domingo, 14 de junio de 2009

el comienzo del año día 42

Hace más de tres semanas que discutimos con mi novia, desde ese momento no cruzamos palabra y yo duermo en el estudio en una bolsa de dormir.

Hoy cuando llegué a la oficina la spandex me recibió con una sonrisa y me pidió que estuviera tranquilo, me enseñó en su blackberry un correo electrónico que le había enviado mi novia, era una poesía que también me había enviado. Quedé de piedra.

De inmediato le escribí diciéndole que no inmiscuyera a terceros en nuestra vida de pareja. El día pasó con cierta tranquilidad, aunque mi vida personal es comidilla de la oficina, me siento como una estrella pop a la que le han armado un escándalo en una revista amarillenta. A la spandex parece que le gustara ser el centro de atención.

A las cinco treinta de la tarde el blackberry sonó de nuevo indicando que había llegado un correo electrónico. Sin que se diera cuenta esperé a ver la reacción de la dulce spandex; despues de mirar la minipantalla me miró y dijo -volvió a escribirme, desde que sea poesía no hay problema-. Le pedí que me dejara ver el mensaje antes que ella lo leyera. Era lo que me esperaba, una diatriba contra mí, una pastoral muy larga en la que detallaba muchos momentos de nuestra vida en pareja, unos ciertos, otros no tanto y otros completamente tergiversados, además de insultar a la spandex.

Quedé muy alterado, es la segunda vez que pasa. Hace dos años amenazó con hacerle daño a otra compañera de trabajo via correo electrónico. Esa vez, como ahora, yo no había ni siquiera tocado a la mujer. Con la gata spandex sucede lo mismo, aunque me atrae no he dejado de ser un caballero, tengo claro que no es el momento ni el lugar.

La spandex fue solidaria y borró el correo de su teléfono, aunque tenía mucha curiosidad por leerlo, también la bloqueó en su cuenta de correo electrónico. Intentó darme mucho ánimo sin obtener resultado.

Decidí ir por un poco de bálsamo de fierabrás a la casa de mi madre, y pasar con ella un par de días sin ir a casa.

No hay comentarios: