martes, 18 de septiembre de 2012

deus ex machina

Durante el último mes he percibido la vida de una manera diferente. Si fuera el protagonista de una película estaría cerca del momento del clímax, después de haber recibido todas las palizas, de haberme arrastrado por los obstáculos, de sentirme incapaz de seguir adelante.

En octubre mi vida cambiará radicalmente y no necesariamente a mi favor. Aunque éste no es el momento ni yo soy la persona para calificar la situación porque sería juez y parte. Tal vez el destino me está jugando una broma macabra y todo sea para bien, nunca se sabe.

Por fortuna la vida no se ha ensañado conmigo de la peor manera y me ha permitido tener la compañía de seres que siempre serán mi bálsamo de fierabrás. Incluso nuevos personajes que han entrado en mi vida me han consolado sin que yo tenga clara la razón de su conducta, la cual, desde luego, agradezco noche a noche.

De cualquier manera una vez pasado el clímax, a la película le quedan pocos minutos para ver el final. Me pregunto si las decisiones y acciones que he asumido en mi vida me han traído hasta el lugar sombrío que habito hoy, o si por el contrario han sido las decisiones de los demás que he permitido me afecten de alguna manera.

Me gustaría ser el protagonista de una mala película, donde soy rescatado en el último minuto por algún tipo de magia que rompe con la lógica de toda la historia, el clásico y mal visto "deus ex machina" de las historias de hadas.

Ya veremos si la magia existe.

No hay comentarios: