miércoles, 4 de julio de 2012

mala influencia

Se hizo a mi lado durante la clase. Al igual que un par de días atrás, cuando un café nos alcanzó para dos horas de charla y mutuo lanzamiento de anzuelos que ambos picábamos con gusto. ¿Piensas venir en la tarde?, ella asintió mientras preguntó ¿porqué, qué planes tienes?, mientras sus dedos tomaban un mechón de mi pelo bajo mi barbilla, dijo exagerando su gesticulación, sonriendo mientras el lunar de su labio subía y bajaba como mis ojos en una montaña rusa: vos sos una mala influencia.

Nuestros destinos no se cruzaron en la tarde.

1 comentario:

Minuet dijo...

Como me gusta la idea de que en cualquier momento dos destinos se crucen en una tarde cualquiera de un lugar cualquiera, y como me gusta esa frase dicha por los labios correctos "eres una mala influencia"...:P

Me encanta este post.

Aprovecho para saludarte y mandarte mil besos desde el otro lado del charco.
PD: se te echa de menos a ti y a tu música por mi blog :D. MUAK