jueves, 8 de abril de 2010

el año vuelve a comenzar para el francotirador

Hasta el día de hoy en mi vida no he tenido trabajos fijos, soy como un mercenario, un hitman que se encarga de labores específicas por un tiempo limitado,  componer una canción para esto, producir para aquello, dirigir una serie de tv para sutanito, producir un documental para menganito y así...

Habitualmente mis labores comienzan entre marzo y abril, y finalizan en noviembre o comienzos de diciembre, así que no marco tarjeta, y  los horarios los manejo como me place, lo que me hace muy disciplinado, aunque pueda parecer lo contrario.

Para sobrevivir en un trabajo de mercenarios la única posibilidad es la eficacia sumada a la velocidad, rápido y perfecto es el lema del experto. Aunque siempre hay fallas, la gente confía en el trabajo que hago, y eso lo valoro mucho.

Así que salgo de la cueva como un marciano dispuesto a seguir conociendo al planeta y el comportamiento de su gente, las situaciones de alegría y dolor, los lugares que no figuran en las agencias de viajes, la miseria material de nuestro país, la riqueza de espíritu de sus pobres.

este es el comienzo de mi año.

1 comentario:

Campanula dijo...

Feliz año entonces :)