martes, 18 de marzo de 2014

la ilusión de la academia

Ser profesor nunca estuvo entre mis planes. La vida me ha ensañado, a trancazos, que toda persona debe enseñar en algún momento de su existencia, así la sociedad sería diferente, por lo menos la colombiana que es tan salvaje y agresiva.Hace veinte años repelía cualquier posibilidad en la docencia, vueltas que da la vida.

Hace casi tres años que soy profesor universitario durante quince horas a la semana. Es un trabajo fijo, lo acepté porque mi hija estaba por nacer y necesitaba cierta estabilidad económica. La arrogancia que tuve a los veinte se vio doblegada. Aunque ya había tenido trabajos ocasionales como docente éste me llamaba la atención porque estaría en la universidad más importante del país, donde la mayoría de los estudiantes tienen un alto rango intelectual pues la selección no se hace por el poder adquisitivo que tengan.

Cada seis meses debo hacer entrevistas personales a los candidatos que quieren ser parte de mi carrera. Cuando hablo con ellos no dejo de pensar que están llenos de ilusiones, con una vida por delante. También sus padres comparten esas ilusiones. Y yo como juez y verdugo, sin querer hacer daño pero con la obligación de tomar decisiones que pueden ir al traste con sus deseos. Algunos lo ven como una lotería, creen que si aprueban los exámenes de ingreso automáticamente ingresarán a una mejor vida. Para muchos es su única oportunidad, y duele ver que no tienen talento y no serán aceptados.

Cuando los alumnos llegan a mi clase es porque están en sexto semestre de una carrera de nueve. Para ese momento la emoción que había en la entrevista de ingreso se ha desvanecido. La desmotivación es la regla, la universidad ha consumido sus ideales, las ilusiones han transmutado en rabia y cinismo. Mi objetivo es lograr que la ilusión renazca, o por lo menos dejar de lado la negatividad. ¿Cómo ser buen ciudadano si el sistema se encarga de romperte los dientes?

Conviene leer el artículo donde Noam Chomsky define las razones por las que las universidades no están ayudando en absoluto. Aquí el vínculo: http://www.elespectador.com/noticias/educacion/el-neoliberalismo-tomo-asalto-universidades-noam-chomsk-articulo-480438



No hay comentarios: