sábado, 14 de junio de 2014

triste y patético

Y vuelve la burra al trigo es una expresión coloquial de mi país, al igual que terco como una mula. Ambas implican volver al punto de partida sin que el proceso del intermedio nos haya cambiado en mayor medida. Como sociedad tenemos algunas actividades que satisfacen lo anterior, las elecciones para la presidencia de un país y los mundiales de fútbol. Éste fin de semana en mi país suceden las dos el mismo fin de semana. De las elecciones no pienso hablar. Pero el asunto de mirar partidos de fútbol me parece tan cercano al circo romano que me tienta despotricar un poco al respecto.

Mi ex me criticaba porque me gusta ver conciertos en la pantalla, decía que era una tontería verlos en casa y no vivir la experiencia. Admito que tiene algo de razón, ha de ser algo similar a ver el fútbol en la tele. Sin embargo yo miro los conciertos con la guitarra en una mano y el piano muy cerca para poder tocar con el artista en cuestión, el disfrute es diferente al del espectador pasivo. Incluso si no eres músico lo puedes disfrutar bailando en ropa interior (o sin ella, ventajas que tenía mi ex pero que son fácilmente endosables a rubias morenas o pelirrojas).

No sé si el fútbol es entretenido o no, me tiene sin cuidado. Me parece patético el ritual alrededor del asunto: ponerse una camiseta que nunca va a conocer la gramilla, pintarse la cara, tomar cerveza sentado en un sofá en lugar de usarlo para hacer el amor con una rubia morena o pelirroja mientras pasan un concierto en la tele, dirigir a un equipo cuando ni siquiera puedes dirigir tu vida, gritar como loco en lugar de cantar con la rubia, morena o pelirroja que te mira con cariño, apropiarte de un triunfo del que nunca hiciste parte, o mandar a los gladiadores con los leones porque no fueron los vencedores. En resumen es algo triste y patético de lo que nunca he formado parte. Así que si al otro lado de mi pantalla hay una rubia, morena o pelirroja que quiera ver un concierto en mi sofá encontrará abiertas las puertas de mi casa.

2 comentarios:

Gabriel Cruz dijo...

Coincido contigo aguijon, el futbol tampoco ha sido un gran tema para mi y estas fechas en las que todo el mundo solo habla de ello pues uff, pero bueno.
¡Va buena vibra mi estimado!

Julibelula dijo...

Por fin se acabó y todo vuelve a la normalidad... Que cansancio de mes para quienes no sentimos ni una migaja de la emoción de todos los demás y tenemos que soportar que nos den fútbol por ojos, nariz y boca.