miércoles, 27 de marzo de 2013

sexo y cocteles en jueves santo

No soy religioso, aunque me gusta pensar que tengo una fuerte inclinación espiritual. Eso sumado al descaro da como resultado un interesante coctel kármico (nunca en tono de castigo, claro está). El espíritu no está desligado de lo sexual, en absoluto. Por el contrario, la energía creadora es la misma energía sexual, la cuestión está en poderla canalizar correctamente.

Desde que comencé mi vida sexual recuerdo que los jueves y viernes santos nunca hubo ayuno en mi cama. Está claro que no pensaba que estuviese pecando, por el contrario, era un ritual de la pasión. Además, luego de leer apartes del Urantia lo hacía con más veras. Los videos dan fe.

En mi caso el sexo implica cariño. No puedo hacer la pasión, hago el amor, y lo digo en serio. Así que el ritual tenía todos los ingredientes necesarios para ser debidamente respetados. Ahora cumplo dos años sin ser parte del ritual y no me preocupa del todo. Lo tengo claro, si no hay amor es mejor que no haya sexo.

No hay comentarios: