domingo, 28 de junio de 2015

otra noche de san juan

Cada vez que llega la noche de San Juan recuerdo el momento en que mi familia se desintegró apenas tres meses después de haber nacido mi hija. De eso hace cuatro años. Coincide con la fofa celebración del día del padre, que a mi nunca me ha parecido honesta, siempre he creído que tengo una vida del padre, no tan solo un día, que por cierto éste año no pasé con mi hija. Pero eso ya quedó atrás, me siento cada vez más fuerte y mi hija me concede el título de padre que es lo realmente importante y lo refrenda a diario con besos. abrazos y risas.

Para completar el acto que la vida se empeña en montar, éste año pasé el día siguiente a la noche de San Juan celebrando el cumpleaños de una de esas mujeres que podrían ser la mujer de mi vida. En ésta ocasión una cantante de ópera, bella hasta el fondo, con la me comunico a trompicones con mi atropellado inglés de absurdo acento británico (por el colegio) pues ella es gringa. Para colmo es tigresa, no sé porqué me llevo tan bien con ellas, las modelo 74 y 86 se repiten en mi vida. En fin, será otra historia que no llegará a nada, pero eso me tiene sin cuidado, al fin y al cabo es otra noche de San Juan.

No hay comentarios: