viernes, 16 de marzo de 2012

contrarreloj

El reloj se empeña en aplastarme, ¿cuántas acciones importantes se llevan a cabo en el tiempo muerto?, prefiero los relojes de manecillas para que me acaricien, los digitales no lo consiguen, se parecen al amor virtual, sin embargo a todo es conveniente encontrarle alguna ventaja. Ella tiene ojos grandes y un lunar sobre el labio, quiero ser cohete para poder alunizar en su boca.

El tiempo dirá...

1 comentario:

Gabriel Cruz dijo...

Muy profundo, me gustó en particular la frase de cierre, quien pudiera ser el afortunado en ello ¿verdad? :)