martes, 5 de mayo de 2009

el comienzo del año día 12

A las nueve asisití a un recorrido por la locación principal. Interesante, bonito lugar, hay suficiente información, por el momento parece un trabajo fácil.

Sin el jefe en la oficina el lugar es tranquilo, incluso relajado. La encontré frente a un computador enviando correos electrónicos a los posibles entrevistados, curiosa forma, prefiero el teléfono para estos casos, sin embargo decidí dejarla hacerlo a su manera. Diez minutos después, tres correos habían rebotado pues ya no existían. Desplegué mi sonrisa y buscamos los teléfonos.

Hablé con la editora acerca de como hacer la presentación, cruzamos ideas y comenzó de inmediato.

Nos decidímos por hamburguesa para el almuerzo, la charla fue buena y fluida, ya hay más confianza y camaradería. Regresamos e hicimos algunas citas con los entrevistados que encontramos por vía telefónica. Mañana tenemos la primera.

No hay comentarios: