domingo, 20 de abril de 2014

romanti-sismo

Fui al teatro a ver a lady siansun. El aforo estaba colmado. Nuevamente era el único imbécil que iba solo. Algunos días atrás había chateado con ella vía facebook (pues aun no tengo su número telefónico) avisándole que asistiría a su obra, ella respondió que le había hecho feliz el día. Durante la actuación mantuvo su mirada verde atravesándome intencionalmente en un par de ocasiones. No supe qué hacer pero intenté mantenerme calmado... o parecerlo. Al terminar salí, no nos vimos ni hablamos por un segundo.

Es posible que haya alguna historia con ella. Por lo general mi romanticismo termina convertido en un sismo romántico pues tiendo a ser idealista... y si, mis relaciones han sido largas. En ésta ocasión voy a cambiar la forma de encarar la situación. No voy a entablar una relación (en caso de que haya esa posibilidad) para conocer a mi pareja, ahora voy a conocer a la posible pareja para luego decidir saltar del acantilado.

La atracción sexual es salvaje, soy como un pequeño imán que terminará pegado de la puerta de la nevera. Pero no me puedo obnubilar por más que ella tenga la elasticidad de una gimnasta, o se peine con trenzas, o su escote me haga estrellar de frente con la lona. No, por el momento es una extraña que me gusta, me atrae y que sabe dominar la situación... así que comienzo con desventaja, no es buena señal.

En la conversación de facebook acordamos vernos durante la semana para ver una película donde actúa y tomar un café, espero recordar todo lo escrito.

1 comentario:

kika dijo...

A mi me encanta esa sensación de quimica cuando uno recién se siente atraido por alguien, cuando no sabe nada... es ya en sí misma como estar al borde del acantilado.

Disfrútala sin tantas preguntas.