lunes, 20 de agosto de 2012

la maldición de las hamburguesas

No soy vegetariano ni lo he sido, pero me gustaría serlo. Más allá del tema espiritual lo quiero ser por tener buena salud. A mi edad la intolerancia comienza a crecer, por desgracia. Intolerancia a los lácteos, a las bebidas fermentadas, a las grasas, al café sin haber desayunado, en fin. No es una decisión, es una obligación. Ya no se es el que se fue, y no se ha sido el que se quiso ser, pffff.

No soy amigo de las comidas rápidas y multinacionales, me saben a cartón. Excepto, tal vez, en Argentina. Recuerdo un documental donde un hombre que ha llevado una vida alimenticia sana decide comer en el restaurante del payaso pelirrojo durante un mes para ver que pasa (y de paso tener un buen documental que vender). Treinta días después el héroe documentalista ha enfermado en un par de ocasiones, su metabolismo se ha alterado seriamente y tendrá secuelas en los próximos diez años de su vida. Nos hace saber que las ensaladas del payaso asesino (como lo llamarían los redondos de ricota) tienen más contenido graso que las mismísimas hamburguesas, debido a la salsa que las acompaña.

Hace un par de semanas un profesor de la maestría nos pidió que imagináramos una hamburguesa. La describió, pan, carne, queso... antes de que terminara yo agregué: y rubia. Noté varias risas entre el personal femenino del salón. ¿Es posible que las mujeres que nacieron o viven en Hamburgo (Alemania) se cambien el gentilicio?, han de sufrir como si fueran vacas camino del matadero, pues cada vez que se dice hamburguesa se piensa en carne mantecosa en lugar de carnes provocativas y bien puestas, con bellas cabelleras y coquetas miradas. Si digo italiana pienso en la Loren, si digo sueca pienso en estrellas porno, si digo caleña pienso en la diosa Kali, si digo hamburguesa todos piensan en un payaso pelirrojo. No es justo.

2 comentarios:

Gabriel Cruz dijo...

Y vaya que no deben ser buenas, en efecto identifico el documental y es de esa época en que MacDonalds no ha tenido su mejor época, tienen mucho qué corregir los pobres :(
¡¡Saludos mi estimado!!

Julibelula dijo...

A ver... partiendo de la base que sólo del payaso pelirrojo y horrendo (imagen "adecentada" del terrorífico payaso de IT) son comestibles los helados, yo no diría que lo de allá es comida. Son porciones de rellenabobos.
LAs hamburguesas son lo máximo!!! Bien preparadas y de parte aseada, incluyendo aquello de hacerlas deseables y tentadoras. Tienes razón en algo y es que una buena hamburgesa, para llamarse así, debe ser tan tentadora como las rubias de tus imaginarios.