lunes, 2 de julio de 2012

tigre, caballo y jirafa

Sonrisa coqueta, ojos adormilados que van a juego, camina en dirección mía como una tigresa en celo, lista para morder. Al hablar su aliento del pastel de Juana María me devuelve a la vida. Hablo sin pensar:
-Del 86... eres tigresa
-Qué raro, siempre me habían dicho caballuna... incluso jirafa, pero nunca tigresa...
No sé qué decir, ella deja ver sus dientes felinos.
-Ensaya a montarme.

No hay comentarios: