lunes, 5 de noviembre de 2012

serían bonitos... pero no

Hacía tiempo que la diosa Kali deseaba conocer a R, mi hija. Hace un par de semanas ella me había visto paseando en la bici con ella, pero yo no vi su majestuosa presencia y el encuentro no se pudo dar. Me lo hizo saber. El 31 de octubre se dio la oportunidad sin premeditación alguna. Yo estaba en la entrada de la facultad jugando con la nena cuando la diosa Kali salió con un compañero porque debíamos hacer un trabajo juntos. Yo charlaba con algunas de mis estudiantes quienes además estaban encantadas con la presencia de R. La diosa Kali no podía quitarle la vista de encima. La comprendo porque me pasa lo mismo todo el tiempo.

Dicen que una buena estrategia para caerle en gracia a las mujeres es mostrar nuestra faceta de padres. Por fortuna yo no debo impostar nada, estar con mi hija es lo que más me gusta hacer. Además, parece ser que bajo la presencia de R mi comportamiento es diferente al habitual, razón por la cual la diosa Kali me miraba de manera diferente, y así se lo hizo saber al amigo con el que íbamos hacia la cafetería, yo caminaba algunos pasos adelante llevando en los brazos a la nena pero pretendí no haber escuchado cuando dijo: "ya me dieron ganas de tener un hijo con este tipo, me tiene fascinada". Al entrar al café nuestro compañero me hizo saber del comentario hecho por la diosa, después de intentar confundir un poco la situación puse mi  mano en su hombro y le pregunté: "¿de verdad quieres tener un hijo conmigo?", ella sonrió ante mi osadía y contestó."sin duda serían bonitos... pero no".

Pasamos las siguientes tres horas juntos. Escuchamos y bailamos canciones infantiles en el carro mientras llevaba a la diosa a su casa y mi hija se dormía. Algo pasó en nuestra amistad gracias a la nena, una puerta de confianza se abrió que yo ni imaginaba que pudiera existir.

1 comentario:

Gabriel Cruz dijo...

Qué padre por ello mi estimado, en efecto fue una pregunta muy audaz la que le haz hecho a la diosa, pero aunque haya dado una respuesta negativa quizá en sus adentros piensa distinto, pero de ello sólo usted sabrá, mientras a disfrutar de la amistad :)
Van saludos ;)