miércoles, 4 de marzo de 2015

pensamiento y acción

Para los budistas es fundamental la relación y coherencia entre pensamiento y acción. La filosofía per se no soluciona nada, no son mas que palabras. Si lees esas palabras y las entiendes preferiblemente como ideas es posible que te emociones. Hasta ahí no hay problema, aún no te has movido de la placidez de tu sillón. La parte difícil radica en la acción que sustenta la emoción que consiguió la idea ¿verdad? Ese es el momento de tomar el riesgo de ser lo que realmente eres. ¿Te comportas igual en la intimidad que en tu vida social? Si la respuesta es negativa es posible que no te sientas a gusto. Eso no quiere decir que tengas que bailar en cueros o en ropa interior en la oficina como lo harías en casa. Sin embargo es algo parecido. Y aunque suene a libro de superación debo confesar que estoy de acuerdo en que la acción solo existe en el presente, no se puede antes ni después.

Yo lo he intentado a través de mi alter ego, el moscardón diesel me ha permitido mostrar una faceta de mi que nadie conocía, que no han visto ni siquiera las parejas con las que he convivido. Ese tipo de acción me agrada, el rostro se queda en el escaparate y no le hago daño a nadie. Ahora estoy exportando ese tipo de acciones a mi nombre, y funciona. Antes no habría ni siquiera pensado en hacerlo. Mi faceta como profesor me ha enseñado a dejar ver lo que soy, algo debía tener de bueno serlo.

P.D. Lu me tiene ganas, pero aún no se concretan. Lady martes de reserva se quiere hacer la interesante.

No hay comentarios: