lunes, 22 de junio de 2015

golpe de vientre a 440Hz

Rojo, anaranjado, amarillo, verde, índigo,morado y blanco. Dicen que si se afina en 432 Hz en lugar de los tradicionales (desde el siglo XX) 440 Hz los armónicos están mejor alineados con las matemáticas, y por ende el efecto en las emociones es más profundo. Por supuesto que eso está relacionado con las frecuencias de los colores también. Si se quiere se puede extrapolar a los chakras y hallar todo lo que eso conlleva.

Desde que habito en el silencio me he concentrado mucho en éstos temas. Me hace bien tenerlos entre la mente y el corazón, generando esa fricción agradable de la que se desprenden chispas que poco a poco se incendian dando luz a las cada vez menos frecuentes tormentas emocionales, dejándolas simplemente como temporales temporales. Relámpagos que iluminan fragmentos del dédalo imaginado por mi en un vórtice de aquellos. El juego está recomponerlo para ir completando el camino.

El asunto se hace más complejo si bajamos un poco para organizar las vísceras. Encontrar las agallas suficientes y necesarias para lograr que esos relámpagos hagan combustión en acciones acertadas, en armonía con los pensamientos. Pasan muchas cosas en los días de silencio.

No hay comentarios: