lunes, 4 de octubre de 2010

el beneficio de la duda

El comportamiento del ser humano en la sociedad siempre dará de que hablar. Aunque soy de los sabineros a los que las moralinas hacen vomitar, me resulta difícil apartarme de la observación de mis congéneres, ya sean cercanos o no (ahora el mundo es tan pequeño con tanto medio de comunicación). Revisando un poco el listado de personas con las que he tenido que trabajar he notado algunas cosas.

En primer lugar veo que no es fácil decidir con quien trabajar, simplemente el azar (¿?) te lleva por ciertos caminos en los que coincidimos, y eso hace que te lleves algunas gratas sorpresas o grandes desilusiones en la mayoría de los casos. Desde hace tiempo estoy convencido que en todas las situaciones se aprende algo, sin embargo mi mente idealista se ha estrellado en la mayoría de los casos, pues he aprendido mas de los errores de los demás que de sus aciertos, lo que me hace dudar de la educación de la sociedad.

En segundo lugar he notado que la mayoría de las personas de las que he aprendido por sus errores eran, han sido, o siguen siendo idealistas. Lo que me hace dudar de mi idealismo.

En tercer lugar no puedo pasar por alto que esas personas que cometen errores de los que aprendo y son o fueron alguna vez idealistas, dejan de serlo cuando están en un momento de presión, verbigracia problemas de dinero, convirtiéndose entonces  en avaros o corruptos personajes, que luego intentan justificar su acción comparándose con las personas que, alguna vez, nunca quisieron ser. Lo que me hace dudar de las buenas intenciones.

Y ahora que me veo rodeado de tanto idealista sin vocación, me gustaría encontrar un camino, por tortuoso que fuera, para estar seguro que no terminaré como ellos.

3 comentarios:

Gabriel Cruz dijo...

Uuuuyy, es un camino difícil Aguijon, es muy cierto lo que dices (por lo menos me ha pasado a mi), se es muy idealista hasta que surge algo en lo que se puede ganar un poco de dinero, o que inconscientemente se incurre en un acto de corrupción, quizá no corrupción fuerte pero al final un poquillo de corrupción, entonces los valores se tambalean y ya no puede uno declararse totalmente idealista ¿qué hacer? esa es una buena pregunta :P
¡¡Saludos!!!...

Piantada dijo...

Uhmm.
A mi me ha tocado que el 99 por ciento de las personas qu entraron en mi carrera entraron con la bandera zurda en alzas... Diciendo yo jamas
HOy los ves dentro de los estamentos y no justamente luchando por defender la izquierda.

Que considero?, que sin ideales, no hay caminos. Pero los caminos nos llevan a movernos a veces fuera de los ideales (no quiere decir q no sabemos bien cuales son).

=)
Nadie es bueno o malo completamente.

Spawny dijo...

Te invitamos a leer El Asilo de la Tristeza, a que veas criticas, bromas, burlas, habladurias mamonas, y uno que otro pensamiento profundo y consejo util. Aqui esta la URL: http://alexanderstrauffon.blogspot.com

Saludos!!!