jueves, 12 de enero de 2012

víctor y el año del dragón



el dragón de mi sala

A Víctor lo conocí en la universidad, a pesar de ser de Medellín nunca ha tenido el acento de la región, por esos días tenía un marcado acento español pues había vivido allí los últimos cinco años. Cuando dejamos el alma mater nos dejamos de ver por un tiempo, hasta que terminamos siendo vecinos en el edificio en el que tuve mi primer apartamento con mi querida novia de ese entonces (ahora mejor conocida como mi ex).

Desde entonces, hace unos doce años, Víctor ha sido uno de los pocos amigos constantes en mi vida, incluso fungió como el celestino con la madre de mi hija (de momento conocida como mi nueva ex), y también como tío putativo de mi chiquilla.

Víctor considera que es brujo, así que lee las cartas, el cigarillo, el i ching, el feng shui y demás cosas por el estilo, a pesar de todo tiene una vida que parece no tener norte y su situación es cada vez mas desesperada, razón por la cual ha cifrado sus esperanzas en el año del dragón que pronto hará su entrada triunfal. Según él nuestro planeta será protegido por el fantástico ser, evitando así la debacle tan pronosticada para el 2012.

También dice que me espera un estupendo año (anticipo que nunca he creído sus pronósticos). Por lo pronto un dragón decora debidamente el techo de mi sala... por si las moscas.


3 comentarios:

Gabriel Cruz dijo...

Y claro Aguijon, no está de más tomar lo bueno de las palabras y de la buena vibra que estas conllevan y encarar de una mejor forma los proyectos que se presenten ¡¡a ponerle ganas y buena actitud!! :D

Boris Estebitan dijo...

Muy buen blog, me parecio bastante original el titulo del blog. Te invito de manera cordial a que visites el Blog de Boris Estebitan y leas un texto escrito por mi titulado "La Balada de Dracula", saludos.

Juan Carlos Partidas dijo...

Jeje... por ahí dicen que no creen en brujas, pero que de que vuelan... vuelan. :)