martes, 11 de octubre de 2011

de la soledad y el aislamiento

No soy enemigo de la soledad, por el contrario, la aprecio, no temo estar conmigo, no me asusta ni me aburre; el silencio me ayuda a leer, pensar, meditar, escribir y hacer música, todas son costumbres que gusto de hacer solo, llega a ser tan extremo mi uso de la soledad que ni siquiera la madre de mi hija tiene idea de mi alter ego en la red y en la música, nunca ha sabido que soy el moscardón diesel y que ladro y toco la guitarra con los atarbanes, cuando vivía conmigo pensaba que yo pasaba tanto tiempo en el estudio porque le ponía cuernos con alguien vía internet...

A pesar de lo dicho nunca me he sentido solo, en ocasiones, cuando estoy abatido, me dejo llevar por la auto-conmiseración y quiero pensar que estoy solo y abandonado, pero de inmediato me corrijo pues siempre he tenido la fortuna de tener alguien que se preocupa por mi ¿a quién quiero engañar?; cuando le di la noticia a mi madre de que sería abuela, entre lágrimas de alegría me dijo que ya se podía ir un poco más tranquila de ésta vida, pues sabía que mi hija sería una compañía para alguien tan arisco y aullador de lunas como yo, solamente una madre puede tener tanta razón.

Así que no me siento solo, pero si aislado, la vida sigue siendo ese rompecabezas de mil fichas para formar una figura que es tan solo un plano de color azul profundo, pero no dudo que el consuelo de los abatidos comienza en silencio y soledad, el aislamiento me ayuda a concentrar y comienzo a vislumbrar un panorama esperanzador.

3 comentarios:

Campanula dijo...

Me encanto este post :)

Karla dijo...

Qué belleza de post y qué remate. Suele parecerme incómodo leer en un blog mientras la banda sonora está activada, pero cuando vengo por aquí sucede lo contrario. Tu música está tan llena de atmósferas que es la lectura quien la va acompañando idóneamente y no al revés.

Que tengas excelente inicio de semana.

MatinaMartina dijo...

Cuando pierdes la esperanza es porque lo has perdido todo. En ti aun quedan cosas. Abrazos!