conocida por el peligro que puede implicar, estuvo muy bien, como siempre que plantea los proyectos, sin embargo los problemas pueden venir después. Quedo atento, aunque con buena disposición.

El tercer personaje es nuevo, no la había visto antes, es una de las tres gatas fumadoras. Tiene unas piernas largas y muy bien formadas, a juzgar por lo que insinuaban los pantalones tipo spandex que llevaba muy bien puestos, que terminaban en unas botas oscuras de caña alta que dan que pensar a cualquier fetichista de tradición. El cabello negro, largo, bellas cejas pobladas, y una boca de labios carnosos que saben muy bien que hacer con el cigarrillo, bendita sea. Y lo más grave... es inteligente y no baja la mirada cuando se la mantienes. Definitivamente interesante. Ya veremos, tengo que trabajar con ella todo el tiempo.

jueves, 23 de abril de 2009

el comienzo del año día 1

Hoy es 23 de abril, justamente el día del idioma me han llamado para ofrecerme un trabajo, el primero de este 2009. Mañana se marca el inicio del proyecto, un video especial de 25 minutos de duración.

Llega en el momento adecuado, pues aunque estaba cómodo con la vida tranquila y libre, dedicado por completo a los atarbanes, ya el tornillo comenzaba a chirriar, estaba perdiendo la noción del tiempo y perdiendo las ganas de salir de casa. Y eso generalmente no termina bien.

El proyecto dura cuatro semanas. Ya veremos.