domingo, 25 de noviembre de 2012

cambio de tercio

Intoxicado. Esa fue la palabra que usó al contarle del leve y agradable mareo que sentí, luego de beber la seguidilla de agua de áloe vera, té y malteada de piña colada  que me había servido luego de una grata conversación. Eso indica que estás intoxicado, dijo.

Conocí a la actriz que me nutre cuando mis alumnos la llevaron para la audición de presentadora de un ejercicio de la clase de televisión que dicto. La primera impresión fue despampanante. Tenía el pelo negro, largo y alborotado. Conectamos de inmediato, mi negro, cínico y descarado sentido del humor conseguía que su boca bailara al compás de las sonrisas, haciendo que no despegara la mirada de sus labios carnosos...mmm

Un par de semanas después había sido seleccionada para el cargo de presentación, juro que no incliné la balanza a mi favor, dejé que los mayas hicieran lo suyo.  Incluso a la diosa kali le pareció guapa, adelante entonces. Sin embargo le sucedió lo mismo que a Dalila con Sansón, se cortó el pelo y el encanto disminuyó (es cierto, el pelo largo me parece sexualmente atractivo, lo admito). Aun así la coquetería no se quedó en el piso de la peluquería. Le regalé una copia de Esperando a Godot en video, para caerle en gracia, pues forma parte de un grupo de teatro. Cuando se lo entregué le pedí que luego de que lo viera nos tomáramos un café para comentarlo, accedió, pero no le pedí su número pues quiero concentrarme en rehacer mi vida, no en tener relaciones furtivas.

Pero en ocasiones la vida se empeña y la encontré, por mera coincidencia, vendiendo productos de herbalife a un par de cuadras de donde vive la madre de mi hija. Al entrar al local se avergonzó un poco, pero de inmediato recuperó el orgullo y me invitó a formar parte de su club de nutrición. Así que ese es el inicio de la historia, llevo tres semanas tomando seguidillas saludables de herbalife mientras nos coqueteamos lentamente. Aun no le pido el número.


lunes, 12 de noviembre de 2012

un sismo bendito contra el mal de ojo


Ella siempre ha sido miedosa, aunque se pase la vida intentando aparentar lo contrario. Es la madre de mi hija. Desde que la conocí ha usado collares y pulseras que se supone protegen contra el mal de ojo, asunto que siempre le he criticado, pues no soy de los que creen en objetos como talismanes. Prefiero creer en la fuerza mental, que es una proyección de la fuerza del espíritu... sí, el misticismo no es ajeno a mí.

¿Acaso un objeto puede evitar que se generen deseos y pensamientos negativos? ¿Y si el miedo es nuestro peor enemigo? De cualquier manera, hasta el momento no ha sido posible que luche contra los temores que habitan en ella. Y eso, definitivamente no es algo que me alegre, porque las consecuencias se han dejado ver, y son muchos los afectados.

Desde que nació R ella acostumbra ir al acupunturista, las agujas le han ayudado a dejar atrás los dolores de espalda y otras molestias que siempre terminan por regresar. De eso hace ya dos años. Hace un par de semanas el médico acupunturista le recomendó que se quitara las pulseras y collares contra el mal de ojo, según él le estaban quitando buena energía. ¡Finalmente alguien lo consiguió!

R ha traído muchos cambios, ha sido como un sismo bendito para nuestras vidas.

lunes, 5 de noviembre de 2012

serían bonitos... pero no

Hacía tiempo que la diosa Kali deseaba conocer a R, mi hija. Hace un par de semanas ella me había visto paseando en la bici con ella, pero yo no vi su majestuosa presencia y el encuentro no se pudo dar. Me lo hizo saber. El 31 de octubre se dio la oportunidad sin premeditación alguna. Yo estaba en la entrada de la facultad jugando con la nena cuando la diosa Kali salió con un compañero porque debíamos hacer un trabajo juntos. Yo charlaba con algunas de mis estudiantes quienes además estaban encantadas con la presencia de R. La diosa Kali no podía quitarle la vista de encima. La comprendo porque me pasa lo mismo todo el tiempo.

Dicen que una buena estrategia para caerle en gracia a las mujeres es mostrar nuestra faceta de padres. Por fortuna yo no debo impostar nada, estar con mi hija es lo que más me gusta hacer. Además, parece ser que bajo la presencia de R mi comportamiento es diferente al habitual, razón por la cual la diosa Kali me miraba de manera diferente, y así se lo hizo saber al amigo con el que íbamos hacia la cafetería, yo caminaba algunos pasos adelante llevando en los brazos a la nena pero pretendí no haber escuchado cuando dijo: "ya me dieron ganas de tener un hijo con este tipo, me tiene fascinada". Al entrar al café nuestro compañero me hizo saber del comentario hecho por la diosa, después de intentar confundir un poco la situación puse mi  mano en su hombro y le pregunté: "¿de verdad quieres tener un hijo conmigo?", ella sonrió ante mi osadía y contestó."sin duda serían bonitos... pero no".

Pasamos las siguientes tres horas juntos. Escuchamos y bailamos canciones infantiles en el carro mientras llevaba a la diosa a su casa y mi hija se dormía. Algo pasó en nuestra amistad gracias a la nena, una puerta de confianza se abrió que yo ni imaginaba que pudiera existir.

lunes, 29 de octubre de 2012

¡¿shitsu?!

Las conversaciones casuales con los amigos te pueden llevar a lugares extraños. Estaba con la diosa Kali tomando café cuando al lugar entró un compañero de nuestra clase, ella lo miró y dijo que siempre le habría parecido que él tenía un cierto y recóndito parecido con una raza de perros que ya olvidé. Le di la razón, nuestro compañero tenía cara de perro. Como ejercicio de conversación decidí halar de la cuerda y le pregunté de  qué raza canina podría ser ella. Sin dudarlo dijo: labradora. Podrías ser una golden retriever le contesté, ella dejó ver esa sonrisa estupenda que me pone a bailar la imaginación.  Por supuesto que el ejercicio debía seguir adelante, pero ésta vez ella fue quien lo continuó, me miró y dijo: ... tu podrías ser un.... yo esperaba que repitiera lo lógico, que parecía un lobo, o un husky, algo que otras mujeres ya habían dicho al respecto. Pero no fue así, dijo shitsu. ¿Shitsu?, admito que mi cultura general en lo que a razas de perros se refiere es muy pero muy pobre, así que le pedí una descripción del canino elemento en cuestión. Lo hizo y definitivamente no me gustó, excepto por el final. Dijo: tienes cara de shitsu porque eres muy tierno y dan ganas de abrazarte y acariciarte. Eso indica que nunca tendré sexo con ella :(

martes, 23 de octubre de 2012

imposturas

No siempre somos lo que parecemos, ni siempre parecemos lo que somos. Se va por la vida dando tumbos, tropezando en el camino con piedras rodantes que nos enseñan el camino de rodar y rodar. Y luego, sin querer, terminas rodando escenas y te atoras con una vida que desconocías. Según un brujo idiota yo debí ser abogado o administrador en lugar de tener una vida tan... artística.

Todos robamos a los demás queriendo parecer algo que no somos, sea correcto o incorrecto. La verdad es que siempre tenemos alguna impostura frente a los demás, e incluso frente a nosotros mismos. La solución está en saber cuál es nuestra mejor impostura, la que nos da mas placer, o dinero, en su defecto.

A veces quisiera hacer de Robin Hood y robar a los ricos para ayudarme a solucionar, aunque sea un poco, algunas de mis inquietudes. Por ejemplo: si tuviese dinero de sobra, tanto como para no tener que trabajar, ¿sería la misma persona o tan sólo un imbécil con dinero?. Generalmente opto por la segunda posibilidad, mi temperamento me impide ir por el camino del encapuchado rojo. Vaya conflicto. ¿Tendré que rediseñar lo que quiero parecer? ¿O tal vez debo atreverme a parecer lo que soy? Considero que lo realmente importante es no conjugar el juego del engaño, o peor aun, la auto-complacencia.

Tendré que seguir robando de la manera más honesta posible.

miércoles, 17 de octubre de 2012

la espiral

El circulo se rompe para convertirse en espiral. ¿Pero sube o baja? ¿Depende del punto de vista? ¿Acaso la  buena intención puesta en cada pensamiento que se convierte en deseo es la solución?¿Ésta serie de preguntas demuestran que estoy pensando o que tan solo estoy confundido?

Mi optimismo es arrogante, lo sé. Pero no dejo de creer en lo bueno de la vida. Incluso las partes complicadas son motivo de agradecimiento. También lo son las bellas personas que me consuelan por el gusto de hacerlo. Hay Julibélulas, hay diosas Kali, hay Lolitas Intergalácticas que siempre tienen un sonrisa acompañada de  halagos y bellas palabras. Por fortuna mi corazón es un hotel y ellas tienen suites con vista al mar arrebolado. Ni que decir de R y su mirada salvadora. Su sonrisa me lleva al cielo.

Las mujeres siempre me han lanzado una cuerda. Estoy a salvo. La espiral es de subida.

domingo, 30 de septiembre de 2012

falta de tiempo en el punto G

Es curioso como en un país como el mio, colombia, donde la muerte es una invitada habitual, por las calles de las ciudades se vendan minutos. Pero no se venden minutos de vida, ni de de amor, ni de amistad, ni de comprensión... ni siquiera de perdón. Se venden minutos para hablar por teléfono celular (móvil). Aunque lo he preguntado nadie vende minutos  para aumentar los 1440 que se nos conceden al día para vivir... o sobrevivir.

Es curioso, pero escribir me ha quitado tiempo para escribir. En mi caso el verbo no se ha hecho carne, sigue siendo de caligrafía o tipografía. Sí, soy de los que aun llevan una libreta para hacer anotaciones, y además, para que suene más romántico, escribo con estilógrafo o con lápiz, a la mierda los bolígrafos. Pero me salgo del carril temático en cuestión.

Por la falta de tiempo ya mencionada, he visto descuidada mi labor de hacer comentarios, en el momento debido, a otros blogs. Por éstos días únicamente los domingos puedo leerlos, pero ya es tarde para intentar comentar algo escrito muchas horas atrás. Sin embargo he notado que muchos de los blogs que leía han desaparecido, borrados de la faz de mi monitor. Ni siquiera queda la historia, la prueba de que algún día existieron y fueron parte de mi vida, aunque tan solo fuera por unos minutos. Una oración por todos los idos.

Yo por mi parte sigo aquí. No puedo irme. Escribir es mi manera de pensar. Pensar es mi manera de llegar al punto atractivo de las ideas, su punto G.

martes, 18 de septiembre de 2012

deus ex machina

Durante el último mes he percibido la vida de una manera diferente. Si fuera el protagonista de una película estaría cerca del momento del clímax, después de haber recibido todas las palizas, de haberme arrastrado por los obstáculos, de sentirme incapaz de seguir adelante.

En octubre mi vida cambiará radicalmente y no necesariamente a mi favor. Aunque éste no es el momento ni yo soy la persona para calificar la situación porque sería juez y parte. Tal vez el destino me está jugando una broma macabra y todo sea para bien, nunca se sabe.

Por fortuna la vida no se ha ensañado conmigo de la peor manera y me ha permitido tener la compañía de seres que siempre serán mi bálsamo de fierabrás. Incluso nuevos personajes que han entrado en mi vida me han consolado sin que yo tenga clara la razón de su conducta, la cual, desde luego, agradezco noche a noche.

De cualquier manera una vez pasado el clímax, a la película le quedan pocos minutos para ver el final. Me pregunto si las decisiones y acciones que he asumido en mi vida me han traído hasta el lugar sombrío que habito hoy, o si por el contrario han sido las decisiones de los demás que he permitido me afecten de alguna manera.

Me gustaría ser el protagonista de una mala película, donde soy rescatado en el último minuto por algún tipo de magia que rompe con la lógica de toda la historia, el clásico y mal visto "deus ex machina" de las historias de hadas.

Ya veremos si la magia existe.

domingo, 9 de septiembre de 2012

seres patéticos

La verdad generalmente es difícil de aceptar. La verdad es cruel cuando no aceptamos la cosas como son. La verdad es un tema prohibido para los esquizofrénicos y las personas que tienen un diagnóstico de trastorno límite de la personalidad. Todo lo anterior es comprensible, lo incomprensible es pasar la linea y convertirse en un ser patético.

Orlando es un profesor de casi sesenta años, que lleva más de veinte seduciendo a sus estudiantes. Considera que es un ser muy especial y por lo tanto no debe hacer ningún tipo de labor habitual en cualquier ciudadano. Hacer fila para pagar impuestos para él es una ofensa. La verdad es que Orlando es un segundón que no ha tenido más méritos que ese. Sin embargo el cree que está por encima de todos.

Gonzalo es un cuentero, tiene 43 años y se considera escritor. Hace veinte años tenía cierta gracia, pero no ha logrado renovarse o evolucionar con el tiempo. Ninguno de sus proyectos ha llegado a buen término. Se considera un incomprendido y por eso cree que es artista. La verdad es que su talento no es tan extenso como él cree. Seguramente sería un buen oficinista.

Alejandro es diseñador gráfico, está por los 36 años y no ha podido convivir con alguna de sus parejas. Desde hace diez años trabaja en EE.UU. como un asalariado más. Con esos ingresos vive cómodamente en Colombia. Él considera que ha conseguido el éxito sin darse cuenta que es un segundón en USA. Cuando quiso ser profesor universitario lo rechazaron pues no había hecho ningún trabajo personal que se considerara valioso, era tan solo un empleado más. La verdad es que tuvo talento pero en la actualidad la mayoría de estudiantes tienen las mismas capacidades de él. Sin embargo él cree estar por encima de los demás.

Marcela es diseñadora gráfica y tiene 38 años. Fue novia de Alejandro, aunque nunca tuvieron sexo. La primera vez que se acostó con un hombre fue con Orlando, su profesor, con quien tuvo una relación por un año. Luego fue novia de Gonzalo, aunque seguía acostándose con Orlando una vez al año para conmemorar su primera vez. Cuando conoció al hombre de su vida, la fecha de su cumpleaños coincidió con la de la conmemoración anual de sexo con el profesor, así que dejó de conmemorar el asunto. Los dos iban a ver las presentaciones de Gonzalo, sin que él supiera que su novia le tomaba la mano al hombre de su vida sin que el cuentero lo notara.

El hombre de la vida de Marcela me contó ésta historia. Es un buen tipo pero tiene una preocupación. Quiere saber si él es el siguiente ser patético en la vida de Marcela. Ustedes dirán.

sábado, 1 de septiembre de 2012

Uno de los monólogos de mi película favorita: "El cielo sobre Berlín" de Wim Wenders.

Der Himmel über Berlin, Wings of Desire from Skeeter McGillicutty on Vimeo.

Song of Childhood 
By Peter Handke

When the child was a child 
It walked with its arms swinging, 
wanted the brook to be a river, 
the river to be a torrent, 
and this puddle to be the sea.

When the child was a child, 
it didn’t know that it was a child, 
everything was soulful, 
and all souls were one.

When the child was a child, 
it had no opinion about anything, 
had no habits, 
it often sat cross-legged, 
took off running, 
had a cowlick in its hair, 
and made no faces when photographed.

When the child was a child, 
It was the time for these questions: 
Why am I me, and why not you? 
Why am I here, and why not there? 
When did time begin, and where does space end? 
Is life under the sun not just a dream? 
Is what I see and hear and smell 
not just an illusion of a world before the world? 
Given the facts of evil and people. 
does evil really exist? 
How can it be that I, who I am, 
didn’t exist before I came to be, 
and that, someday, I, who I am, 
will no longer be who I am?

When the child was a child, 
It choked on spinach, on peas, on rice pudding, 
and on steamed cauliflower, 
and eats all of those now, and not just because it has to.

When the child was a child, 
it awoke once in a strange bed, 
and now does so again and again. 
Many people, then, seemed beautiful, 
and now only a few do, by sheer luck.

It had visualized a clear image of Paradise, 
and now can at most guess, 
could not conceive of nothingness, 
and shudders today at the thought.

When the child was a child, 
It played with enthusiasm, 
and, now, has just as much excitement as then, 
but only when it concerns its work.

When the child was a child, 
It was enough for it to eat an apple, … bread, 
And so it is even now.

When the child was a child, 
Berries filled its hand as only berries do, 
and do even now, 
Fresh walnuts made its tongue raw, 
and do even now, 
it had, on every mountaintop, 
the longing for a higher mountain yet, 
and in every city, 
the longing for an even greater city, 
and that is still so, 
It reached for cherries in topmost branches of trees 
with an elation it still has today, 
has a shyness in front of strangers, 
and has that even now. 
It awaited the first snow, 
And waits that way even now.

When the child was a child, 
It threw a stick like a lance against a tree, 
And it quivers there still today.


lunes, 20 de agosto de 2012

la maldición de las hamburguesas

No soy vegetariano ni lo he sido, pero me gustaría serlo. Más allá del tema espiritual lo quiero ser por tener buena salud. A mi edad la intolerancia comienza a crecer, por desgracia. Intolerancia a los lácteos, a las bebidas fermentadas, a las grasas, al café sin haber desayunado, en fin. No es una decisión, es una obligación. Ya no se es el que se fue, y no se ha sido el que se quiso ser, pffff.

No soy amigo de las comidas rápidas y multinacionales, me saben a cartón. Excepto, tal vez, en Argentina. Recuerdo un documental donde un hombre que ha llevado una vida alimenticia sana decide comer en el restaurante del payaso pelirrojo durante un mes para ver que pasa (y de paso tener un buen documental que vender). Treinta días después el héroe documentalista ha enfermado en un par de ocasiones, su metabolismo se ha alterado seriamente y tendrá secuelas en los próximos diez años de su vida. Nos hace saber que las ensaladas del payaso asesino (como lo llamarían los redondos de ricota) tienen más contenido graso que las mismísimas hamburguesas, debido a la salsa que las acompaña.

Hace un par de semanas un profesor de la maestría nos pidió que imagináramos una hamburguesa. La describió, pan, carne, queso... antes de que terminara yo agregué: y rubia. Noté varias risas entre el personal femenino del salón. ¿Es posible que las mujeres que nacieron o viven en Hamburgo (Alemania) se cambien el gentilicio?, han de sufrir como si fueran vacas camino del matadero, pues cada vez que se dice hamburguesa se piensa en carne mantecosa en lugar de carnes provocativas y bien puestas, con bellas cabelleras y coquetas miradas. Si digo italiana pienso en la Loren, si digo sueca pienso en estrellas porno, si digo caleña pienso en la diosa Kali, si digo hamburguesa todos piensan en un payaso pelirrojo. No es justo.

domingo, 12 de agosto de 2012

a óscar le gustaba el jazz

Hay lugares en la memoria que parecen reservados al olvido. Sin embargo, en el momento menos esperado el mas nimio detalle nos lleva de regreso a vericuetos dejados en alguna esquina de la mente. Ayer recordé a Óscar, pero ya no recuerdo el porqué, a veces los callejones de la memoria se encienden y se vuelven a apagar.

En mi adolescencia tuve la oportunidad de vivir en un barrio de casas pequeñas, todas iguales, un pequeño garaje, un pequeño jardín y tres pisos. Desde que tuve quince años comencé a vivir en el altillo, logrando una independencia no anhelada hasta ese momento pero siempre apreciada. Recuerdo que papá me regañaba y exigía que bajara y pasara más tiempo con la familia.

Óscar también vivía en el altillo, en la casa de su abuela, a media cuadra de la mía. No acostumbraba salir a jugar con nosotros. Su forma de vestir era muy formal para su edad y la época, el final del primer lustro de los ochenta. Los muchachos del barrio hacían burla de él. A mi me parecía un marciano de lo mas normal. En alguna ocasión me invitó a su casa. No vivía con sus padres, tenía a su abuela, un tío y un hermano, si mal no recuerdo. El altillo parecía el de un niño de la Europa de la posguerra, era como viajar en el tiempo. Tenía un equipo de sonido y montones de discos de jazz. Ahora hay un destello en mi memoria, seguramente hablamos de blues y eso nos llevó al jazz. El blues era el punto de contacto entre los dos altillos de un barrio de clase media bogotano. Pasé una tarde sorprendido por el conocimiento musical de Óscar.

Al poco tiempo me fui del barrio y no supe más de él. Eso me da una especie de nostalgia por las personas valiosas que nunca recordamos.

domingo, 5 de agosto de 2012

de regreso a ¿la normalidad?

La llegada de agosto por éstas latitudes significa el comienzo de un nuevo semestre universitario, en mi caso como profesor y estudiante a la vez. A manera de resumen debo decir que durante las vacaciones hice un curso en el que conocí a una guapa joven con la que he tenido la oportunidad de compartir tiempo y dentro de poco un par de proyectos. Y para los más curiosos y perspicaces debo confirmar que hay mutuo gusto y suficientes ganas... grrr

Debido a que tengo por costumbre ser boquiflojo, lo que se puede interpretar como una honestidad flagrante y en ocasiones brutal, en medio de un almuerzo con la diosa kali le confesé de mis avances con la lolita intergaláctica.  A la diosa kali el asunto no le gustó, le pareció que no era una buena idea, me propuso que podía conseguir otra persona para desarrollar los proyectos, que era demasiado joven para mi (eso no lo puedo negar), que estaba desequilibrada, que yo también lo estaba,que bajaría las notas de la maestría si me desconcentraba... en fin. Sin embargo, al final no pudo negar que ahora soy soltero y esas son las lides que la vida me pide superar.

Me sentí halagado por la reacción de la bella caleña que sigue insegura acerca de sus planes de boda. Mientras lo decide he optado por arriesgarme a morder el cuello intergaláctico de la bella veinteañera que gusta de los hombres mayores que ella. Cuando le dije que tal vez buscaba un padre, ella asintió y agregó que eso mismo le había dicho un sicólogo, pero que eso la tiene sin cuidado pues busca alguien que la muerda de la manera adecuada.

domingo, 29 de julio de 2012

cultura pop

Para mí el fetiche está completo siempre y cuando lo pueda palpar. no soy amigo de coleccionar imágenes, prefiero que de eso se encarguen los sentidos. Es por lo anterior que no me llevo bien con los iconos de la cultura pop. Soy iconoclasta por definición.

Bettie Page dejó de hacer películas y fotografías calentorras para dedicarse a la religión. Sin embargo a nadie le importa su decisión y prefieren conservar la imagen de dominatrix que le sentaba tan bien. Marylin Monroe era una pelirroja que tenía la misma gracia de miles de meseras en Estados Unidos, pero pocos recuerdan que fue la audacia de Billy Wilder la que propulsó su imagen como la bomba rubia. Gracias a él existe la Bimbo, el equivalente a las lindas idiotas, gomelas o fresas tan conocidas, despreciadas y deseadas en el mundo entero. Su mayor logro fue ser una aceituna más en los martinis de los hermanos Kennedy, muchas mujeres siguen haciendo lo mismo que ella y no reciben el mismo reconocimiento. Valga decir que tanto la Page como la Monroe tenían un mínimo talento como actrices.

Si se trata de levantarse la falda para mostrar el liguero y las medias de malla, recomiendo buscarlo en la novia, la vecina, la profesora, la peluquera, la mejor amiga, la monja o la prima y sentir el calor y el pulso trepidante que tienen las mujeres de a pie, no las diosas de papel.

martes, 17 de julio de 2012

el amor viene de a poco

La soledad es la naturaleza del ser humano. Todos estamos solos pero algunos tienen mas suerte que otros y están menos solos. Algunos tienen dotes para la comunicación y creen estar acompañados. Otros son millonarios y tienen la certeza de estar completamente solos, no es nada nuevo.

En momentos de soledad se han escrito libros que han trascendido los idiomas y los siglos, se han pintado emociones, se han compuesto obras que logran conmovernos hasta los tuétanos. Sin embargo esas grandes obras no consiguen hacer que sus autores se sientan menos solos, a pesar de los aplausos y las palmadas en la espalda.

La soledad no es una maldición, por el contrario, el hecho de gozar con la soledad es un claro indicio de tener una confianza a prueba de balas en la eternidad de los momentos en que el amor insufla tonalidades imposibles de ser vistas de otra manera. Por eso me gusta ver los arreboles del atardecer, es el momento más parecido a los que ofrece el amor pero en soledad.

Un consejo, cuando se siente tristeza en momentos de soledad es momento de escribir un poco, pintar un poco, componer un poco.

jueves, 12 de julio de 2012

tengo que decirte algo...

La honestidad brutal es algo que valoran algunas mujeres. Con la diosa Kali nos hicimos confidentes rápida y sinuosamente. Yo sabía que algún día me preguntaría si había sido infiel en mis relaciones pasadas, el día llegó y rápidamente le dije la verdad, ella sonrió y me contó de un desliz ocurrido en diciembre del año pasado. Las otras personas que estaban con nosotros en la mesa quisieron parecer prudentes y no pudimos terminar el tema como nos hubiese gustado.

Un  par de meses después tomábamos un café en la terraza de un edificio de la universidad, mientras en la tierra los estudiantes protestaban ruidosamente nosotros disfrutábamos de una estupenda vista. Tengo que decirte algo -dijo en su perfecto acento caleño- la frase llamó mi atención pues lo dijo como si fueran malas noticias-, Andrés quiere casarse conmigo -hice cara de ¿y eso era todo? y me levanté a pedirle al mesero algo más de café- al regresar a la mesa le dije que no sonaba muy convencida, pues de otra manera hubiese dicho: Andrés y yo nos vamos a casar - con una sonrisa hiperbólica. Su ego femenino no aceptó mi teoría.

No estoy para romper matrimonios, ya lo hice una vez y no me apetece repetir. Así que dejaré que la vida siga su curso, a ver si esa es la solución a la encrucijada existencial.




miércoles, 4 de julio de 2012

mala influencia

Se hizo a mi lado durante la clase. Al igual que un par de días atrás, cuando un café nos alcanzó para dos horas de charla y mutuo lanzamiento de anzuelos que ambos picábamos con gusto. ¿Piensas venir en la tarde?, ella asintió mientras preguntó ¿porqué, qué planes tienes?, mientras sus dedos tomaban un mechón de mi pelo bajo mi barbilla, dijo exagerando su gesticulación, sonriendo mientras el lunar de su labio subía y bajaba como mis ojos en una montaña rusa: vos sos una mala influencia.

Nuestros destinos no se cruzaron en la tarde.

lunes, 2 de julio de 2012

tigre, caballo y jirafa

Sonrisa coqueta, ojos adormilados que van a juego, camina en dirección mía como una tigresa en celo, lista para morder. Al hablar su aliento del pastel de Juana María me devuelve a la vida. Hablo sin pensar:
-Del 86... eres tigresa
-Qué raro, siempre me habían dicho caballuna... incluso jirafa, pero nunca tigresa...
No sé qué decir, ella deja ver sus dientes felinos.
-Ensaya a montarme.

sábado, 30 de junio de 2012

sembrando las pistas

Charlamos todos los días que tenemos clases, nos hacemos muy cerca y nos miramos continuamente pero evitamos caer en el lugar común de chocar nuestras miradas, percibo intención pero también cierta distancia; almorzamos con algunos compañeros, empiezo a dejar pistas en la mesa como si fueran semillas, "tengo tantos años... tengo una hija...", no hay sorpresa en sus reacciones, me hace dudar, puedo estar completamente equivocado... ¿estoy cayendo nuevamente?

jueves, 28 de junio de 2012

después una mujer

Dos días después, otra materia, otro lugar, está sentada antes de la clase tomando un café, un zángano la ronda, entro con toda la confianza de un desvergonzado, ya no soy el mismo que veinte años atrás no le pudo hablar a esa belleza que le sonreía cada vez que lo veía, cuatro años y no le dije ni una palabra.

La saludé como si la conociera de siempre, de otra vida, ella sonrió y charlamos un rato, el zángano emigró sorbiendo un café caliente, la hice reír, las mujeres de sonrisa generosa me enamoran con facilidad, bellos ojos, alta, con el torso mas bello que haya visto en los últimos trescientos años, boca grande, sonrisa coqueta pero no vulgar.

Puedo jurar que no pensé en sexo, no soy tan estúpido como parezco, tal vez ella piense lo contrario.

martes, 26 de junio de 2012

en el inicio una mujer

Por solicitud expresa de una buena amiga he decidido publicar ésta semana mi historia de "podría ser algo más que cosquillas en la panza", a propósito de mis anécdotas con la diosa kali.El formato folletinesco ya lo había practicado unos años atrás con la historia de la gata spandex, así que recurro a mi libreta de apuntes, que fácilmente podría ser llamada diario, para dejar constancia histórica del asunto.


Primera clase, teoría, me ubico en uno de los asientos del frente, ya no tengo edad para hacerme en la última fila, como un niño terco que pretende hacerlo bien por una vez en la vida, miro a mis compañeros de salón, no soy el de mayor edad (sé que no lo parezco, ventajas de ser Peter Pan), saco mi cuaderno de apuntes y me concentro en las palabras del profesor.

De vez en cuando miro a mis compañeros, han llegado algunos más, alta la marea de aprendices de escritor, como si eso se pudiera enseñar,Mickey Mouse también quiso ser brujo alguna vez, de cualquier manera debo estar aquí, no soy del todo extraño a éstos lares, pienso en ella, me motiva.

A una de las preguntas generales hecha por el profesor barbudo miro en derredor, mi barrido ocular, escáner que no falla en reconocer lo extraño, la ve en la última fila, cuando recuerdo la primera vez que vi a una mujer recuerdo los amores que he tenido en la vida, guapa sin la menor duda. Un rato después, cuando quise repasar su belleza, ella mantuvo su mirada en la mía, no me quiero adelantar, pero percibí algo como una sonrisa cómplice. Las abejas se encuentran cerca de la miel... los osos también.

Termina la clase, salgo rápidamente.

martes, 19 de junio de 2012

eñe de ñoño

La diosa Kali se burla de mi ñoñez y debo aceptarlo. Ella también es ñoña. Los no colombianos pueden traducir este adjetivo sobrecargado de eñes como la persona aplicada al estudio o nerd. En Colombia es tomado como un insulto. Sin embargo, a mi edad y en mi situación es todo un halago.

En mi época de universidad nunca fui ñoño, por el contrario, confiaba demasiado en mi talento como para detenerme en esas minucias. Ahora el escenario y los actores son diferentes. Pero ella no lo sabe. En la última semana ha dicho en público (como un halago para hacerme sonrojar y castigarme de paso) que siempre consigo altas calificaciones, luego suelta un: "no le sirve menos, con ese perfeccionismo tan tonto" enmarcado con una sonrisa que derrite icebergs. ¿Debo anotar que es hija de sicóloga?

Como sé que ella no leerá este artículo, pues el anonimato ha de ser mantenido... al igual que lo hace el flemático de Batman, me atrevo a responder en mi defensa. Antes debo decir, eso sí, que me alienta el hecho de que me vea como un motivo de análisis. Es momento de hacerse el interesante. Ahora la respuesta.

He optado por ser ñoño porque mi hija me ha cambiado, cualquier acción que lleve a cabo debe ser correcta, ¿cómo la podría mirar a los ojos si fuera de otra manera? No es cuestión de egolatría, es cuestión de paternidad.

martes, 12 de junio de 2012

de las fotografías y las fresias

Detesto las fotografías. Prefiero que las impresiones las conserve el timo, la imagen no tiene tanta importancia como se puede creer; hasta el momento no he encontrado reemplazo a la sensación que genera en mí el olor a fresias en mi habitación al despertar.

Debo corregir parcialmente lo dicho antes, detesto verme en fotografías. Sin embargo detesto las fotografías donde la gente ríe sin motivo alguno, tener una cámara al frente no es razón suficiente. Maldición eterna para todos los cretinos que dicen: sonrííííaaaan, dígan güisqui y tarugadas por el estilo. Prefiero las fotografías tomadas sin avisar ni pedir permiso, son las más honestas, esas que guardan en un código secreto de complicidad, lo que se pensaba en aquel momento, el gesto que sólo tú sabes lo que significa cuando ella lo hace.

Si quieren ver una foto que me defina entonces enfoquen mis cicatrices. Me quedo con el olor de las fresias.

P.D.:  Para contradecirme como es debido ahora sonrío en las fotos con R.

martes, 5 de junio de 2012

es un lindo gatito



La guapa caleña para la que soy una mala influencia quería volver a tener un perro. Le sugerí que tal vez sería mejor que consiguiera un gato pues son mejores acompañantes de apartamento, ya que los canes requieren de más espacio y cuidados. En un acto de egolatría le dije que yo mismo tenía personalidad gatuna (según me lo han hecho saber algunas amigas, otras por el contrario me comparan a un lobo).

Para mi sorpresa un par de semanas después ella se hizo a una bella gata siamesa. Y para noquearme aún más me dejó el siguiente mensaje en el chat en un momento en el que yo no estaba:

"SUS OJOS BRILLAN EN LA NOCHE ATENTOS A CUALQUIER DESCUIDO. SUS GARRAS ESTÁN LISTAS PARA DESTRUIR, DESHILACHAR Y DAÑAR TODO LO QUE SE LES CRUCE EN EL CAMINO. SU OSCURO Y MACABRO OBJETIVO ES HACER PROPIO TODO AQUELLO QUE NO LES PERTENECE HASTA ADUEÑARSE DE CADA RINCÓN DE NUESTRA CASA Y ASÍ… ¡HACERNOS PERDER LA CABEZA! ESE ES… EL GATO. (DEBE PARECER UNA BESTIA PELIGROSA. AL FINAL SE REVELA QUE ES UN TIERNO Y LINDO GATO)"


Hasta el momento no he sido capaz de preguntar algo al respecto. ¿Debería?

domingo, 27 de mayo de 2012

el grito del domingo

Me gusta estar callado, me hace parecer doblemente inteligente. Además el silencio genera esa suerte de misterio (ya sea verdadero, ya sea falso) que le gusta a las mujeres que me gustan, y eso no está nada mal. Tímido no soy, o digamos que cada vez lo soy menos, prefiero ser reservado, o por lo menos me gusta actuarlo.

El último año la vida ha dejado ver su generosidad en el momento menos apropiado... como siempre. Llegar a casa es sinónimo de silencio budista. Si le funcionó a Leonard Cohen tal vez a mi también. Antes me dedicaba a abrir la boca generosamente ladrando para los atarbanes. Sin embargo el giro dramático de primer acto de mi vida, las nuevas responsabilidades y la nueva situación han hecho que deba dejar de lado, temporalmente, mi labor de cantante.

Los domingos son los más extraños. Aunque tengo televisor ya no tengo televisión, cancelé mi suscripción al comienzo del año para poder dedicarme a la escritura y al trabajo como es debido. Para mi sorpresa no la extraño. Así que me levanto el séptimo día entre seis y siete de la mañana (si, es el día para dormir tarde) y me dedico a lecturas atípicas como el Ulises de Joyce. En buena medida lo leo en voz alta, tiene más gracia, en ese momento me doy cuenta que estoy aquí, en el 1402, y me extraño al oírme. De vez en cuando alguien me saluda en el chat y aprovecho para "hablar y gritar" un poco.

domingo, 13 de mayo de 2012

de mi gusto por los patos malgeniados

Por estos días en que soy profesor universitario, he notado con claridad que la grieta en la diferencia de edades se ha convertido en la tradicional brecha generacional. El asunto en sí me tiene sin mayor cuidado, hasta que pienso en mi hija.

Cuando hablo con mis alumnos acerca de sus gustos en el cine o en las series de televisión, encuentro que no hay ingeniero que construya el puente que nos comunique. Yo no soy de la época de los zombies, y aunque crecí con el Thriller de Miguelito Jackson no soy de los que hacen la coreografía cada vez que escuchan la tonadilla. Tampoco puedo dar razón del manga japonés y sus guiones escritos por orientales que han caído bajo en el uso de sustancias psicoactivas, excepto por el gato cósmico, que imagino no entra en el ¿género? del manga. Soy de los que usan chaleco.

Si tuviese que hacer un inventario de mis gustos en ésas zonas de la infancia-adolescencia comenzaría por decir que me crié viendo patos malgeniados que hicieron mis delicias. Para comenzar me voy con un conejo, ¿recuerdan a Bugs Bunny trasvestido intentando huir de Elmer?, al pato Lucas escupiendo blasfemias políticamente incorrectas a los cuatro vientos? Pátula hizo historia ya entrado en mi veintena, era de Charla obligada con otros estudiantes de cine. Incluso el pato Donald es el menos edulcolorado de los personajes de Disney.

Pues ahora debo decir que hay un nuevo palmípedo que ha entrado a la lista de los elegidos, y por suerte para mi a R, mi hija, también le cae bien (cero brecha generacional... de momento). Su nombre no dice mucho: Pato. Es uno de los amigos de Pocoyó. Es neurótico, compulsivo, malgeniado y encantador. Seguramente R me ve retratado.

Les dejo un video para que se enamoren de mi... de él. Nótese la calidad del baile de Pato, me identifico completamente con su forma de azotar baldosa, especialmente del minuto 2.30 al 3.04 del siguiente video.

martes, 8 de mayo de 2012

vos sos una mala influencia

Acepto que la vida gangsteril tiene un misterioso encanto para mi. Me refiero a la de las películas, porque la de la vida real me parece cursi en exceso. La escena de Tener y no tener donde Lauren Bacall le dice a Humphrey Bogarth (su futuro esposo) que tan solo silbe si la necesita es, en mi opinión, de una dulzura tan sexy que roza con gracia la pornografía soñada. El porte, la mirada, la ceja arrogante, la sonrisa endiablada lo suficientemente despectiva como para convertirse en un reto, hacen despertar en mí el deseo de que alguna guapa quiera ensayar conmigo esa escena.

Pues los sueños se hacen realidad, cuando les da la gana. Para mi fortuna la guapa existe. Para mi desmesura no tiene nada que envidiar a la Bacall. Alta, sinuosa, curvilínea, dueña de una belleza propia de la década de los 50, Betty Page, Elizabeth Taylor, Sofía Loren son del mismo tipo. No exagero. La mirada arrogante, la nariz perfecta, la boca porno soñada, adornada con un provocativo lunar sobre el labio, el cuello digno de ser mordido mil veces por un pálido vampiro de sangre azul, ¿he dicho alguna vez que un cuello perfecto que desemboque en unos hombros con linea de Studebaker me desarman? El busto, el torso y la cintura (que alguna vez se vio estropeada por un accidente serio de columna, según me confesó) son como el Studebaker en marcha, arrolladores. La cadera y las piernas son heredadas de ancestro negro, aunque sea blanca de porte, es negra de familia. En resumen es un encanto.

Pero no todo es perfecto, y eso hace que sea mejor. Nos hemos hecho confidentes. Los dos sabemos que lo hacemos porque buscamos descifrarnos mutuamente. Ambos nos sabemos infieles, inseguros e inestables, amantes del movimiento que únicamente se encuentra en el desequilibrio. Esos caminos habitualmente no tienen buen final, lo sabemos, y en el fondo queremos cambiar el final de la película. El riesgo siempre es elegido, siempre valdrá la pena.

Hace unos días, cuando acabó la clase, le pregunté si quería... no me dejó terminar la frase mientras que su mano izquierda jugaba con un mechón de mi pelo que llega a los hombros, con la derecha su dedo índice me señalaba como un revólver buscando su objetivo y sus labios enmarcando una sonrisa pícara gesticulaban sin emitir sonido alguno: "vos sos una mala influencia", en un caleño perfecto.

Puedes morir tranquila Lauren, tu reemplazo ya llegó, Bogarth confía en mi plenamente, la escena se repitió, ya veremos si sucede lo mismo con el final a pesar de que la época ha hecho degenerar a los gangsters en palurdos lavaperros de gatillo fácil.

Sí, estoy asustado.

lunes, 30 de abril de 2012

estornudos contenidos

Si hay algo que me guste en las mujeres es la espontaneidad. La generosidad en las sonrisas y el estrépito de una carcajada, vuelan directamente a ciertas zonas que me emocionan sin más. De eso a enamorarme hay un paso que se supera con el galanteo y la coquetería propias de la situación, bellos momentos.

Debo incluir aquí otro acto cotidiano que prefiero en su espontaneidad, el estornudo. ¿Acaso no es cierto que reconocemos el estornudo de "ella" al igual que su risa?, en mi opinión es parte del encanto, un estornudo honesto y estrepitoso es tan seductor como aquella sonrisa de ojos entrecerrados luego de un par de copas de vino, mientras sube y baja la mirada de mis labios a los ojos. Bellos momentos.

Por las razones arriba expuestas debo confesar que soy por completo intolerante a los estornudos contenidos, esos llamados "de buena educación", los que apenas consiguen que el mechón de la frente se balancee suavemente y no emiten sonido alguno. En mi opinión, la onomatopeya del estornudo es achú, y la del beso muac... aunque en éste caso también hay otras muy agradables.

Así que cada vez que tengo la no muy grata oportunidad de presenciar a una de estas damiselas, tan correctas "educadas" y bienpensantes, justo en el momento en que se llevan con esmero el dedo índice debajo de la nariz, pienso que estoy próximo a encontrarme ante una escena dantesca, donde, ante la imposibilidad de encontrar una buena salida, la presión del aire conseguirá que el coco, la maseta o en buen castellano la cabeza de la susodicha, explote inmisericordemente, dejando el lugar lleno de restos de ojos, dientes, mocos y, en el mejor de los casos, materia gris esparcidos por doquier. Habitualmente me tiro al piso, por si acaso...

lunes, 23 de abril de 2012

flor de loto

Grandes ojos encantadores, con los párpados a la mitad
un lunar sobre su labio, sonrisa plena, boca grande, dientes perfectos
su postura portentosa es debida a barras de titanio en su columna
una flor de loto en su espalda oculta la cicatriz
"a las mujeres también nos dicen que no" 
me dice bajo el paraguas, caminando por el puente, rayos violeta al fondo
te llevo a tu casa, no es conveniente que camines sola en la noche
de cualquier manera inventaremos cualquier excusa
para vernos un poco mas. Llueve, rayos y el cielo violeta.

sábado, 14 de abril de 2012

¡achtung baby!



Hay discos que marcan nuestra historia sin que estén en nuestros planes. A pesar de haberse publicado en 1991 fue tres y cuatro años después que decidió hacer parte de la banda sonora de mi vida. Sonaba una copia en casete en el carro aquella noche de miércoles en que decidimos, sin pensar, irnos a nadar a la laguna de Guatavita y bañarnos en el oro del dorado mítico. Llegamos a la una de la mañana,desnudos nos zambullimos en un agua helada infestada de estrellas, no puedo negar que fue mágico. Sonó muchas veces cuando hacíamos el amor. Lo compré de segunda mano en una tienda en alguna carretera gringa. Cuando nos separamos ella se lo llevó. Tal vez la acompañe en Trieste y le recuerde las estrellas enlagunadas de nuestra juventud mientras hace lo posible por olvidarme.

jueves, 5 de abril de 2012

oración de un irredento

Éste es el último año del mundo como lo conocemos, lo han dicho los mayas que no fueron tontos (y sí paganos,según la ¿santa?, santanásica inquisición), de ninguna manera, así que propongo celebrar éstas fechas canónicas de la forma más pagana que podamos encontrar. En otras palabras, recordemos nuestra humanidad perdida entre tanta distracción mundana. Recomiendo para tal efecto, antes de cualquier cosa, apagar el computador y el teléfono celular, y darnos una ducha (no fría si eso acaba con los pensamientos lascivos) mientras elevamos los pensamientos hacia el cariño de alguien en particular... o en general, eso también vale.

Las mujeres tienen ciertas ventajas (eso creo) sobre los hombres (a menos que sean metrosexuales, pero no me cala el ejemplo). Alimentar de carmín el color de sus labios entreabiertos, enmarcar de color la mirada para dejarnos lelos, dibujarse uno que otro lunar, o mejor aun el triángulo de lunares de las bermudas (j lo sabe bien)  para hacernos perder la cordura (no es necesaria en éstos casos), aunque sea momentáneamente. A los hombres recomiendo nunca perder el buen aliento, ya que el jadeo implica aire compartido, y el buen aroma hace que no dejen de comerles la boca. Mejor aun si dentro de ese aire enrarecido van encajadas (como el veneno en el centro del chocolate) algunas palabras eficaces (no procuren decir la verdad, deben, eso si, ayudar en la dramaturgia de la situación) que a ellas les demuestre que tenemos cierta inteligencia emocional a pesar de no manifestarse en nuestra estupidez de los afectos.

Así que por favor olvidémonos de la ropa interior
y ponte carmín para revolcarnos en el jardín (y sus alrededores)
tu usa el liguero que yo usaré el sombrero
mientras susurro mentiras al morder tu oreja
tu eres la miel, yo soy la abeja (recuerda que estamos al aire libre)
deja que salte al vacío seguro de caer
en las mallas que forran el muro al mecer
de tus piernas trémulas como bailarinas
antes de salir a escena y saberse danzarinas
en el mejor baile que es el horizontal
es el último año, de nada vale ser vestal
y por último préstame tu aliento y dame tiempo
para relamer tus lunares de la manera adecuada
y viajar a horcajadas como en un danzón
en el último año del dragón.

(que así sea)

viernes, 16 de marzo de 2012

contrarreloj

El reloj se empeña en aplastarme, ¿cuántas acciones importantes se llevan a cabo en el tiempo muerto?, prefiero los relojes de manecillas para que me acaricien, los digitales no lo consiguen, se parecen al amor virtual, sin embargo a todo es conveniente encontrarle alguna ventaja. Ella tiene ojos grandes y un lunar sobre el labio, quiero ser cohete para poder alunizar en su boca.

El tiempo dirá...

sábado, 3 de marzo de 2012

mordido por el tiempo

Hace un par de semanas que no he podido publicar mi habitual texto semanal.
¿Debería dar excusas?
El reloj en mi muñeca la desviste y ella decide morderme.
R cumplió su primer año de vida ésta semana.
Ahora las aulas universitarias son mi segundo hogar...
¿Quién lo creyera?
El estudio, las guitarras, el piano y demás me miran con ojos de amante olvidada.
Por cierto, ando en busca de una amante sin relój
por esto días no tengo mucho tiempo para amar
todo se lo lleva R, no se quejen.

p.d. voy tarde pero alcanzo a llegar.

martes, 14 de febrero de 2012

las mujeres son mejores

Esta semana quiero compartir un video que mi padre me envió, es un bello ejemplo de lo que creo profundamente:



martes, 7 de febrero de 2012

robar un libro por amor

El dueño de una tradicional librería bogotana decía que si lograbas robar un libro de su local era porque siempre había sido tuyo y por ende lo merecías, razón por la cual aplaudía tu valentía, claro que si te atrapaba... terminabas pagando no solo el libro sino las consecuencias de tu ilegal y arriesgado acto.

Hoy buscaba un par de libros de mi humilde biblioteca con miras a adelantar una investigación académica, después de un par de minutos de bufar por no encontrar el objeto de mi deseo, debido al desorden imperante en los anaqueles a los que hace siglos no presto atención, encontré lo que ya consideraba perdido, luego de prometerme que arreglaría las repisas para que fuera mas fácil la búsqueda en una próxima oportunidad di un soplo al borde superior y el polvo de varios meses (tal vez años) hizo su aparición teatral.

Los libros que compro habitualmente los marco con mi ex libris compuesto de varias partes,sin embargo en esta ocasión los troqueles de una estrella, un pez seguido de un tiburón seguido por un esqueleto de pez no hicieron su aparición, en su lugar estaba el sello negro de una lóbrega J, en ese momento regresé en el tiempo y recordé  el momento en que ella me entregaba el par de libros que había robado de la biblioteca de una reconocida profesora universitaria con la que comenzábamos a trabajar, le pregunté porqué lo había hecho pues no hacía falta correr tal riesgo, respondió que conocía mi gesto cuando algo me gustaba, además sabía que la ilustre académica jamas los iba a leer.

Me halagó profundamente que alguien robara un libro por amor. La próxima vez hago el mismo gesto frente a un ferrari o por lo menos una les paul.

lunes, 30 de enero de 2012

la perspectiva de los sueños


En la vida nos esforzamos por intentar llegar a conocernos aunque no tengamos claro lo que eso pueda significar, dicen que todo habla acerca de cada cual, la postura corporal, las mirada, la forma de hablar, la ropa que usamos, las actividades que realizamos, incluso la caligrafía puede llegar a desvelar lo que ni siquiera nosotros sabemos. ¿Pero cuál es la imagen que tenemos de nosotros mismos? y ¿es la misma que tienen los demás?. Esa diferencia puede ser un abismo.

Una amiga estaba convencida que tenía habilidades de bruja porque decía que podía escuchar voces (como el niño de "sexto sentido", la película), además creía que en una vida anterior había sido quemada en la hoguera acusada de brujería. A pesar de lo dicho tenía una relación de amor-odio con la iglesia, era devota de la hagiografía y acostumbraba a llevar estampitas de santos para atraer la buena suerte, de alguna manera creía que tenía madera de Juana de Arco.

Me llamaba la atención la facilidad que tenía de generar juicios de valor y la cantidad de prejuicios que se había formado, generalmente hacia los hombres, una actitud non sancta para alguien de espíritu tan elevado (según ella). Alguna vez me dijo que tenía un sueño recurrente, la quemaban en la hoguera, le pregunté si sentía el calor de las llamas, me respondió que ella veía arder una mujer que suponía era ella. Después de pensarlo un poco me atreví a decirle que tal vez ella no había sido una mártir como lo creía (motivo de orgullo, por supuesto) sino un cura de la ¿santa? inquisición que disfrutaba con el dantesco espectáculo. Abrió los ojos enfurecida. Perdí su amistad.

domingo, 22 de enero de 2012

la casa soñada

Despertar por el calor de un beso y el susurro de una sonrisa, abrir los ojos y lentamente enfocar los suyos, sentir el pecho henchido de tranquilidad y fuerza, reconocer una habitación sencilla, sin nada de más, encontrar en la cocina el pan recién hecho, dejar que el chirriar de la cafetera llene de olor a café la casa que poco a poco aparece ante mis ojos, bautizarme cada día en la ducha de colores con muñecos infantiles y coloridos, abrir las ventanas y alabar la lluvia o el sol, no importa, caminar de su mano por el jardín, y en la noche poder dormir en calma soñando que se va a repetir.

jueves, 12 de enero de 2012

víctor y el año del dragón



el dragón de mi sala

A Víctor lo conocí en la universidad, a pesar de ser de Medellín nunca ha tenido el acento de la región, por esos días tenía un marcado acento español pues había vivido allí los últimos cinco años. Cuando dejamos el alma mater nos dejamos de ver por un tiempo, hasta que terminamos siendo vecinos en el edificio en el que tuve mi primer apartamento con mi querida novia de ese entonces (ahora mejor conocida como mi ex).

Desde entonces, hace unos doce años, Víctor ha sido uno de los pocos amigos constantes en mi vida, incluso fungió como el celestino con la madre de mi hija (de momento conocida como mi nueva ex), y también como tío putativo de mi chiquilla.

Víctor considera que es brujo, así que lee las cartas, el cigarillo, el i ching, el feng shui y demás cosas por el estilo, a pesar de todo tiene una vida que parece no tener norte y su situación es cada vez mas desesperada, razón por la cual ha cifrado sus esperanzas en el año del dragón que pronto hará su entrada triunfal. Según él nuestro planeta será protegido por el fantástico ser, evitando así la debacle tan pronosticada para el 2012.

También dice que me espera un estupendo año (anticipo que nunca he creído sus pronósticos). Por lo pronto un dragón decora debidamente el techo de mi sala... por si las moscas.


miércoles, 4 de enero de 2012

dios punto com

Con la llegada del internet las relaciones y conexiones se han hecho mas fáciles, rápidas y directas. También el acceso al conocimiento, en nuestros días tan solo se le hace la pregunta al gran oráculo de google y ¡zas!, tienes mil respuestas (incluidas imágenes y videos) que te pueden dar luces... o apagártelas por completo.

Luego de tanto cacareo con el tema de los mayas (cultura que respeto profundamente), de cientos de programas apocalípticos en natgeo, de libros en tiendas esotéricas anunciando el desastre (con apenas uno o dos años de antelación) y de una pésima película (a pesar de tener al querido john cusack como protagonista), he decidido que me importa un carajo que el mundo se acabe de la peor manera (¿existe acaso un final de la mejor manera?) y que voy a seguir mi vida lo mejor que pueda, pues como dice Bob Dylan "las respuesta mi amigo están volando con el viento", o sea: pregúntale a google.

Recuero que en el año 98 por simple curiosidad tecleé en mi navegador netscape la dirección www.dios.com, pensé que sería una buena jugada si el gran d tuviera su propio dominio en la web (uno más no implicaría mayor cosa para él, al fin y al cabo tenía nueve dominios que amablemente había cedido a los ángeles) esos días las conexiones no eran tan repentinas como ahora, así que tuve tiempo de vivir todo el drama que eso puede implicar, re depente comienza a sonar "así habló zaratustra" de strauss, (¿dónde está hal?- me pregunté con ironía-), luego, lentamente, muy lentamente, aparece la imagen (no era animada, por esos días las páginas no se basaban en flash para su diseño) de un triángulo con un ojo en el medio, eso era todo, no había mas, pensé que era mejor escribir (comprensible por cuestiones de mercadeo) la dirección en inglés www.god.com, pasó exactamente lo mismo, no había ningún enlace de contacto ni correo electrónico, no pude evitar reír, desde ese momento no dudé de la existencia del gran d... sin embargo la página ya no existe... ¿sería una epifanía virtual?