jueves, 29 de abril de 2010

no me presentes a tus amigas

Ya he tenido la oportunidad de confesarme como una persona que no es ejemplo de fidelidad, posiblemente me vean (o lean) como un desvergonzado, descarado y demás, pero no hay tal, tan solo soy honesto. Debo aclarar que no soy de los que persiguen y acosan a las lindas damiselas, soy de los que se deja seducir.

Las contadas ocasiones en que he sido infiel (si me permiten, voy a dejar de lado el amor casual de una noche) ha sido con las amigas de mis novias, tal vez sea un cuadro clínico, pero yo creo que es simplemente el comportamiento humano. Insisto en que no he sido yo quien inicia el asunto, aunque no estoy muy seguro. Tal vez la cercanía a su circulo social, además del fetiche en que se puede convertir el novio de tu amiga, hacen que el asunto progrese.

¿Pero me pregunto, cuáles pueden ser las razones de tal comportamiento? En mi humilde opinión, creo que son las mismas novias, quienes en ocasiones dicen más de la cuenta (aunque claro, confían en sus pares), quienes generan un halo de misterio que tarde o temprano, sus amigas,  pueden llegar a querer investigar.

Así aprendí a entender el coqueteo de las mujeres, las miradas, los roces, los chistes, los besos de despedida en la mejilla un poco mas largos de lo permitido y muy cerca de la comisura de los labios, ese metalenguaje tan efectivo que puede ser el no verbal.

Ahora resulta que una de ellas quiere contratarme para un trabajo, en mi área lógicamente, y como soy un tipo responsable lo acepté. Aunque debo decir en mi favor que en un primer momento lo rechacé, sólo para probar, y ella insistió dulcemente que realmente quería que yo cumpliese con la labor encargada.

Ya conozco la sensación previa a meterme en líos, pero no lo puedo evitar.

lunes, 26 de abril de 2010

la energía en mi vida

Está claro que la música es una pasión en mi vida, dedico, con gusto, mucha de mi energía a ella, y debo decir que me siento muy satisfecho de poderlo hacer.

Sin embargo, si me detengo a pensar  un poco, me doy cuenta que esa posibilidad que tengo no es debida al talento, deseo o dedicación. Es posible gracias al desarrollo y al conocimiento del ser humano. 

Debo confesar que soy músico gracias a las computadoras, gracias a estos artilugios he podido aprender, grabar y desarrollar mi carrera, prácticamente de forma autodidacta. Y debo agradecer por ello a muchos cerebritos que han logrado desarrollar la tecnología de tal manera, de otra forma estaría liquidado.

Aventurándome un poco, me atrevo a decir que los cerebritos arriba mencionados, deben estar muy agradecidos  con Nikola Tesla y Thomas Alba Edison, pues sin el desarrollo de la electricidad posiblemente no tendríamos computadoras.

Este pequeño y sencillo silogismo me lleva a concluir que sin energía mi carrera como músico sería muy diferente... de hecho este blog tampoco tendría muchas posibilidades, incluso no existiría la palabra blog

Creo firmemente que las verdaderas estrellas de el último siglo no son los artistas, sino los científicos que les han dado la posibilidad de brillar.

Sólo espero que no se vaya la luz.

jueves, 22 de abril de 2010

entre aguas fangosas, lobos aulladores y tiernos delincuentes

Hace tiempo tenía un sueño recurrente en el que yo corría perseguido por alguien con un arma. Corría por callejones y subía escaleras hasta llegar a los techos de los edificios donde ya no había ninguna salida. Habitualmente me despertaba cuando caminaba por las altas y peligrosas cornisas. Dejé de soñar estas intrépidas escenas, cuando el perseguidor en cuestión me halló escondido bajo un escritorio de una oficina ubicada en el último piso de un enorme rascacielos, como de ciudad gótica, y haló el gatillo de su linda pistolita, dándome de baja.

A diferencia de Sabina yo si creo en la reencarnación, y en que todo se da cuando debe ser. De niño estuve muy cerca de vivir en Chicago, la ciudad de los vientos, Al Capone y el blues, pero no se dio. Cuando tenía quince años escuché una grabación de blues y sentí algo muy particular, como estar de regreso en algo conocido y agradable.

Tengo por costumbre ver una película por día, y ayer, luego de ver el atardecer tomando té, me decidí por una llamada "Cadillac Records" que tuvo un impacto similar al de mi recurrente sueño y el primer impacto del blues. La trama es muy sencilla, es la historia de Chess Records, un legendario estudio de grabación fundado por el polaco Leonard Chess a mediados de la década de los cuarenta en Chicago.

Allí se daban cita Muddy Waters (el primer disco compacto que tuve en la vida fue el de los éxitos de éste señor, lo compré en una rebaja, y como no tenía reproductor de discos compactos, tuve que esperar  casi cinco años para poderlo escuchar) y su manera endemoniada de tocar la guitarra, Little Walter, que tocaba la armónica como un ángel (cuando no estaba metido en líos disparando su revólver), Howlin´Wolf, un gigante, de adusto pero justo temperamento y una voz que te deja incrustado en la pared.

Cuando empezaron a rodar los créditos finales volví a sentir ese algo tan familiar, ese sentimiento de haber sido non sancto (gracias a dios) en otra vida y aunque nunca he tenido un arma en el estuche de mi guitarra, que no sea la guitarra misma, y ya no fumo tan seguido los cigarrillos sin filtro (que aprendí a fumar para cantar como ellos) sigo creyendo que algo quedó inconcluso.

Tal vez sea el momento de volver a Chicago.

lunes, 19 de abril de 2010

mil perdones - nueva canción

La siguiente es la letra de "mil perdones" la nueva canción de los atarbanes. si quieres escucharme aullarla, el reproductor está a la derecha.

mil perdones

mil serpientes van por mi camino
y bailo mejor cuando estás cerca de mi
en mi vida yo escribo mi destino
y a cada paso mil errores repetí


sin embargo lo hecho ya está hecho
mil perdones no alcanzan para mi
con el tiempo el dolor sigue en mi pecho
y mi sonrisa a veces va a dormir

jueves, 15 de abril de 2010

escribo, luego pienso

La primera profesión que quise tener a los ocho años fue la de escritor, en ese momento me admiraba ante los cuentos infantiles que solía leer y también escuchar, pues algunos venían con un disco donde además de narrar el cuento los personajes cantaban. Claro, el resultado es evidente, ahora escribo canciones.

Hasta hace poco tiempo entendí el porqué de mi necesidad de escribir, es sencillo, cuando escribo pienso. Muchas personas sencillamente piensan, otros hablan para pensar, algunos escuchan para pensar... la mayoría no piensa.

Gracias a mi trabajo he tenido la oportunidad de entrevistar a grandes pensadores y pensadoras (que el género no afecta el asunto) que han tenido gran repercusión en mi. En buena medida todos eran grandes lectores y por ende tenían una profunda relación con la escritura. Así que como resultado de esas experiencias decidí tener el blog que amablemente estás leyendo, como un experimento, para saber que podía pasar, si por casualidad podía pensar un poco mejor. ¿Los resultados? No estoy muy seguro de pensar mejor, pero si tengo claro que el panorama es menos confuso, y eso es una ventaja.

Sin embargo no es de extrañar que el personaje que escribe es diferente del que habla (aunque tengan todo en común). Debo confesar que no soy el mejor escritor (de seguro ya lo habían notado) y que soy aun peor conversador, de ahí aprendí que el carisma está, en buena medida, en tener la boca cerrada y abrirla únicamente con el filo del humor más sarcástico que encuentre a la mano.

Así que cada vez que lean uno de mis escritos (si a bien tienen perder su tiempo), estarán presenciando el místico momento del  pensamiento unido a la emoción y el desparpajo de un aprendiz de escritor.

Los dejo con una interesante entrevista que el periódico español el país le hizo a el buen Héctor Abad Faciolince, quien debe escribir las respuestas antes de contestarle a su interlocutor.

jueves, 8 de abril de 2010

el año vuelve a comenzar para el francotirador

Hasta el día de hoy en mi vida no he tenido trabajos fijos, soy como un mercenario, un hitman que se encarga de labores específicas por un tiempo limitado,  componer una canción para esto, producir para aquello, dirigir una serie de tv para sutanito, producir un documental para menganito y así...

Habitualmente mis labores comienzan entre marzo y abril, y finalizan en noviembre o comienzos de diciembre, así que no marco tarjeta, y  los horarios los manejo como me place, lo que me hace muy disciplinado, aunque pueda parecer lo contrario.

Para sobrevivir en un trabajo de mercenarios la única posibilidad es la eficacia sumada a la velocidad, rápido y perfecto es el lema del experto. Aunque siempre hay fallas, la gente confía en el trabajo que hago, y eso lo valoro mucho.

Así que salgo de la cueva como un marciano dispuesto a seguir conociendo al planeta y el comportamiento de su gente, las situaciones de alegría y dolor, los lugares que no figuran en las agencias de viajes, la miseria material de nuestro país, la riqueza de espíritu de sus pobres.

este es el comienzo de mi año.