domingo, 15 de febrero de 2015

un planeta diferente

Salía del comedor con sus compañeros cuando la profesora le hizo notar que yo estaba esperándola, corrió a mi encuentro sonriendo y gritando volviste. Me abrazó con fuerza y me miraba como para estar segura que no era la pantalla de la computadora por donde nos habíamos visto durante las últimas tres semanas. De inmediato nos fuimos a dar un paseo en la bicicleta y pasamos la tarde juntos.

Mi hija me ha abierto las puertas a un planeta diferente... aunque parece el mismo.

No hay comentarios: