viernes, 11 de diciembre de 2009

ella me daba besos de mariposa

Me sanó el corazón en el momento menos pensado, me dejé llevar por su ternura, a diario recuerdo su risa y sonrío con algo de nostalgia. Me daba besos de mariposa, de nimbis, de ballena. Con ella me hice hombre, entendí que ella sabía querer, pero no me fue fácil aprender, me asusté al ver lo importante que me estaba convirtiendo para su vida, y la defraudé. La verdadera tranquilidad la conocí con ella. Conservo varias de sus pinturas, una está en mi estudio. Hace ocho años nos separamos. Cada año le escribo por su cumpleaños, sabiendo de antemano que no va a responder, sin embargo este año lo hizo. No quiere saber más de mi.

2 comentarios:

Campanula dijo...

lo lamento, de verdad que si.
un abrazo

Anónimo dijo...

que lindo texto...y que triste a la vez...
Saludos desde Argentina..

PABLO