martes, 23 de noviembre de 2010

pilas, arrumes y montones

Desde pequeño he preferido el orden al desorden, en casa es fácil encontrar la cama tendida, los trastes limpios y todo en su lugar gracias a mi atenta labor (con algún margen para la imaginación). Debido a eso, hace unos años, una doctora (no diré la disciplina para que ustedes puedan apostar) dictaminó que padecía TOC, lease trastorno obsesivo compulsivo. Si al atento y agudo lector(a) no le suena el término pues debo felicitarlo(a) ya que no padece del asunto en cuestión, únicamente los afectado leemos acerca del tema (y las doctoras de la disciplina que sirve para apostar).

Si a pesar de todo les resulta inquietante, e incluso interesante el TOC, les recomiendo que vean la estupenda actuación (¿cuándo no?) de Jack Nicholson en la película Mejor imposible (As good as it gets), donde interpreta a un escritor con el trastorno en cuestión, aunque en una modalidad diferente a la mía. Adelanto que no es algo que me impida vivir normalmente, y que, según wikipedia, es la cuarta enfermedad en las sociedades desarolladas, ¿y me viene a dar a mí... en el tercer mundo? bah...

Mi caso se refleja en cierto orden (otros lo llaman rito) en que hago las cosas, y aunque de vez en cuando lo altero (principalmente cuando me enamoro) prefiero dejarlo así, excepto que haya algo mejor (no aplica al sexo ni a la música). También en mi relación con los números, por ejemplo el volumen del televisor debe tener determinados guarismos que sumen algo que a la larga se lo adjudico a la mística... pero eso es otro tema.

Cuando entro a mi estudio (que prefiero llamar taller) antes de trabajar arreglo los papeles, discos y casetes en pilas, arrumes o montones con un tácito: "lo que debo hacer" y al cabo de unas semanas me encuentro con que las pilas, arrumes o montones de "lo que debo hacer" han crecido como si hubiesen ingerido esteroides. Mu gustaría saber si la susodicha doctora (que nos sirve para apostar cual es su especialización) mantiene su dictamen y diagnóstico acerca del TOC que me afecta, pues la verdad yo creo que es un poco de falta de responsabilidad con un tanto de pereza... pero acepto que TOC suena mas chic.

2 comentarios:

Campanula dijo...

Todos sufrimos de algún TOC jajaja aunque en realidad yo soy mas neurótica ;)
un abrazo

(si averiguo la especialidad que me gano)

STAROSTA dijo...

Bienvenido a este mundillo del TOC
Yo tambien lo sufro y no se...a pesar de todo...a veces me parece muy kool o chimba (3 world) Tenerlo.

Mis numeros son 3,10,7 Estan por hay y en todas partes. Y si no estan, los obligo a estar!!!(Vease film el numero 23 de jim carrey)

En "mejor imposible" se trata el TOC pero se quedan cortos a veces en cuanto al "padecimiento"

Igual, es uno de mis films favoritos

UN SALUDO. NOS LEEMOS(QUIZAS)

STAROSTA
(UN PRODUCTO DE SU IMAGINACION)