sábado, 16 de agosto de 2014

arrogancia británica

El terapeuta me preguntó si tenía personajes con los cuales me pudiera identificar. Lo primero que apareció en mi mente fue San Jorge, acompañado del dragón, por supuesto. Aunque luego pensé que sería más sensato ser un monje budista. La referencia inglesa viene de mi infancia, cuando estudié en un colegio británico que en su escudo tenía al al draco vencido por el valiente y solitario caballero andante.



¿Eso indicaría que la mujer a la que rescata San Jorge es su ex? preguntó. No, ella es el caballo, mi hija es quien será rescatada. Él no pudo contener la risa ante el sarcasmo de mi respuesta. Ser flemático y arrogante son características que forman parte de mi personalidad. No puedo negar que encuentro gracia en los dos adjetivos aunque no sean del todo virtuosos. Mi nombre viene del alemán y significa jefe ¿acaso se puede alguien sorprender por la justeza de la naturaleza? No se equivoquen, a pesar de la evidencia también me hago del lado de la humildad, espero que sepan entender mi pesado sentido del humor.

Hay un par de canciones que expresan mucho mejor lo que quiero decir, los autores son ingleses, por supuesto, y se hacen llamar Reina. Tiene sentido. Para comenzar vamos con la nobleza y justicia que vienen del corazón de quienes se saben príncipes del universo.


Y para terminar vamos con la arrogancia encantadora de los villanos británicos, gritando a todo dar que son los elegidos, los dioses del reino que vendrá.



1 comentario:

Gabriel Cruz dijo...

Ohhhhh mi estimado aguijon, es interesante conocerle ese pasado ingles y es innegable que mucho influencio ese pasado a tu forma de ser ¡es usted grande ante tal elección musical. Va buena vibra ;-)