lunes, 30 de enero de 2012

la perspectiva de los sueños


En la vida nos esforzamos por intentar llegar a conocernos aunque no tengamos claro lo que eso pueda significar, dicen que todo habla acerca de cada cual, la postura corporal, las mirada, la forma de hablar, la ropa que usamos, las actividades que realizamos, incluso la caligrafía puede llegar a desvelar lo que ni siquiera nosotros sabemos. ¿Pero cuál es la imagen que tenemos de nosotros mismos? y ¿es la misma que tienen los demás?. Esa diferencia puede ser un abismo.

Una amiga estaba convencida que tenía habilidades de bruja porque decía que podía escuchar voces (como el niño de "sexto sentido", la película), además creía que en una vida anterior había sido quemada en la hoguera acusada de brujería. A pesar de lo dicho tenía una relación de amor-odio con la iglesia, era devota de la hagiografía y acostumbraba a llevar estampitas de santos para atraer la buena suerte, de alguna manera creía que tenía madera de Juana de Arco.

Me llamaba la atención la facilidad que tenía de generar juicios de valor y la cantidad de prejuicios que se había formado, generalmente hacia los hombres, una actitud non sancta para alguien de espíritu tan elevado (según ella). Alguna vez me dijo que tenía un sueño recurrente, la quemaban en la hoguera, le pregunté si sentía el calor de las llamas, me respondió que ella veía arder una mujer que suponía era ella. Después de pensarlo un poco me atreví a decirle que tal vez ella no había sido una mártir como lo creía (motivo de orgullo, por supuesto) sino un cura de la ¿santa? inquisición que disfrutaba con el dantesco espectáculo. Abrió los ojos enfurecida. Perdí su amistad.

domingo, 22 de enero de 2012

la casa soñada

Despertar por el calor de un beso y el susurro de una sonrisa, abrir los ojos y lentamente enfocar los suyos, sentir el pecho henchido de tranquilidad y fuerza, reconocer una habitación sencilla, sin nada de más, encontrar en la cocina el pan recién hecho, dejar que el chirriar de la cafetera llene de olor a café la casa que poco a poco aparece ante mis ojos, bautizarme cada día en la ducha de colores con muñecos infantiles y coloridos, abrir las ventanas y alabar la lluvia o el sol, no importa, caminar de su mano por el jardín, y en la noche poder dormir en calma soñando que se va a repetir.

jueves, 12 de enero de 2012

víctor y el año del dragón



el dragón de mi sala

A Víctor lo conocí en la universidad, a pesar de ser de Medellín nunca ha tenido el acento de la región, por esos días tenía un marcado acento español pues había vivido allí los últimos cinco años. Cuando dejamos el alma mater nos dejamos de ver por un tiempo, hasta que terminamos siendo vecinos en el edificio en el que tuve mi primer apartamento con mi querida novia de ese entonces (ahora mejor conocida como mi ex).

Desde entonces, hace unos doce años, Víctor ha sido uno de los pocos amigos constantes en mi vida, incluso fungió como el celestino con la madre de mi hija (de momento conocida como mi nueva ex), y también como tío putativo de mi chiquilla.

Víctor considera que es brujo, así que lee las cartas, el cigarillo, el i ching, el feng shui y demás cosas por el estilo, a pesar de todo tiene una vida que parece no tener norte y su situación es cada vez mas desesperada, razón por la cual ha cifrado sus esperanzas en el año del dragón que pronto hará su entrada triunfal. Según él nuestro planeta será protegido por el fantástico ser, evitando así la debacle tan pronosticada para el 2012.

También dice que me espera un estupendo año (anticipo que nunca he creído sus pronósticos). Por lo pronto un dragón decora debidamente el techo de mi sala... por si las moscas.


miércoles, 4 de enero de 2012

dios punto com

Con la llegada del internet las relaciones y conexiones se han hecho mas fáciles, rápidas y directas. También el acceso al conocimiento, en nuestros días tan solo se le hace la pregunta al gran oráculo de google y ¡zas!, tienes mil respuestas (incluidas imágenes y videos) que te pueden dar luces... o apagártelas por completo.

Luego de tanto cacareo con el tema de los mayas (cultura que respeto profundamente), de cientos de programas apocalípticos en natgeo, de libros en tiendas esotéricas anunciando el desastre (con apenas uno o dos años de antelación) y de una pésima película (a pesar de tener al querido john cusack como protagonista), he decidido que me importa un carajo que el mundo se acabe de la peor manera (¿existe acaso un final de la mejor manera?) y que voy a seguir mi vida lo mejor que pueda, pues como dice Bob Dylan "las respuesta mi amigo están volando con el viento", o sea: pregúntale a google.

Recuero que en el año 98 por simple curiosidad tecleé en mi navegador netscape la dirección www.dios.com, pensé que sería una buena jugada si el gran d tuviera su propio dominio en la web (uno más no implicaría mayor cosa para él, al fin y al cabo tenía nueve dominios que amablemente había cedido a los ángeles) esos días las conexiones no eran tan repentinas como ahora, así que tuve tiempo de vivir todo el drama que eso puede implicar, re depente comienza a sonar "así habló zaratustra" de strauss, (¿dónde está hal?- me pregunté con ironía-), luego, lentamente, muy lentamente, aparece la imagen (no era animada, por esos días las páginas no se basaban en flash para su diseño) de un triángulo con un ojo en el medio, eso era todo, no había mas, pensé que era mejor escribir (comprensible por cuestiones de mercadeo) la dirección en inglés www.god.com, pasó exactamente lo mismo, no había ningún enlace de contacto ni correo electrónico, no pude evitar reír, desde ese momento no dudé de la existencia del gran d... sin embargo la página ya no existe... ¿sería una epifanía virtual?