martes, 11 de noviembre de 2014

mundo minúsculo

Es común creer que el mundo es lo que vemos, cuando vemos. También es común darse a uno mismo más importancia de la que nos otorgan los demás. Podemos pasar la vida recorriendo las mismas calles sin que el mundo se acabe, cuando hay algo porqué caminar. Desde afuera mi mundo es minúsculo, desde adentro es ir al mando de una nave espacial. Claro que no todos lo ven así, hay que entrar para notarlo. Mis sueños se acercan más a la vida tranquila que a la ostentación. Aun así hay derroche y lujo sin que medie medio céntimo. ¿Soñador, idealista o iluso? Creo que hay algo más que ésto, yo lo tengo y lo comparto, pero son pocos los que lo ven y menos aún los que me creen sin haberlo visto. Ahora camino sin compañía pero tengo un motivo para seguir adelante. Sé que no estoy solo.

No hay comentarios: