lunes, 29 de octubre de 2012

¡¿shitsu?!

Las conversaciones casuales con los amigos te pueden llevar a lugares extraños. Estaba con la diosa Kali tomando café cuando al lugar entró un compañero de nuestra clase, ella lo miró y dijo que siempre le habría parecido que él tenía un cierto y recóndito parecido con una raza de perros que ya olvidé. Le di la razón, nuestro compañero tenía cara de perro. Como ejercicio de conversación decidí halar de la cuerda y le pregunté de  qué raza canina podría ser ella. Sin dudarlo dijo: labradora. Podrías ser una golden retriever le contesté, ella dejó ver esa sonrisa estupenda que me pone a bailar la imaginación.  Por supuesto que el ejercicio debía seguir adelante, pero ésta vez ella fue quien lo continuó, me miró y dijo: ... tu podrías ser un.... yo esperaba que repitiera lo lógico, que parecía un lobo, o un husky, algo que otras mujeres ya habían dicho al respecto. Pero no fue así, dijo shitsu. ¿Shitsu?, admito que mi cultura general en lo que a razas de perros se refiere es muy pero muy pobre, así que le pedí una descripción del canino elemento en cuestión. Lo hizo y definitivamente no me gustó, excepto por el final. Dijo: tienes cara de shitsu porque eres muy tierno y dan ganas de abrazarte y acariciarte. Eso indica que nunca tendré sexo con ella :(

martes, 23 de octubre de 2012

imposturas

No siempre somos lo que parecemos, ni siempre parecemos lo que somos. Se va por la vida dando tumbos, tropezando en el camino con piedras rodantes que nos enseñan el camino de rodar y rodar. Y luego, sin querer, terminas rodando escenas y te atoras con una vida que desconocías. Según un brujo idiota yo debí ser abogado o administrador en lugar de tener una vida tan... artística.

Todos robamos a los demás queriendo parecer algo que no somos, sea correcto o incorrecto. La verdad es que siempre tenemos alguna impostura frente a los demás, e incluso frente a nosotros mismos. La solución está en saber cuál es nuestra mejor impostura, la que nos da mas placer, o dinero, en su defecto.

A veces quisiera hacer de Robin Hood y robar a los ricos para ayudarme a solucionar, aunque sea un poco, algunas de mis inquietudes. Por ejemplo: si tuviese dinero de sobra, tanto como para no tener que trabajar, ¿sería la misma persona o tan sólo un imbécil con dinero?. Generalmente opto por la segunda posibilidad, mi temperamento me impide ir por el camino del encapuchado rojo. Vaya conflicto. ¿Tendré que rediseñar lo que quiero parecer? ¿O tal vez debo atreverme a parecer lo que soy? Considero que lo realmente importante es no conjugar el juego del engaño, o peor aun, la auto-complacencia.

Tendré que seguir robando de la manera más honesta posible.

miércoles, 17 de octubre de 2012

la espiral

El circulo se rompe para convertirse en espiral. ¿Pero sube o baja? ¿Depende del punto de vista? ¿Acaso la  buena intención puesta en cada pensamiento que se convierte en deseo es la solución?¿Ésta serie de preguntas demuestran que estoy pensando o que tan solo estoy confundido?

Mi optimismo es arrogante, lo sé. Pero no dejo de creer en lo bueno de la vida. Incluso las partes complicadas son motivo de agradecimiento. También lo son las bellas personas que me consuelan por el gusto de hacerlo. Hay Julibélulas, hay diosas Kali, hay Lolitas Intergalácticas que siempre tienen un sonrisa acompañada de  halagos y bellas palabras. Por fortuna mi corazón es un hotel y ellas tienen suites con vista al mar arrebolado. Ni que decir de R y su mirada salvadora. Su sonrisa me lleva al cielo.

Las mujeres siempre me han lanzado una cuerda. Estoy a salvo. La espiral es de subida.