viernes, 26 de marzo de 2010

irresponsabilidad y egoísmo

Mi afilada figura es una mezcla de genes y rocanrol. A mi edad los amigos del colegio tienen una imagen muy diferente: el pelo corto (los que aun tienen algo), la panza prominente, el culo caído y un triste  rictus de decepción (aunque tengan dinero). Excepto las bellas canas que comienzan a aflorar en mi melena, y las sexys arrugas que se insinúan  alrededor de mis ojos, no tenemos puntos en común.

A la eterna pregunta de "¿cómo hace para estar igualito?" solamente tengo un par de respuestas: la irresponsabilidad y el egoísmo. Irresponsabilidad porque no tengo hijos ni familia, así que el sufrimiento transmitido por vía hereditaria, pero a la inversa, causante del envejecimiento del cuerpo, no me hace mella, y egoísmo porque casi siempre hago le que me viene en gana, y eso no genera las preocupaciones que invitan a entrar la alopecia en casa, aunque genera menos dinero.

En mi opinión la vida vale la pena, la búsqueda de la felicidad es común a todo ser humano. Mientras en mi existencia tenga guitarras, motocicletas y damiselas en busca de buen cariño, me levanto, de lo contrario prefiero dormir.

Sin embargo en días como hoy en que me encuentro almorzando galletas de sal con agua de coco enlatada, creo que mi fórmula tiene un par de fallas.Pero ya llegará la noche... y veremos.

1 comentario:

Campanula dijo...

Que te puedo decir, no seria mejor estar en el medio? tener familia siempre es re importante, de cualquier manera vos estas bien, y por cierto la letra de la última canción, mundial.
un abrazo