sábado, 25 de abril de 2009

el comienzo del año día 2

Pocas cosas han cambiado en la oficina, excepto tres lindas gatitas sentadas frente a sus pantallas de computador, jóvenes, fumadoras, lindas presitas para cualquier gato.

La reunión fue entretenida, el jefe como siempre en su lugar, con su tradicional análisis que va de la razón a la emoción con suma facilidad. Su parte la resumo en esta frase: "yo no hago nada, pero me meto en todo".

La guionista, que también era conocida por el peligro que puede implicar, estuvo muy bien, como siempre que plantea los proyectos, sin embargo los problemas pueden venir después. Quedo atento, aunque con buena disposición.

El tercer personaje es nuevo, no la había visto antes, es una de las tres gatas fumadoras. Tiene unas piernas largas y muy bien formadas, a juzgar por lo que insinuaban los pantalones tipo spandex que llevaba muy bien puestos, que terminaban en unas botas oscuras de caña alta que dan que pensar a cualquier fetichista de tradición. El cabello negro, largo, bellas cejas pobladas, y una boca de labios carnosos que saben muy bien que hacer con el cigarrillo, bendita sea. Y lo más grave... es inteligente y no baja la mirada cuando se la mantienes. Definitivamente interesante. Ya veremos, tengo que trabajar con ella todo el tiempo.

1 comentario:

Campanula dijo...

asi que este fue el comienzo, jajaja suena como a inicio de novela de ficción, bueno vamos a ver que trae el resto.
un abrazo