miércoles, 4 de enero de 2012

dios punto com

Con la llegada del internet las relaciones y conexiones se han hecho mas fáciles, rápidas y directas. También el acceso al conocimiento, en nuestros días tan solo se le hace la pregunta al gran oráculo de google y ¡zas!, tienes mil respuestas (incluidas imágenes y videos) que te pueden dar luces... o apagártelas por completo.

Luego de tanto cacareo con el tema de los mayas (cultura que respeto profundamente), de cientos de programas apocalípticos en natgeo, de libros en tiendas esotéricas anunciando el desastre (con apenas uno o dos años de antelación) y de una pésima película (a pesar de tener al querido john cusack como protagonista), he decidido que me importa un carajo que el mundo se acabe de la peor manera (¿existe acaso un final de la mejor manera?) y que voy a seguir mi vida lo mejor que pueda, pues como dice Bob Dylan "las respuesta mi amigo están volando con el viento", o sea: pregúntale a google.

Recuero que en el año 98 por simple curiosidad tecleé en mi navegador netscape la dirección www.dios.com, pensé que sería una buena jugada si el gran d tuviera su propio dominio en la web (uno más no implicaría mayor cosa para él, al fin y al cabo tenía nueve dominios que amablemente había cedido a los ángeles) esos días las conexiones no eran tan repentinas como ahora, así que tuve tiempo de vivir todo el drama que eso puede implicar, re depente comienza a sonar "así habló zaratustra" de strauss, (¿dónde está hal?- me pregunté con ironía-), luego, lentamente, muy lentamente, aparece la imagen (no era animada, por esos días las páginas no se basaban en flash para su diseño) de un triángulo con un ojo en el medio, eso era todo, no había mas, pensé que era mejor escribir (comprensible por cuestiones de mercadeo) la dirección en inglés www.god.com, pasó exactamente lo mismo, no había ningún enlace de contacto ni correo electrónico, no pude evitar reír, desde ese momento no dudé de la existencia del gran d... sin embargo la página ya no existe... ¿sería una epifanía virtual?


2 comentarios:

Campanula dijo...

A mi me parecería justo con la madre naturaleza que el mundo se acabase, hemos sido unos completos malvados con ella, el gran D jajaja me encanta!!!

Un Abrazo

Juan Carlos Partidas dijo...

Y probablemente cerró su dominio para evitar que alguien intentara hackerlo. De cualquier manera, encontrar su website debe haber sido, como decía aquella canción, una experiencia religiosa. :)

Muy buena entrada. ¡Saludos!