sábado, 3 de marzo de 2012

mordido por el tiempo

Hace un par de semanas que no he podido publicar mi habitual texto semanal.
¿Debería dar excusas?
El reloj en mi muñeca la desviste y ella decide morderme.
R cumplió su primer año de vida ésta semana.
Ahora las aulas universitarias son mi segundo hogar...
¿Quién lo creyera?
El estudio, las guitarras, el piano y demás me miran con ojos de amante olvidada.
Por cierto, ando en busca de una amante sin relój
por esto días no tengo mucho tiempo para amar
todo se lo lleva R, no se quejen.

p.d. voy tarde pero alcanzo a llegar.

No hay comentarios: