lunes, 31 de mayo de 2010

¿qué decisión me queda?

El asunto de tomar decisiones y las consecuencias que pueden tener en mi vida, es un tema que me ha atraído desde la juventud, ¿cómo saber que hago lo correcto?, ¿cómo afectan las decisiones de los demás a la mías?, ¿puedo incrementar de alguna manera los aciertos gracias a ellas?

Está claro que no puedo elegir a mi familia, aunque según algunas teorías metafísicas, la familia son seres con los que debemos solucionar problemas de reencarnación en reencarnación, por eso no es raro tener dificultades con alguno de ellos y el vínculo filial hace que intentes hacer algo al respecto, pues el cariño facilita las cosas (o debería hacerlo). Sin embargo pocos piensan en eso al conformar una familia, y tal vez no tengan porqué hacerlo.

El asunto es mas sencillo cuando elijo ropa, música o casa, pues si después de un tiempo ya no me satisfacen igual que al comienzo, pues los dejo. Aunque no es igual con los amigos, puede llegar a ser parecido, algunos vínculos se evaporan con el tiempo y nadie se culpa por ello. Difícilmente se haría lo mismo con la madre o los hermanos.

Si extrapolo el tema a mi país me surgen muchas inquietudes, pues se le quiere de la misma manera que a una familia disfuncional y no se puede cortar con el como se hace con un amigo. Sin embargo al ver sociedades que funcionan mejor, sin tanta violencia, falta de educación y desigualdad, me pregunto si no hubiera preferido nacer en otro país. Muchos nacionalistas a ultranza no vuelven cuando les dan la oportunidad de vivir bajo otros cielos y se conforman con recordar. En lo personal me identifico con países como los escandinavos o Nueva Zelanda, pero no pude elegir el país en que nací y como consecuencia porto un pasaporte color vino tinto, y eso me hace un paria incluso en países del tercer mundo. La libertad tiene limites muy elevados en este caso.

Me niego a creer que la conclusión sea quedarme soportando toda clase de injusticias en mi propio país o no poder salir a buscar nuevos horizontes, porque las posibilidades tienen un cerco alambrado alrededor. ¿Qué decisión me queda?

La de sacrificarme e intentarlo no me satisface, no veré los resultados mientras viva, nuestros problemas necesitan varias generaciones para ser solucionados, y para entonces habré muerto varias veces. De momento me consuela no tener hijos a quién heredarles tan bello paraíso y decirles que somos una bella familia.

4 comentarios:

María Cristina Ibarra dijo...

:( Pensé en otra cosa cuando vi que habías escrito algo. Saludos.

Lau dijo...

Alguien me dice siempre que con la familia uno maneja una relación amor-odio lo mismos es con este país en el que no elegí nacer pero que he aprendido amar y a odiar. Quiero conocer otros paises pero con raices en mi tierra. El temor es que alguna foranea nación logre enamorarme locamente y ya no quiera volver.

●•• √эиuⓩ ••● dijo...

Jajajaja!!!

Casi al final recorde que somos de diferentes países...

Así es que... olvidalo. Si tu piensas que estás mal viviendo.. en...??? (en donde vives?) yo, viviendo en México (ay que pena!)

Pero realmente, còmo tu dices, nuestra patria es nuestra familia... donde nos toco nacer, y no nos queda de otra, ahí nacimos y son nuestras raíces, quizá no es mucho el lugar, si no la gente que tiene ese lugar -no todos...-

Pero tambièn como dicen, nadie esta contento con lo que tiene, y te aseguro que todos, en sus diferentes países, siempre habrá alguno que no estará contento con su tierra.

Piantada dijo...

Pero que es lo que pretendes tú del suelo en el que habitas?.. La perfección.
Para la perfección o un mejor estilo de vida tienes dos opciones:
1. irte a New Zeland.
2. cambiar intrínsecamnete donde vives.

Soy medio utópica, o quizás tengo eso familiar con mi país, nacionalismo quizás?.
Siempre pensé que las cosas estaban mal (hoy en día no varia mucho), pero opte por hacer yo los cambios.

Y la verdad no sé si tendre hijos o no, para mostrarles en donde vivo.

A veces ayudar, te hace sentir mucho peor. Mis preguntas van mas lejanas a las tuyas. Como ser: porqué yo duermo en una cama y nó como ellos en lacalle?, porqué si pudiese, pero NO, no puedo con todo. Con muchos esfuerzos puedo conmigo.

Pero por otro lado te Juro, que vale cualquier intento.

Si es esta tierra la que quieres?... vale el intento.