viernes, 18 de septiembre de 2009

pago por ver

A lo largo de mi vida he intentado no burlarme de las personas que son víctimas de estafa. Y las películas de estafadores me gustan, habitualmente son seres encantadores que se quedan con la guapa protagonista que no daba un centavo por ellos, y además se hacen millonarios.

Muchos artistas son estafadores sin saberlo, pero la mayoría de sus managers también lo son, y lo saben, y lo aprovechan. Hay otros estafadores aun más refinados, que hacen su trabajo de una manera anónima y no quieren llamar la atención, eso lo respeto y lo admiro, porque no se dejan llevar por la egolatría, digamos que son más espirituales y eso tiene su valor, por lo menos para mi.

Debo admitir que estos actores excelsos entienden la psicología del ser humano y le sacan provecho, llegan a la cima de su arte logrando que tu seas el protagonista y que lo aceptes.

A estas alturas, amables lectores, ya habrán intuido que fui dulcemente estafado, y quiero rendir un pequeño tributo a quienes lo lograron de manera tan hábil, tan sutil, tan seductora. El monto no fue amplio, de hecho se lo merecen por la buena puesta en escena a la que asistí, es su pago, al que hay que sumar mi ego burlado pero burlón.

Hay veces en la vida que pago por ver.

3 comentarios:

La ReiNa Roja dijo...

Uy carajo, quien fué capaz de estafar al bonito moscardón? Actitud bonita,lo que pasó pues que se le va a hacer, divertete y si, pagaste por ver.

Un saludo no estafador

María Cristina Ibarra dijo...

Estadores y estafados. ¡Qué problema!

Campanula dijo...

Bueno, pues lo lamento, creo q atodos nos han visto la cara en alguna ocacion.
Por que tan perdido Moscardon diesel, se le extraña en la vie en rose, un beso