sábado, 9 de mayo de 2009

con el corazón en la boca

En un par de días mi novia parte rumbo a la selva en un viaje de una semanas, los nervios de los dos empiezan a ponerse de punta. No debería ser así, la selva es un lugar hermoso, mucha gente alrededor del planeta ya la ha visitado, muchos la quieren visitar y la tienen entre sus planes. Sin embargo pocos vienen a la selva de mi país por varias y serias razones.

Ella está preocupada por los habitantes naturales del lugar, las tarántulas, las serpientes, las hormigas salvajes, que en mi opinión son dulces compañeros si los comparamos con los otros pobladores del lugar como los guerrilleros y los paramilitares. Nunca se sabe que pueda pasar en el país del sangrado corazón.

Ella se va y yo quedo masticando el corazón conla boca.

1 comentario:

nano dijo...

.:.

"Ella se va y yo quedo masticando el corazón conla boca."


.:.