lunes, 26 de diciembre de 2011

listas inversas de propósitos y deseos

Por estos días es habitual encontrarse con una enorme y variada cantidad de listas de propósitos y deseos para el año que viene, por supuesto no hay novedad en ello, excepto por un detalle, en menos de una semana arribará el tan cacareado 2012, con la mochila llena de las dudas y miedos tan cotidianos para la humanidad desde que tiene memoria.

Los que saben del tema dicen que un deseo se cumplirá sin lugar a dudas si la intención y la emoción con que sea concebido son lo suficientemente fuertes como para darle la chispa de vida necesaria. El asunto es que el mundo (como lo conocemos hasta ahora) se puede acabar en unos seis meses, o tal vez doce, ¿qué hacemos entonces si no hemos aprendido a mejorar la eficiencia de nuestras emociones e intenciones?

Propongo como solución las listas inversas de propósitos y deseos. Me explico, lo común es que la lista sea mas o menos así: voy a hacer ejercicio, voy a hacer dieta, voy a dejar de fumar, voy a dejar de mirar al marido de mi amiga, etc, todas situaciones que no van a cambiar porque el deseo y la intención son opuestos, así que lo mejor sería reescribir la lista de la siguiente (y honesta) manera: no voy a hacer ejercicio, no voy a hacer dieta, no voy a dejar de fumar, no voy a dejar de mirar al esposo de mi amiga (aunque con él si haría ejercicio ¡y de qué manera!), seguramente de ésta forma nuestros deseos se verán realizados, y si no es así el deseo del deseo sería cumplido, se gana de cualquier manera, ¿no es cierto?

Tal vez sea la última lista que se redacte si el mundo baja el telón, así que vale la pena arriesgarse.

lunes, 19 de diciembre de 2011

boli y la navidad

Aunque vivíamos en el mismo barrio conocí a Boli en el colegio, el era brillante y excéntrico, razón por la cual era atacado con la crueldad propia de los estudiantes de un colegio de curas, tal vez por esa misma razón nos entendimos bien.

Su inteligencia estaba muy por encima del promedio, siempre le estaré agradecido pues el hacía mis exámenes de cálculo (y yo le ayudaba con los de inglés) con una generosidad pasmosa. A pesar de tener un problema en la cadera que lo hacía cojear un poco, fue admitido en las fuerzas armadas, donde parece ser que hacen el mismo examen que hacían los nazis para asegurarse de la pureza de la raza, sin duda su habilidad para los números hizo que la institución de los barquitos de guerra hiciera caso omiso de su estilo al caminar y le permitiera el ingreso.

Dos años después se retiró pues no aguantó las jerarquías estúpidas y entró a estudiar ingeniería, ahí le perdí el rastro por un tiempo, lapso en el que el decidió aislarse del mundo conocido. Pasaron casi diez años cuando lo volví a ver, había cambiado mucho, incluso envejecido, me dijo que había llegado a pasar la noche en la calle, a pesar de tener familia, respeté su sabiduría de gato callejero, pero le recordé que prefería que durmiera en mi casa y no en la calle, sonrió y desde entonces pasaba la navidad en casa de mi madre, apreciaba el calor de hogar.

Hasta hace unos cuatro años acostumbraba aparecer en mi casa el día de navidad, hablábamos de filosofía (el es un lector empedernido) metafísica y cosas por el estilo, para ese momento vivía en habitaciones alquiladas, asistía a comedores comunitarios y vendía ropa de segunda mano, la vida seguía sin ayudarle a sonreír.

Desde entonces no lo veo en las calles del centro de la ciudad jugando partidas de ajedrez con los vendedores ambulantes, ahora que la navidad se ilumina no puedo evitar pensar en el y desear desde lo más profundo de mi corazón que esté sonriendo, sería un exabrupto decir ¡feliz navidad Boli!

lunes, 12 de diciembre de 2011

scrooge se retira al cuarto de atrás

Hace apenas un año publiqué "el noble espíritu de scrooge" y ahora la vida se regodea quitándose con elegancia el guante y abofeteándome dulcemente la cara, ya no puedo seguir siendo el aguafiestas que con tanta facilidad puedo interpretar, excepto (claro está), que decida disfrazarme del enano gruñón (el de blanca nieves) para jugar con mi hija.

Esta navidad es el comienzo de una nueva manera de ver estas fiestas, no pienso contradecir el texto citado, sigo pensando lo mismo, sin embargo no pasaré el día de navidad en el estudio o leyendo como acostumbraba, esta vez bailaré y cantaré con mi hija.

Es seguro que santa no se hará presente, pero si estarán helena la berenjena, gloria la zanahoria, el ajo espartajo, teresa la fresa, nano el banano, napoleón le pera y ñongo el mono lleno de cariñongo, que son los personajes que han ido apareciendo en nuestro mundo de fantasía. Así que el disfraz de scrooge será debidamente guardado no sin antes agradecerle los favores recibidos.

De cualquier manera pensaré en los niños que verán rotos sus sueños esta navidad, que es lo más cercano a una plegaria, aunque tal vez no sirva de nada.

domingo, 4 de diciembre de 2011

algo de egolatría y mercadeo del rocanrol

El negro burgundy (baterista de los atarbanes) se ha puesto a la tarea de organizar el archivo de la banda, y entre otras cosas están las entrevistas y apariciones (leves y fantasmagóricas) que hemos hecho en la radio, tengo claro que es un vil acto de egolatría :), pero aparte de mostrar un poco la música de la banda, quiero alentar el trabajo hecho por nuestro (de por si) muy perezoso pero sandunguero baterista. Recomiendo detener el molesto reproductor automático de nuestras magníficas creaciones que se encuentra a la derecha (arriba) del blog, antes de escuchar mi mel(odiosa) voz.

 los atarbanes en entrevistas y radio by los atarbanes

miércoles, 30 de noviembre de 2011

el regreso de las botas de gamuza azul

La lluvia se empecina, no es que sea terca, tan solo es perseverante, y eso me gusta, ¿pero botas de gamuza para ir en la motocicleta con semejante clima?, definitivamente si, aunque prefiero usar las marrones (tal vez porque aguantan mas tirones), las azules descansarán un poco, pero te advierto, cuando vuelvan a las calles no te atrevas a pisarlas... así es el rocanrol por estos lares, el azul nunca se va, tal por eso le dicen blues.

viernes, 25 de noviembre de 2011

los chaparrones grises de arrebol

Me gustan los días grises, la lluvia pertinaz que hace brillar las aceras de mi ciudad, mantener la frente en alto mientras las gotas acarician mi rostro, mientras la gente corre o se encoge creyendo que eso los va a proteger del líquido elemento ¿acaso hace daño mojarse un poco?. Me gusta llegar a casa y sentir el calor de hogar, quitarme la ropa húmeda, preparar un te de menta y saludar a mis plantas, mirar por la ventana y divisar la belleza lóbrega de una capital perdida.

lunes, 14 de noviembre de 2011

es inquietante y tácito

Las plantas han crecido, están radiantes y llenas de flores, hasta el momento el ejercicio de cuidarlas para saber si puedo mantener viva una relación va bien; poco a poco mis aptitudes en la cocina van mejorando, las compotas de frutas que le preparo salen bien al igual que las papillas, también he aprendido a hacer pasteles de naranja y compré una máquina que hace pan.

Lentamente voy aprendiendo las canciones de mi infancia y se las canto al piano, ella se entretiene (por fortuna) e incluso ríe, tanto ha sido el gusto que la próxima producción de los atarbanes serán esas tonadas que me acompañaban de niño.

Incluso estoy retomando el ejercicio, aunque el rechinar producido por el óxido y el traquetear de los huesos suenan como una burla a mi empeño, no me cabe duda que volveré al camino que dejé hace ya veinte años, no puedo permitir que mi hija no vea en mi a una persona que se esfuerza por mejorar, aunque no estoy esperando que lo diga, claro está, es un convenio tácito... conmigo mismo.

El año entrante comenzaré a estudiar una maestría, en fin, es inquietante darme cuenta lo quieto que estaba, lo que había dejado de lado aunque me gustaba, lo procrastinador  que he llegado a ser en la vida, y eso que mi hija tan solo tiene ocho meses, vaya energía que trae :)

viernes, 4 de noviembre de 2011

por estos días la tristeza

Es curioso como los seres humanos nos vemos afectados de manera similar aunque nos separen miles de kilómetros de distancia. Por estos días la mayoría de las publicaciones que sigo(porque han ido disminuyendo, ya no escriben tanto como antes) se han referido a la tristeza. De México a Chile pasando por Medellín, he visto torrentes de letras haciendo venias a la soledad, la incomprensión y el desasosiego.

También es curioso ver cómo las personas con las que comparto los espacios se han visto afectadas en una evidente baja de energía, y me incluyo, ¿acaso el medio ambiente nos envuelve en su letargo?, ¿conviene creer que ese letargo está hecho para que pensemos mejor las cosas?

domingo, 23 de octubre de 2011

no se va

Llegó el momento de la prisa (Sabina acierta otra vez) por partir. Siempre se está buscando algo, estamos incompletos.


Los más optimistas lo ven como un juego, un rompecabezas, donde antes de armarlo hay que encontrar las fichas. Los pesimistas lo vemos como un camino largo donde todos pasan mas rápido.


El castillo está ahí mismo, pero lo vemos sin vidrios en las ventanas y sin puertas.


Prisa por ver, por oír, por lanzar los dados al aire. Sí, otra vez un juego, el mundo cambia ante nuestros ojos constantemente, pero no todos se percatan.


Tal vez -solo tal vez- para completar el paisaje íntimo faltan los colores, "como un borrón en el paisaje de la multitud", otra vez Sabina.


Pero la ausencia es la única que no se va.


julio 17/ 97


La tarjeta de cartulina negra tiene delineado e intermitente un corazón gris, y abajo se lee "adopto tu ausencia", ahora vuelvo a leer lo que escribí hace catorce años, otra pieza azul del rompecabezas se ajusta en el juego.

martes, 11 de octubre de 2011

de la soledad y el aislamiento

No soy enemigo de la soledad, por el contrario, la aprecio, no temo estar conmigo, no me asusta ni me aburre; el silencio me ayuda a leer, pensar, meditar, escribir y hacer música, todas son costumbres que gusto de hacer solo, llega a ser tan extremo mi uso de la soledad que ni siquiera la madre de mi hija tiene idea de mi alter ego en la red y en la música, nunca ha sabido que soy el moscardón diesel y que ladro y toco la guitarra con los atarbanes, cuando vivía conmigo pensaba que yo pasaba tanto tiempo en el estudio porque le ponía cuernos con alguien vía internet...

A pesar de lo dicho nunca me he sentido solo, en ocasiones, cuando estoy abatido, me dejo llevar por la auto-conmiseración y quiero pensar que estoy solo y abandonado, pero de inmediato me corrijo pues siempre he tenido la fortuna de tener alguien que se preocupa por mi ¿a quién quiero engañar?; cuando le di la noticia a mi madre de que sería abuela, entre lágrimas de alegría me dijo que ya se podía ir un poco más tranquila de ésta vida, pues sabía que mi hija sería una compañía para alguien tan arisco y aullador de lunas como yo, solamente una madre puede tener tanta razón.

Así que no me siento solo, pero si aislado, la vida sigue siendo ese rompecabezas de mil fichas para formar una figura que es tan solo un plano de color azul profundo, pero no dudo que el consuelo de los abatidos comienza en silencio y soledad, el aislamiento me ayuda a concentrar y comienzo a vislumbrar un panorama esperanzador.

miércoles, 5 de octubre de 2011

¿qué hacer?

La vida como profesor es un reto interesante para mi, en lo profesional me interesa saber cuáles son las características de un buen profesor, el hecho de investigar temas en los que de otra manera no hubiera profundizado (aunque me interesen),  hablar frente a personas que esperan que digas la menor cantidad de estupideces por minuto, la pedagogía, la comunicación, el entretenimiento... en fin.

Cuando informé que tendría un nuevo trabajo (y de alguna manera una nueva profesión), muchas personas (hombres y mujeres) me felicitaron pues, según su entender, tendría muchas alumnas interesadas en mi, lo que veían como un valor agregado. Sin embargo siempre he detestado a los profesores que aprovechan de su situación para sacar ventaja de las alumnas, se que no es fácil, hace varios años que ejercí como profesor por corto tiempo y tengo claro cuando bellas niñas se sientan en la primera fila de clase y cruzan las piernas con intención, o cuando muerden el lápiz mientras sonríen y te lanzan "esa" mirada, o cuando te llaman sin razón... bueno ustedes ya saben de que hablo, a pesar de todo nunca he tenido relaciones extra clase con mis alumnas.

Tengo una alumna muy bella, que no cruza las piernas con intención ni muerde los lápices, que nunca me ha llamado al teléfono, pero que siempre tiene preguntas para mi al final de la clase, intuyo que hay una suerte de interés intelectual, pero mis alarmas se han encendido por alguna razón que no he podido dilucidar, hoy me contó acerca de un proyecto muy personal que quiere desarrollar y dijo la frase clave "no tengo idea de porqué te estoy contando esto", lo peor es que me parece un proyecto interesante ¿qué debo hacer?

miércoles, 28 de septiembre de 2011

ciegos sordomudos

Hace unos años fui testigo de algo que me conmovió, debía entrevistar a jóvenes que además de ser ciegos,  eran a la vez, sordomudos. Nunca había pensado en la posibilidad de contar con sólo dos sentidos para vivir la vida: el tacto y el olfato.

Obviamente tenían un "traductor" que se comunicaba con ellos con una suerte de alfabeto táctil, tocando sus manos, rostro, brazos y torso, intentaba hacerles llegar mi pregunta. La tarea no era nada fácil, cuando los muchachos no entendían emitían unos sonidos desarticulados que parecían  gemidos de dolor, se desesperaban. A pesar de mi conmoción tuve la oportunidad de recibir bellas respuestas que me conmovieron aun más.

Creo que quienes estamos tan seguros de contar con los cinco sentidos somos tan arrogantes con la materia percibida, que nos convertimos en discapacitados espirituales. Está claro que las madres desarrollan ese otro sentido con el que perciben a sus hijos, al fin y al cabo los llevaron en su vientre y eso es único, pero los hombres no son tan perceptivos.

No tengo duda que hay más sentidos que ayudan a descodificar mensajes fuera de las dimensiones de tiempo y espacio en las que nos desenvolvemos, hay quienes los desarrollan y su progreso espiritual es evidente. También hay quienes dicen haberlos desarrollado y cobran por eso, en ellos no creo mucho, pues considero que el avance es algo personal.

En conclusión, creo que la gran mayoría de nosotros somos discapacitados espirituales, y al igual que los ciegos sordomudos a quienes entrevisté, hay alguien intentando comunicarse con nosotros, me queda la esperanza de que nos sacudan fuerte, hasta despertarnos.

jueves, 15 de septiembre de 2011

las dulces rutinas para romper el círculo

Por estos días la rutina ha organizado mis días, a pesar de que la mayor parte de mi vida he sido dueño de mi tiempo, no está de más la repetición de ciertos actos a la misma hora, de momento (y debido a mi falta de costumbre) los empiezo a ver como rituales que no me aburren.

Por una parte están las clases en la universidad a las que poco a poco me voy acostumbrando, voy conociendo la vida de los alumnos y profesores y de alguna manera yo también empiezo a compartir una pequeña parte de sus vidas, lentamente dejo de ser el profesor nuevo... veremos que estaré pensando en un año.

De otra parte está el ver crecer a mi hija, ser testigo de ese proceso me tiene asombrado, no me quiero perder un segundo de sus risas sin dientes y su mirada profunda, cambiarle el pañal, bañarla, darle el biberón, la papilla, cantarle y salir al jardín se han convertido el los mejores momentos del día (además de ser deseados).

La música se ha visto un poco afectada, mi dedicación a ella se ha visto reducida a un par de horas (o menos) al día, aunque el entusiasmo se mantiene y para optimizar el tiempo estamos planeando con los atarbanes hacer unas grabaciones de algunas canciones de nuestra infancia, ya que ando en la tónica de padre.

Valga ésta entrada para romper la rutina de escribir acerca de la mala vida que pareciera que está llevando la comunidad de bloggers (por lo menos los que sigo, y me incluyo) desde hace un par de meses, han de ser las estrellas, o tal vez la proximidad del 2012, o tal vez las consecuencias de las decisiones tomadas, aun así hay que romper el círculo.

jueves, 8 de septiembre de 2011

de escoger seguiría siendo el lobo

en ocasiones, cuando la vida se dedica con gusto al deporte de abofetearme, me gusta pensar que estoy en un cuento infantil, rodeado de hansels, gretels y cruellas de vil, para intentar distanciarme de los personajes reales y poder vislumbrar una posible solución al acertijo... tal vez sea una solución infantil pero no me importa, al final se hace un poco divertida.

luego de morder y paladear las casitas hechas de azúcar percibo el dulce sabor del cianuro y pienso si lo ingiero para que me haga más fuerte, de cualquier manera no acabará conmigo, de la misma manera que no logró acabar con más de un reyezuelo debidamente entrenado en los menesteres de la traición, los puñales en la espalda y el veneno en cada postre, ahí va...

así que elijo ser el lobo no tan feroz y solitario que siempre he sido, (ya he sacado la carne de mi dieta, así que las abuelas pueden estar tranquilas) y dedicarme a dar paseos por mi pequeño bosque y dejar que la magia haga su parte... que hace tiempo lo estoy esperando.

lunes, 29 de agosto de 2011

desvarío de una oveja encarrilada

La exigencia personal ha sido una constante en mi vida, siempre he creído (y lo sigo creyendo) que con un poco más de esfuerzo puedo hacer mejor lo que me propongo; no está de más decir que eso trae consecuencias no del todo gratas, como altos niveles de crítica (personal y no tan personal), y algunos daños colaterales que tan sólo quien conviva conmigo puede ver claramente, en fin siempre quedan cicatrices.

Cuando entré a la universidad esperaba altas cuotas de disciplina y esfuerzo, ataques constantes a mi capacidad intelectual, además de sangre, sudor y lágrimas durante el proceso, pero a cambio encontré altos niveles de mediocridad, ego desbordado, y muchas vistas gordas y miopes. La respuesta fue el desinterés y la frustración por la carrera que había elegido como fuente de mi prometedor futuro, y me dediqué a tocar rocanrol sin vestirme de cuero ni taches. Luego de un año de devaneos con la música, el mercadeo y la publicidad, decidí regresar a terminar lo que había dejado comenzado, pues no toleraba dejarlo a medias, a pesar de todo.

Casi dos décadas después regreso a la misma alma mater como profesor (declaro que no tengo la vocación de maestro) dejando que el destino me juegue una broma macabra, pues siempre critiqué a mis educadores universitarios como mediocres que nunca consiguieron el éxito en la vida profesional, razón por la cual eran catedráticos y no profesionales a carta cabal. A mi favor debo mencionar que mi experiencia laboral fue decisiva para conseguir el trabajo, aun así me preocupa lo que dice el refrán "la lengua es larga y azota el culo", por lo tanto el reto que se presenta a mi disciplina y exigencia hace que la oveja (de noche todas las ovejas son pardas) descarriada vuelva al redil, pero aullando, solo por incordiar, eso si con toda la humildad de la que es capaz un buen lobezno dispuesto a cambiar el rumbo de su destino, a ver si termina (de una vez por todas) con tanta broma macabra.


martes, 23 de agosto de 2011

julio 15/97

Una entrada de mi cuaderno hace catorce años:

El temor a terminar siendo una imitación, de no existir por tal motivo, por más tiempo del que uno mismo pueda generar una razón de ser.


Se siente como gusanos que suben por el estómago devorando a su paso el tiempo, la pasión, el deseo.


Tener la esperanza de que el deseo renazca a diario, lleva al temor de que no sea de esa manera. ¿Vale la pena luchar? Por lo menos es mejor que no hacerlo.

lunes, 15 de agosto de 2011

de la economía mundial en mi vida

Los países con dinero del planeta llevan ya un par de años preocupados por la caída de las bolsas, hace un par de semanas Italia y Francia dieron parte de dolor en la billetera y la alharaca no ha dejado de sonar cual sonajero de bebé inquieto. Hay quienes dicen que los bancos se van a quebrar en mil pedacitos que no vale la pena recoger del suelo, otros se lo atribuyen a los mayas y el 2012 (claro, para los millonarios eso es el fin del mundo conocido), lo que tengo claro es que el asunto hará historia... y me tiene sin cuidado.

Poco o nada entiendo de economía, excepto que no tengo tanto dinero como los Rothschild, que mis activos se reducen a mis guitarras y que debo encontrar la manera de darle la mejor vida posible a mi hija, que vivo en un país con altos índices de pobreza y violencia, que las oportunidades son pocas, que los años se forman en montones frente a mis ojos y que mi espalda sangra adornada con varios puñales puestos ahí por personas que recibieron mi afecto y confianza. ¿Les suena conocida la historia?

Quienes somos latinoamericanos sabemos bien como sobrevivir con lo que en otras latitudes sería considerado como migajas ¿para qué carajos me sirve la economía entonces? Las inversiones que tengo reposan en mis sueños (tamaño tarado, dirán ustedes) que por fortuna no han sido secuestrados por el miedo a perder mis pocas pertenencias.

Siempre preferiré un atardecer arrebolado tomando té junto a mi hija que masticar billetes, al fin y al cabo en  el tiempo que lleva suspirar todo se puede ir a la mierda, excepto el amor.

lunes, 8 de agosto de 2011

un salón vacío en buenos aires

Decir que Buenos Aires es una ciudad encantadora es un pleonasmo, la caminé lo más que pude, de la misma manera hipnotizadora que se hace el amor las primeras veces, hice mi mejor esfuerzo por probarla palmo a palmo, excepto claro está, los barrios de alcurnia, que dejé de lado pues no me apetecían de la misma manera que las calles descritas por los tangos.

Sin embargo tampoco encontré esas calles, aunque bello, caminito me pareció postizo, y no logré sentirme malevo como me lo pedía la imaginación, casi lo consigo en el puerto de la boca, de haber besado una boca de carmín en el puerto, la historia sería diferente.

No es que buscara los Buenos Aires de hace cien años, tan tontito no llego a ser, quería encontrar la ciudad del porteño, no del turista. Por fortuna, gracias a un amigo, di con una música rubia de ascendencia polaca que fue la cómplice de nuestro capricho de ver bailar tango a la vieja usanza, no el acrobático de mallas que se ve por la calle (que no me molesta en lo absoluto, dicho sea de paso).

Nos advirtió que el barrio no sería el mejor (lo que me dio buena espina), y con suma delicadeza nos pidió que no actuáramos como turistas pues era un lugar donde los porteños preferían estar a solas, eso no se lo pudimos asegurar pero prometimos mantener la boca cerrada.

Llegamos a eso de las nueve de la noche, un lunes, pues el ritual se celebra semanalmente, la pista era de un tamaño generoso, alrededor las mesas vestidas con mesura acogían a un público que yo encontré muy similar al de los transeúntes, excepto (debo aclarar) por la belleza de las mujeres que lentamente y con gracia cambiaban sus zapatos de calle por los de bailar tango, no niego que me di un estupendo festín fetichista al ver pies tantos pies delicados y desnudos calzando esos tacones altos, una vez se ponían de pie comenzaba la magia, ya no eran las mismas mujeres que había visto unos segundos antes, ahora eran fieras de una belleza que paralizaba, sentí temor y de alguna manera sentí que comprendía a los malevos de antaño, no es una situación fácil intentar conquistar a estas mujeres.

Y durante unas horas las vimos bailar, y nos enamoramos secretamente de sus miradas, de su pelo, de sus manos. En uno de los descansos entre canción y canción, ella pasó por cada mesa dejando una hoja con sus poemas, tendría unos sesenta años y no bailaba, le di el poco dinero que pidió por esa hoja que hoy encontré por casualidad entre mi desorden de papeles.

Esa noche quedé inquieto ante tantas emociones que ahora parecen lejanas. Tal vez ella baila únicamente cuando el salón está vacío.

miércoles, 3 de agosto de 2011

y que al final me escupa el mar

Hay situaciones en la vida, por absurdas e injustas que puedan parecer, en las que debes entender que no estás al mando, y el ego se agita intentando imponerse, pero no es la solución, en esas ocasiones debes entender que no eres pusilánime por quedarte inmóvil pues la lucha no te dejará vivo.

Un amigo surfista me dijo hace mucho tiempo que cuando una gran ola (recuerdo que en ese momento dijo tsunami, pero imagino que no será como los de japón o indonesia) lo derribaba de su tabla él recomendaba no luchar contra el mar, ni siquiera intentaba nadar, pues hacerlo lo podría llevar al fondo, tan sólo mantenía la calma y administraba el poco aire que había en sus pulmones, esperando que el mar finalmente lo escupiera a la superficie.

Por éstos días no ando de ánimo para luchar contra las enormes olas que sacuden mi existencia (por fortuna existen las sirenas de los chats que me han cantado tranquilizándome), e intento poner en práctica el consejo de mi amigo de infancia y en lugar de hacer olas he decidido esperar hasta que al final me escupa el mar, espero que sea cerca de alguna costa

martes, 26 de julio de 2011

la respuesta es más democracia

Ya he dicho en repetidas ocasiones que para mi la vida es un juego de adivinanzas, pero ¿funciona igual cuando  es la sociedad la que debe tomar las decisiones?. La idea de que la sociedad funcione como un solo ente holístico me parece acertada, pues es una solución resultado de la observación de la naturaleza, no del raciocinio humano, tan egoísta y proclive al error.

Los hechos sucedidos en Oslo y la isla de Utoya el viernes pasado, me hacen comparar la situación, si pienso que desde hace un tiempo me llaman la atención los países escandinavos por su avance y alta calidad de vida, en relación a mi país que se desangra lentamente, veo en Noruega a un país con una larga existencia (no precisamente los 200 años del mío, lo que nos convierte en unos niños frente a los noruegos) en la que han pasado por la violencia propia de la adolescencia hasta llegar a lo que son hoy en día.

El protagonista de la masacre es un joven que pareciera haber salido de la edad media, (debo dejar en claro que en ese momento la humanidad pensaba de tal manera que tal vez lo hubiese convertido en héroe), y dice no sentir culpa por el desastre que cometió. El país está atónito ante la situación, el mundo está atónito porque sucedió nada menos que en Noruega (¿qué podemos esperar entonces de nuestros países?).

No pienso juzgar al asesino ni al país, tan sólo me queda muy claro que los seres humanos somos muy torpes a pesar de la educación y ventajas que suponemos tener frente a otros que no las tienen. Me queda en la memoria el comentario que hizo un alto representante del país (lo traigo de la memoria, no es una cita) ante la situación no vamos a responder con ingenuidad, lo haremos con más democracia, bella respuesta.

miércoles, 20 de julio de 2011

el regreso de la diva

Esta vez no pasaron diez años para volverla a ver, hace tan tan solo dos escribía de ella, ayer nos vimos y fue como soltar el botón de pausa en un control remoto, todo seguía como si nos hubiésemos dejado de ver por un par de días.

Nos pusimos al tanto de nuestras vidas con la habitual honestidad brutal que nos caracteriza, y decidimos caminar por mi destrozada ciudad al coctel a donde había sido invitado, y aprovechando mi nueva soltería ¿qué mejor que ir con mi mejor amiga, la diva?).

Todo fue como veinte años atrás cuando nos conocimos, apenas dejando el portal de mi edifico, José (un amigo habitante de la calle), me preguntó quién era ella pues parecía una barbie, una amiga -respondí- aunque tiene cara de cansancio, comentario que me agradeció con un -no ha dejado de ser un hideputa, por fortuna, lleva dos años sin verme y es lo mejor que me dice- mientras sonreía. Sin duda el ser morena, espigada, llevar botas sin medias hasta la rodilla y la falda por encima de la misma han causado (y lo seguirán haciendo) estragos en Bogotá y en París (donde vive).

En el coctel nos divertimos de lo lindo, ella cazando con la mirada a los meseros, consiguiendo que nunca dejaran vacío su vaso de whisky, mientras cientos de fulanos que pasaban por su lado no dejaban de mirarla (tristes donjuanes sin vocación) e incluso saludarla, creyendo que ella caería en tan simple trampa; yo por mi parte me distraía con uno de mis juegos favoritos, coquetear con la mirada y (gracias a Dios) ser correspondido.

Ella me daba ánimos con mi flirteo, mientras criticábamos la moda, el mal gusto y la arrogancia de los colombianos arribistas, ella estaba decepcionada porque no había hombres guapos entre el personal, excepto yo (claro está), pero nunca nos hemos fijado en el otro de esa manera, no hemos tenido sexo, ni siquiera besos  apasionados, de hecho nos saludamos levantando un poco la quijada como gángsters de película.

La sorpresa llegó cuando una hermosa mujer (debería decir niña, pues no creo que superara los 17 años) me mantuvo la mirada e incluso esbozó una sonrisa perfecta, la diva se volteó y mirándome a los ojos me dijo que si perdía esa oportunidad era un tarado... y fui un tarado, alegué a mi favor que la distancia de edades era demasiada y yo siempre seré un caballero, a pesar de que midiera 1.80, tuviera unas piernas perfectas como columnas griegas que sostenían un templo perfecto, unos ojos demoledores y una sonrisa arrasadora. Sigue siendo un caballero... y un tarado -espetó con dulzura de madre-.

La diva está en la casa damas y caballeros.

martes, 12 de julio de 2011

la noche de san juan

Me pregunto qué está pasando, o si soy el único que lo nota, pero me parece que el universo de los blogs  no está en expansión, sino todo lo contrario, se me antoja que en los últimos meses la publicación ha disminuido drásticamente, ya no es tan sencillo encontrarme con los pensamientos, anécdotas, poemas y letras de quienes considero mis amigos, y confieso que me hace falta.

Espero que no hayan huido para hacer parte de los 140 caracteres tiranos del twitter, que nos ha dejado en medio de una cacofonía non grata, en mi humilde opinión, a veces conviene ser reposado.

Se me ocurre que la noche de San Juan ha hecho de las suyas por más tiempo de lo normal, en mi vida se han visto las consecuencias, espero que no sea así con los demás, tal vez las ocupaciones claman su tiempo y dedicación, tal vez el tedio los separe del teclado, tal vez yo esté equivocado.

lunes, 4 de julio de 2011

el pactolo y la alquimia del espíritu

El hombre, específicamente el hombre (no la mujer), ha intentado por centurias convertir en oro los metales menos nobles, sin conseguirlo; por éstos días ha encontrado una solución más sencilla que es emitir billetes sin ningún valor y reventar la bolsa, pero ese es otro tema.

En esa búsqueda casi muere de hambre el único ser humano que podía convertir en oro todo lo que su mano alcanzaba, Midas comete el gran error de ser avaro, y más aun cuando le pide al más borracho de los dioses, Dionisio, para que le otorgue el preciado poder. Poco tiempo después y para no morir, Midas tuvo que bañarse en el río Pactolo purificando así su error.

En mi opinión, la alquimia se refiere al cambio y ennoblecimiento del alma (para así ser digna del espíritu), por eso vivimos en éste laberinto diseñado por nosotros mismos que llamamos vida (¿Pactolo?), golpe a golpe vamos aprendiendo y si cambiamos de corazón, nuestra aura se vuelve más luminosa sin romper el cordón de plata y conseguir la tan ansiada transmutación, no de cualquier metal en oro, sino de torpes almas en nobles espíritus.

Sin embargo el asunto es largo.

martes, 14 de junio de 2011

El movimiento de las alas (1997)

Mi espíritu es como la marea. Su inconstancia me agobia. No lo consigo, siempre termino vencido. Parece que siempre anduviese sobre los mismos pasos; huellas que no quiero dejar borrar. Es absurdo pensar en avanzar, no se puede avanzar cuando sólo se levantan los pies simulando caminar.

Lo interesante de la repetición, es que cada vez es mejor. Las olas se repiten hasta ser inmensas (aunque siempre mueren en la playa), eso es avanzar. ¿Vale la pena?

A veces todo es un circulo, y se avanza para llegar donde comenzó, ¿cómo hacer para romperlo?. Angulos como cuchillos que revientan un globo. Ser radical es difícil, implica una gran disciplina. Una gran voluntad. Implica ser capaz. Implica avanzar, o por lo menos arriesgarse: el riesgo es la fe.

Es una canica que rueda, sin saber si hay calles, paredes o alcantarillas en su camino. Creo que voy por una alcantarilla, y veo un poco de luz cada tantos metros a través de una rejilla, ¿castigo o recompensa?

Rodar, romper el circulo y formar una espiral. No importa si es hacia arriba o hacia abajo. Es igual. El todo está en romper el circulo.

Al agitar las alas, al repetir su movimiento, se consigue volar, para salir de aquí, para arriesgarse a demostrar que se puede romper el circulo para merecer el avance. Es cuestión de merecerlo. Es cuestión de esfuerzo; de esfuerzo grato, esperado, tal vez sin recompensa... pero eso qué importa. ¿Hay una mejor idea?, ¿hay algo mejor que hacer?, tal vez, pero aun no es tiempo.

Julio 13 de 1997

martes, 7 de junio de 2011

alguien mas entre el público

Los últimos tres meses han sido los primeros del resto de mi vida, el cambio ha sido evidente y glorioso, incluso he tenido la oportunidad de volver a mi infancia y re-visitarla (como diría el buen Dylan), aquel niño que se sentaba por horas a escuchar discos infantiles ha regresado.

¿La razón? R. mi hija. Ante mi inexperiencia como padre he recurrido a mis gustos como niño, el resultado no puede ser mejor, ante mis cantos, muecas y bailes me premian con sonrisas sin dientes... no hay nada mejor.

Ahora me siento al piano para aprender esas canciones que hacían de mi infancia un baile, para así tenerlas aprendidas cuando R. las pueda cantar conmigo. También estoy recordando cómo dibujar conejos, tigres, elefantes, leones y ballenas, ya pintaremos las paredes como es debido, con crayolas.

Por éstos días hay alguien más entre el público, además del gato.

miércoles, 1 de junio de 2011

de la arrogancia deportiva ¿existen medallas de plata?

El sábado pasé la tarde en casa de unos amigos, la idea era almorzar y charlar un rato, sin embargo todo cambió cuando Víctor (el chef) solicitó un televisor para ver la final de la copa europea de fútbol, ya no recuerdo los nombres de los equipos en cuestión (de cualquier manera a nadie le va a importar en poco tiempo), tan solo que el partido (o lo que vi de el) no me pareció una exposición de gran fútbol, controversias aparte.

La parte interesante y dramática surgió cuando a los subcampeones (ingleses, si mal no recuerdo) les impusieron las medallas de plata y yo, que no había comentado en demasía, dije tranquilamente: "una medalla de plata no se exhibe, se quita", acto seguido los futbolistas se quitaron la presea de plata recién impuesta, hicieron mala cara y se largaron, sonreí levemente por la comprensión del acto, pero las cinco personas restantes que observaban el evento se sintieron ofendidas, reclamando por la mala actitud de los deportistas.

Intenté exponer mi punto de vista, pues yo no encontraba demasiada grosería en la situación; en este momento debo recordar que fui deportista de competencia por diez años de mi vida, desde los siete a los diez y ocho años, y siempre que ganaba medallas me las quitaba recién bajaba del podio, no importaba si eran de oro (¡simulación claro está!), plata o bronce, de cierta manera me avergonzaba verme como un árbol de navidad, y era una reacción común entre los competidores, pues parece que las medallas daban más orgullo a los padres que a nosotros.

Volviendo al almuerzo del sábado me encontré con que los pasivos espectadores seguían ofendidos e incluso molestos con mi explicación de la actitud de los ingleses, no aceptaron que nadie quiere ser subcampeón, incluso los hinchas del equipo perdedor se habían retirado del lugar sin haber terminado la ceremonia, aun así seguían discutiendo mi deportivo punto de vista.

Para finalizar tamaña tontería, decidí zanjar la cuestión haciendo una pregunta fundamental -¿cuántos de ustedes han competido en un escenario deportivo atestado de gente por alguna vez en la vida?- como lo supuse, la respuesta fue el silencio del personal, ante lo que terminé diciendo -los que sí hemos sudado en una competencia, después de meses de sacrificio, sabemos que sólo existen las medallas de oro, las demás son para perdedores, no es de talante deportivo querer la plata, siempre el oro, por absurdo que parezca-, acto seguido cambiaron el tema y apagaron el televisor.

martes, 24 de mayo de 2011

experiencias pedagógicas

Nunca he creído que sea un buen profesor universitario, las veces que me he puesto esa etiqueta ha sido mas por necesidad que por vocación, no quiero decir que no lo haga correctamente, mas bien no me queda el papel, pues en mi opinión antes de enseñar hay que caminar mucho para tener algo que decir y no terminar siendo un arrogante y papanatas que no sabe de lo que habla.

Las experiencias que he tenido en el asunto no son desdeñables, termino aprendiendo mucho de las inquietudes de los alumnos (más de lo que ellos pueden imaginar) que terminan siendo un cable a tierra para permitirme sobrellevar la cacareada brecha generacional. Debo confesar que a pesar de haber sido atacado a mansalva con cruces de piernas lentos y exquisitos, guiños de ojos secretos y miradas que incluyen una ceja formando un arco protector, nunca he tenido algún tipo de relación extracurricular con las estudiantes que tienen a bien hacerme temblar, tengo mucho de los caballeros de antaño y no me parece que el salón de clase sea un lugar equitativo para los lances de la coquetería, un profesor se convierte en un trofeo y no es de mi gusto encontrar mi cabeza en las paredes de las cazadoras.

A pesar de lo anterior decidí buscar un trabajo estable, ya tengo una hija y no puedo seguir aventurando con el dinero y el tiempo, así que ahora soy profesor de mi alma mater, en la misma carrera donde me deformé, dando como resultado buena parte de lo que ahora soy. Por el momento me preparo para el mes de agosto cuando comienzan las clases, ya les contaré como avanza el asunto, de cualquier manera acepto consejos.

martes, 17 de mayo de 2011

aunque ya lo dejé

Si analizo la frase de cajón "sexo, drogas y rocanrol" debo confesar que las drogas nunca han sido mi tema, no he inhalado más que aire por mi chancha nariz (eso si, contaminado y lleno de smog...¡malo tendrá que ser!), tampoco drogas químicas, el éxtasis lo encuentro más fácilmente en el sexo y la música que en pastillas azules con forma de pato Donald, el licor me duerme luego de la segunda copa, y si no tiene buen sabor ni me acerco, no bebo para marearme o desinhibirme, prefiero seguir siendo reservado, aunque de vez en cuando un jack no viene mal, sobretodo en una sesión de grabación de voces para los atarbanes (una botella dura eternidades).

Si tuviese que confesar mis hábitos excesivos, no dudaría en hablar del sexo y el dulce, el azúcar hace estragos en mi, es más fácil verme con una pistola de plástico atracando una dulcería que una licorería, de eso no hay duda. En cuanto al sexo, sobran las explicaciones, es aún mas dulce que el azúcar morena que brilla en los labios de las mujeres... en fin.

Por fetiche aprendí a fumar, yo con mi vocecita dulzona quería cantar como los grandes del blues, y para eso están el bourbon y el cigarrillo, comencé con el lucky strike, sin filtro claro está (fumar con filtro es una contradicción), me gustaba hacer el protocolo gángster y pasarlos bajo mi nariz antes de incendiarlos para sentir su aroma achocolatado, por desgracia los dejaron de producir, ahora (¡¿por salud?!) todos vienen con filtro.

También acostumbraba el mejor tabaco rubio colombiano sin filtro, pielroja es la marca, el empaque es blando (como los fátima que aparecen en las novelas de Hammet), y el resultado se puede notar en las canciones que he grabado (las desafinaciones son mías, no las produce el tabaco), y aunque es evidente que no me acerco en lo más mínimo a mis héroes del blues de los cuarentas, el resultado no me disgusta del todo.

Ya no fumo un rompepechos cada tarde viendo los arreboles con un café sin azúcar (si, el café sin azúcar, a pesar de todo), mucho menos con mi hija a bordo, es cuestión de ejemplo, mucho menos ahora que planeamos hacer unas grabaciones de canciones infantiles con el estilo de los atarbanes, sin embargo aunque lo dejé en ciertas ocasiones lo extraño.

martes, 10 de mayo de 2011

descarga "tinnitus"


Espero no incomodar con el presente anuncio, sin embargo es mi obligación hacerlo. Debido a que éste blog  tiene más visitas que el de "los atarbanes", los demás integrantes del grupo (el bajafidelidad y el negro burgundy) me han pedido que publique el vínculo para descargar gratuitamente "tinnitus" nuestra más reciente producción, sin más que decir, y ofreciendo disculpas por el comercial.

Aquí puedes descargar "tinnitus" y toda nuestra discografía (es gratis):

http://www.mediafire.com/?sharekey=ae45a84ae9d9a82907258ee67c679e4afc425249868fef4b5621d66e282a0ee8

lunes, 2 de mayo de 2011

mañas conocidas

Es curiosa la emoción que suscita la noticia de la desaparición de Osama Bin Laden, imagino qué tan parecido fue el efecto con Hitler o Stalin, ¿es posible creer que ahora el mundo será mejor?.

 Debo declarar que nunca he estado de acuerdo con los actos de estas personas, sin embargo no puedo llegar a aborrecerlas, me generan lástima porque sus acciones motivadas por el odio obtuvieron las justas consecuencias, sin embargo no puedo dejar de pensar en George Bush, pues en mi mente él ha cometido actos tan  malvados como los de ellos pero encubierto por el manto de la democracia y la supuesta justicia, sin embargo en éste preciso momento debe estar en un asado ingiriendo una de sus miles de vacas alimentadas por el pasto de monsanto y brindando por la muerte su archienemigo, del supervillano de película de alto presupuesto que, según el, motivó sus loables acciones.

Valoro la ingenuidad, razón por la cual no acepto que la pongan al nivel de la estupidez, ¿en serio creen que ahora el mundo será mejor?. De momento seguiremos viendo el acelerado cambio climático, la pobreza de espíritu y la miseria en la humanidad (más no en el planeta) ¿la partida de Osama cambiará eso?, aunque suene cursi sigo convencido de que somos facilistas y no aceptamos que todos tenemos que ver con todo lo que pasa, ya sea porque hagamos o dejemos de hacer, son nuestras mañas conocidas que difícilmente aceptamos.

miércoles, 27 de abril de 2011

es difícil

Es difícil levantarse nuevamente, luego de saber de memoria el sabor de la lona del tan pisoteado cuadrilátero, hace tiempo que perdí los guantes entre tu ropa interior, pero de tu interior brotan las palabras como puñetazos de gañán borracho en la esquina de tus labios, mi guardia seguirá baja.

lunes, 18 de abril de 2011

el sueño que ya no tengo

El sueño escapa, asincrónico y travieso, los párpados no entienden porqué y se hacen pesados una vez más, entre tanto divago intentando levitar, pero hay un embotellamiento en el camino del medio y no alcanzo la concentración adecuada, el zen en el tercer mundo latinoamericano es un disparate que tarugos como yo perseguimos sin éxito, olvidando que hemos cambiado las inmaculadas alas angelicales por las turbias y transparentes de las moscas insolentes y olvidadizas; luego de rondar un poco encuentro sosiego en los aullidos del indio y su bingo fuel perfumando la tempestad, el sueño regresa y acaricia mi melena, recordándome que mis mejillas no son como antes y que el fuego en la mirada se apaga, obligándome a reaccionar y recuerdo el sueño que ya no tengo.

miércoles, 6 de abril de 2011

respuestas entre venus y marte


Respondo tarde y mal al cuestionario compartido por la guapísima Diana, dueña de entre venus y marte, un estupendo blog.




¿Cuántas preguntas puedes contestar inteligentemente?
Tendría que empezar por confirmar si la pregunta es inteligente, de ahí en más me vería intimidado, tanto como para decir cualquier tontería.

¿Una duda?
Las dudas mutan continuamente, a veces son bellas con liguero y mallas y en otras ocasiones me hacen pensar en dejar de dudar.

Una certeza
No encuentro mas certeza que en el espíritu.

Un color
El de los atardeceres arrebolados.

Un deseo
Los deseos al igual que las dudas mutan constantemente (tal vez estén relacionados), van desde el bien de la humanidad (como contestaría una reina de belleza), pasando por ser millonario, transitando por las bellezas de pieles tersas y labios mordelones; sin embargo lo que más deseo es ser un buen padre.

Una virtud
La honestidad me ha dado varios besos.

Una frase
"No es que yo sea muy duro, es que tu eres muy blanda"

Un sueño
Una casa perfecta, en el lugar perfecto.

Un defecto
La honestidad me da bofetones constantes.

¿Qué significado tiene para ti una hoja en blanco?
Confieso que el olor del papel es uno de mis preferidos, entrar a una papelería es motivo de satisfacción; una hoja en blanco es un fetiche que puedes oler, besar, desear, pintar, garabatear, arrugar, e incluso dejarla inmaculada.

¿Escribes por necesidad o por afición?
Escribir es una necesidad, me tranquiliza, me ayuda a pensar mejor (eso creo).

¿Pones música en tu Blog?
Al ser un descarado ladrador en una banda de rocanrol, me pareció buena idea montar la música que tengo a bien cantar, aunque en ocasiones me preocupa ser motivo de incordia, pues a la gente puede no gustarle que un moscardón atarbán como yo comienze a cantar sin pedir permiso, sin embargo me arriesgo, a ver si por casualidad mi música gusta y la oyen millones de personas que por ende me harían millonario y así podría comprar la casa perfecta en el lugar perfecto, con atardeceres arrebolados junto a mi hija.

¿Eres una persona sentimental?
En exceso, razón por la cual mi acupunturista me recomendó usar un parche en el ojo izquierdo, para activar el lado izquierdo del cerebro y así poder ser mas lógico y racional (¿0_o?). 

Una pregunta
¿Salimos ésta noche?

Si desearas algo, ¿qué pedirías?
Un rato contigo.

Cuando escribes ¿qué sientes?
Siento emoción, velocidad, excitación.

¿Eres creyente?
Procuro alimentar el espíritu, pero sin religiones efervescentes.

¿Si no fueras creyente, en qué creerías?
En el dinero, la fama y el poder. (no puedo evitar soltar una carcajada)

¿Qué esperas de la vida?
Creo que ella me está esperando... en tacones altos, liguero y labios carmesí, pero yo estoy atascado en un embotellamiento, mirando el reloj todo el tiempo.

Tienes un Blog, ¿por qué?
Imagino que por ególatra, pues escribo cuanta tontería se me ocurre creyendo que me van a leer, y además tengo la osadía de poner mi música en el blog (¡qué petardo!).

¿Crees que eres una persona a la que se reconoce tu valía?
La verdad siempre quiero que me paguen mas por lo que hago.

¿Qué le pedirías a la vida?
La vida es sorda si tu no haces algo por ti mismo

sábado, 2 de abril de 2011

el río del olvido

Cada vez me convenzo mas de que la vida es un juego similar a un laberinto hecho de árboles (como en el resplandor) al que se entra con los ojos vendados; a veces frío, a veces caliente, a veces sientes el sol en la frente y  confías en la luz, a veces oyes a los búhos y sientes temor. Las ramas de los árboles te rasguñan o acarician (depende de cómo lo tomes), puedes encontrar un lugar placentero y quedarte ahí creyendo que es lo ideal y te adormeces creyendo que has llegado triunfante al final, pero puede faltar un gran trecho en el camino.

Algunos escogen el mismo laberinto y chocas con ellos por los angostos pasajes, cuando corres con suerte te encuentras de frente a una guapa mujer que camina con los brazos levantados (cual sonámbula) y terminas en un dulce abrazo, y si tienes aún más suerte el abrazo se extiende a un momento de amor en un garaje, (es mejor no confundir esos encuentros con amor), sin embargo también te encontrarás con personajes que vayan en pie de guerra con los puños en alto (consecuencias del temor).

Alguna vez me dijeron que al momento de iniciar una nueva encarnación cruzamos el río del olvido y entramos en esta especie de sueño que es la vida, olvidando lo que habíamos sido en anteriores vidas, pero con la ventaja de recordar lo aprendido (¿el talento?), para no estar comenzando eternamente sin la posibilidad de un final. Incluso me dijeron que la suave hendidura que tenemos en el medio del labio superior (y en ocasiones la barbilla partida) es consecuencia de un ángel que pone su dedo en señal de silencio (el río del olvido) para comenzar una nueva etapa del juego.

La vida es un juego de la conciencia, es la conclusión que encuentro en este punto del laberinto.

viernes, 25 de marzo de 2011

ella tenía un lunar en la frente

Recuerdo claramente la primera vez que he visto a las mujeres que han hecho parte de mi vida, mi memoria trae a colación cómo estaban vestidas y peinadas, incluso la mirada y sonrisa que traían puestas ese día, pero con ella no fue así. Corría con prontitud febrero de 1990, yo llevaba un año en la universidad y ella apenas llegaba, por fortuna, a una carrera donde por alguna extraña razón no había mujeres bellas. Me dejó atónito desde el primer momento en que la vi, siempre he creído que fue mutuo, nunca pude cruzar una palabra con ella, me dejaba literalmente mudo, mis amigos se burlaban de mi actitud, alguna vez uno de ellos, creyendo que me ayudaba, pues el gusto mutuo se percibía, me arrastró para que le hablara y lo único que torpemente pude espetar fue "perdóname ti" tras lo cual quedé de nuevo mudo y muy avergonzado. Pasaron los años y sólo nos mirábamos, creo que a ella le gustaba mi timidez mas que yo, la vi cambiar, su novio siempre me veía con ojos de navaja, él le enseñó la cocaína, cuando lo supe entristecí. Años después nos volvimos a encontrar en una cafetería de lujo donde mi novia de ese entonces era mesera, estaba con otro novio, lloraba y discutía con el, cuando me vio sonrió un poco y me siguió con la mirada mientras yo ,congelado, bajaba la mía, no cruzamos palabra. No la he visto nunca más, hace un par de años me enteré por la amiga de una amiga, que había recorrido el mundo y ahora daba clases de yoga, dejando de lado la carrera. Hace poco pasé por el frente de la que fue su casa cuando fuimos estudiantes, detuve mi motocicleta por un momento y la memoria de las emociones volvió, pero un poco mas triste. Recuerdo que ella tenía un lunar en la frente.

martes, 22 de marzo de 2011

"el tambor del revólver"


La nueva canción de los atarbanes:




EL TAMBOR DEL REVÓLVER






hay que correr después del golpe
vas a esconder todos los fierros
sabes fundir balas marcadas
tu no eres mas que un lava perros


vives de ahogar llanto de otros
y simular sonrisas rotas
puedes vivir quitando aire
y sumergir tus sueños rotos


el tambor del revólver vuelve a girar
como una ruleta y no va a parar
tiemblas en la noche al recordar
ojos que suplican no llorarás


tu siempre vas tan camuflado
nadie te ve cuando le hablas
obedecer sin pensar nada
otros secuaz más del ganado


y nada importa mas que el dinero
tiene poder el tuerto y ciego
saber perder no está en tu juego
tu no eres mas que un lavaperros



más info atarbana:
pueden seguirnos en twitter como:http://twitter.com/losatarbanes
descarga nuestra música y síguenos en facebook:http://www.facebook.com/pages/los-atarbanes/98050703089?v=app_72880082540

lunes, 14 de marzo de 2011

vuelvo a comenzar: tabula rasa

No tengo un método específico para escribir canciones, aunque siempre tengo a mano una libreta de apuntes, la mayoría de las veces esos versos nunca terminan siendo parte de las canciones, en su lugar quedan palabras que voy dejando salir sin pensar mucho, mejor sería decir sintiéndolas mucho.

Eso fue lo que pasó con "vuelvo a comenzar" la canción que publicamos con los atarbanes el año pasado, el texto salió tan rápido como un suspiro, de una sola vez, como dictada, y me gustó así. Nunca pensé que esa canción sería un adelanto de mi vida (aunque en ese momento no tenía la menor idea del asunto), es curioso ver como el sincronismo va conectando los cables sueltos de mi porvenir... juegos del destino, supongo.

Hace quince días nació mi hija, ella fue una sorpresa que no esperaba, siempre me vi como un lobo estepario aullando solo a la luna. Aunque confieso que llevo meses planeando mi nueva vida como padre inexperto, no puedo negar que el momento de tenerla por primera vez en mis brazos me conmovió hasta un punto tan profundo de mi espíritu que no conocía, aun no despierto, verla dormir es la mejor forma de silencio que pueda describir.

En este momento pienso que no hay planes que valgan, parece que la idea de vida que tenía ha sido borrada de una sola vez, tabula rasa sin nada que deber, no veo claro mi futuro, sin embargo siento una profunda emoción y percibo mucha diversión por delante. No siento miedo, pero si algo de inquietud, el mismo cosquilleo nervioso que sentía en el estomago cuando esperaba el disparo de partida en una de mis competencias de nadador cuando era adolescente, recuerdo que los nervios se desvanecían cuando tocaba el agua y comenzaba a nadar sin pensar en nada, aprendí que no se trataba de ganar, tan solo de nadar.

El momento se repite, me lanzo a un agua que seguramente será purificadora, la vida se presenta plena, y vuelvo a comenzar.

martes, 22 de febrero de 2011

1984 -2012

Ante los acontecimientos que han ocurrido durante el nuevo siglo he intentado no tener una perspectiva fatalista o apocalíptica. El hecho de ser testigo vivo de la situación me hace pensar de qué manera mis acciones colaboran a empeorar o tal vez a mejorar la situación; pero la preocupación más grande viene de creer que no esté haciendo nada al respecto, el temor a la inmovilidad.

Ayer tuve la oportunidad de ver la adaptación al cine de 1984, la novela de Orwell que dicho sea de paso, no había leído, me llamó la atención que se hizo en Londres entre abril y junio de 1984 (mismo tiempo y lugar de la novela), y la no utilización de efectos visuales, el resultado es muy bueno y sin duda deja mucho qué pensar.

Hoy, al igual que todos los días mientras desayunamos, vimos en el noticiero de CNN en español, la situación de Libia, luego de la de Egipto y las consecuencias que se están dando por cuenta de los autoritarismos, sectarismos y demás ismos encargados de dividir; de inmediato recordé la película, y de alguna manera me alegré porque a pesar de todo la situación real no es tan grave como la que se pinta en la novela, creo que ese movimiento cataclísmico de las sociedades oprimidas es una consecuencia lógica de esa misma situación.

Ahora me llenaré de paciencia para ver 2012, la bombástica versión gringa que quiero comparar con la novela de Orwell, sé que está llena de estupendos efectos y un tonto guión, los gringuitos no son muy buenos con los temas trascendentes en el cine, pero aún así quiero hacerme una idea de esa imaginación apocalíptica del mundo "en el futuro", como si las cosas hubieran estado bien los últimos 5000 años.

martes, 15 de febrero de 2011

una de piratas

Confieso que nunca me he disfrazado de pirata, ni siquiera de niño cuando solía escuchar los discos de cuentos  que me gustaba cantar a grito herido (aún lo hago), incluidas las canciones del capitán garfio y sus secuaces atormentando a Peter Pan. Pero la vida es atrevida y en ocasiones toma el curso que le viene en gana.

Como lo anuncié en mi publicación de la semana pasada, hace unas semanas estoy asistiendo al acupunturista, quien (dicho sea de paso) me ha encontrado algo maltrecho y desequilibrado en el uso de mis hemisferios cerebrales, específicamente el lado izquierdo, así que me ha recomendado usar un parche en el ojo zurdo para mejorar mi flujo de energía.

Desde hace más de una semana mi chancha personalidad cambia por una de pirata, logrando que mi gato me mire con recelo, pensando quizás que lo reemplazaré con el debido y mítico loro, yo me miro al espejo y actúo a la Jack Sparrow o a la Keith Richards (que a la larga son el mismo, aunque ninguno usa parche) cuando me tercio mi guitarra fender y me muevo con el tumbao que tienen los guapos al caminar, hasta ahí todo es pura diversión (excepto para el gato).

La primera consecuencia es la falta de profundidad de campo o perspectiva, todo se ve en primer plano, ya entiendo porqué los piratas no fueron grandes pintores, por fortuna no consumo azúcar o la regaría todo el tiempo, las distancias cambian dramáticamente y el cerebro queda noqueado.

La segunda consecuencia es que veo un poco borroso (aunque poco a poco he ido recuperando el foco), así que prefiero no leer, de lo contrario apresuraría la tercera consecuencia... el mareo (¡¡¡¿un pirata mareado?!!!), por fortuna el acupunturista no me recomendó usar una pata de palo, de lo contrario me la pasaría en la lona y mis chanchas narices serían aun más planas.

A pesar de todo lo anterior debo admitir que me siento mejor, incluso mi exquisita palidez aristocrática ha dado lugar a un agraciado y saludable tono rosado que estoy seguro dará al traste con mis futuras conquistas, pero todo sea por el equilibrio para afrontar los grandes cambios que se avecinan.




sábado, 12 de febrero de 2011

"los bramidos de ayer"

A continuación "los bramidos de ayer" la nueva canción de los atarbanes, banda de rocanrol en la que suelo aullar y ladrar, pueden escucharla en el reproductor ubicado a la derecha o en http://www.reverbnation.com/losatarbanes

la gráfica fue diseñada por Mireya Huerta

LOS BRAMIDOS DE AYER

hay verdades que te dejan perplejo
pero sueñas que se puedan olvidar 
cavas profundo cuando el pie está a fondo
nada detiene el reloj al girar

lindas pulseras te recuerdan el pacto
ojos perdidos que buscabas besar
pierdes el tiempo y el espejo no es alto

piensas que el baile no se puede acabar
no se puede acabar

y quieres que olviden los bramidos de ayer
cuando resbalabas por tejados también

hay mentiras tan dulces al gusto
pero sueñas que se puedan olvidar
aliento seco de los moribundos
la consecuencia del reloj al girar

y quieres que olviden los bramidos de ayer
cuando resbalabas por tejados tambien

las vanidades vencen al viejo en 
una piscina seca para nadar
cavas profundo cuando el pie esta a fondo
nada detiene el reloj al girar

carteras llenas te recuerdan el pacto
ojos hundidos que no pueden besar
perdiste el tiempo en el momento exacto
piensas que el baile no se puede acabar

y quieres que olviden los bramidos de ayer
cuando resbalabas por tejados también

más info atarbana:

pueden seguirnos en twitter como:
http://twitter.com/losatarbanes

descarga nuestra música y síguenos en facebook:
http://www.facebook.com/pages/los-atarbanes/98050703089?v=app_72880082540