viernes, 12 de marzo de 2010

las mediocres celebridades de la democracia

Antes de los medios masivos de comunicación aparecidos en el siglo XX, las celebridades eran un poco diferentes. Cervantes, Shakespeare, Bach, Mozart, Miguel Angel, Rafael, Picasso, Baudelaire, Gandhi, Budha e incluso Jesucristo eran, entre muchos otros, los nombres que se barajaban entre la gente. Omito voluntariamente a los guerreros y políticos, que también fueron famosos, pero en mi opinión la guerra no merece la celebridad y la política es algo común y no particular. Todos estos personajes eran básicamente humanistas que dejaron un gran legado a la humanidad, que aun hoy sigue teniendo eco a través del tiempo.

Pero llegaron el cine la radio y la televisión, llevando mensajes inmediatos a cantidades antes insospechadas de gente y cubriendo inmensos territorios. Un avance importante y agradable, pero todo depende del uso. Tanto así que en la década de los sesenta, McLuhan,el célebre estudioso de los medios, llegó a concluir que el medio era el mensaje, y en mi opinión tenía mucha razón.

En las últimas dos décadas hemos visto un gran cambio de costumbres en nuestro país, como buenos pobres que somos, encontramos en la televisión la mayor parte de nuestro tiempo de esparcimiento y recreación. Y también de manipulación. Andrés Pastrana, el pusilánime expresidente, llegó al mandato gracias a haber sido presentador del noticiero de su familia, y asesorado en su imagen por Fernán Martínez Mahecha, el mismo de Julio Iglesias y Juanes. Lógicamente nunca será reelegido. Por esa misma época comenzaron a llegar al concejo y senado algunos actores (no de primera linea), y comentaristas deportivos de radio.

Luego llegó el actual presidente, quién se encargó de apoderarse (entre muchas otras cosas) de los medios de comunicación para auto-proclamarse celebridad y dar certeras estocadas a la democracia colombiana. Una lástima de la que tenemos responsabilidad todos los ciudadanos por permitirlo.

Este fin de semana volvemos a las urnas y nos encontramos entre los candidatos a muchas celebridades de la farándula, que nunca han trabajado con y por el estado, que no tienen antecedentes válidos para representarnos más que haber sido protagonistas de una tele- novela. En mi opinión, no son mas que parásitos que pretenden aprovecharse de la alta exposición de su imagen a los medios, pero es sólo eso: imagen, porque de programas políticos poco, excepto que sean programas de tv. A pesar de todo están en su derecho, está en la gente demostrar cuán inteligentes y comprometidos están realmente con la sociedad, e incluso con el futuro de sus hijos si los eligen irresponsablemente. Un buen ejemplo lo es Lucero Cortés, una ex-modelo de ropa y ex-actriz de telenovela (muy mala por cierto) que es parte del congreso por el partido del presidente y cuya única propuesta ha sido la de darle una serenata y caminata ,en agradecimiento, a Uribe.

Estamos en el momento justo para comenzar a solucionar todos los problemas que nos han heredado las generaciones precedentes a la nuestra, por haber tomado malas decisiones. Cuando era pequeño me prometieron un gran país y nunca ha sido asi, no quiero dejarle esta miseria a las nuevas generaciones.

1 comentario:

eltauromquico dijo...

Tienes toda la razon y eso sucede en toda latinoamerica, llevando payasos e ignorante al poder y lo unico que saben es levantar la mano cuando su adalid les indica. Es que el pueblo es ignorante y le agrada el circo, si miras alrededor veras que eso sucede en sudamerica y lamentablemente el futuro de nuestras patrias se hundiran en el atraso y la pobreza.
un abrazo