domingo, 25 de diciembre de 2016

los personajes de la trama

Hace tiempo siento que estoy cerca de algo importante en mi vida. Seguramente será bueno pero puede que no necesariamente bello. La intuición indica que conviene  esperar lo mejor pero estar preparado para lo peor. Mi carácter no es suave por mas que lo parezca en un primer momento, y eso confunde al personal, que se siente traicionado. Por eso he aprendido a dejar ir y agradecer lo vivido antes que se tiña de mezquindad.

Conozco la diferencia entre drama y tragedia y me gusta escribir aquí para desafiar demonios. No lo hago para buscar público, tengo claro que nadie lee blogs por éstos días y a mi escasamente me conoce el gato de mi tejado. Escribir es una suerte de terapia donde registro los hechos notables de mi vida. En ocasiones lo hago en tiempo real, en otros casos dejo que se decante, pero siempre lo hago con honestidad brutal... y eso en ocasiones no gusta. Julieta, la primera mujer con la que viví (ese es su nombre real), al momento de irse de mi vida me dijo que yo vivía como un escritor que sufre sus personajes, nada más cierto.

Recuerdo una entrevista con Jaime Bayly en la que define su forma de escribir, con la que me siento identificado. Como él escribo lo que vivo, y los personajes de la trama son reales aunque los cubro con pseudónimo. Por supuesto que hay diferencias evidentes: yo también uso nombre de pluma y la mía es una literatura casera, al igual que mi música. Sobra decir que no soy un superventas (risas en el auditorio).

Así que ofrezco excusas si apareces en mi blog y no te gusta lo que lees, pero ten presente que no voy a cambiar. Mejor será cortar por lo sano y seguir mi vida buscando protagonistas para la trama, porque hace tiempo siento que estoy cerca de algo importante en mi vida.


La entrevista con Bayly comienza en el minuto 20'15"

martes, 6 de diciembre de 2016

un par de meses en el ojo del huracán

Hace ya dos meses que no escribo. Cambios en todo sentido han hecho que mi vida me aleje por un rato del texto. La nueva vida que se presenta a mis ojos ya se ha registrado en el recibidor de mi hotel de una sola habitación. Siento la tranquilidad que hace aparecer inmóvil la rueda, aunque vaya a toda velocidad. Imagino que así es la vida vista por el ojo del huracán. Entre tanto no he aminorado la marcha, finalmente me decidí a abrir una cuenta en instagram y las imágenes, que son una buena parte de mi vida profesional, tomaron el protagonismo negado. Me he divertido. Mi nuevo cargo en la universidad es una tontería con nombre rimbombante que me ha dado la oportunidad de interactuar con gente nueva y, por supuesto, bellas mujeres. Además dirigí un documental que será estrenado el 25 de diciembre (curiosa fecha). Por lo tanto puedo dar fe de no haber perdido el tiempo, pero ya estoy de regreso.

lunes, 17 de octubre de 2016

mentor de la montaña

Los guías siempre aparecen en el momento adecuado. Subimos la montaña para entrevistarlo, es un escultor importante. El camino de entrada coincidía con el que recorrieron los colonizadores de la región cafetera del país. Entró a cuadro de la forma adecuada en éstos casos: desaliñado, con botas hasta la rodilla y ropa interior de invierno medio rota y con chorreones de pintura.

El lugar es una fantasía. La casa está empotrada en la montaña, con esto quiero decir que la montaña es una de las paredes de la casa. Realmente es un taller en el que se funden la cocina, el comedor, el baño y toda la fisionomía habitual de una casa. El área que ocupa es de unos setecientos metros cuadrados construidos. Pinturas, esculturas y creaciones regadas por todo el lugar.

No me sorprendió saber que vive solo. Su forma de pensar es demasiado activa para el adormecimiento en el que nos encontramos en el planeta. Muchos pensarán que está loco, pero no es así, es lúcido y fuerte como los grandes artistas. No es de nuestro tiempo, ni de nuestro planeta.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

el extraño de la arenera

Una de las actividades habituales con mi hija es ir al parque a jugar en la arenera. En ocasiones vamos algunas tardes de la semana. En esos días el parque nos pertenece. Los sábados es diferente, el lugar está colmado. Es entonces cuando es fácil verlo. Ha de tener unos treinta años, es alto y delgado. Generalmente viste con sudadera, bermudas y un sombrero de lona con ala ancha para protegerse del sol. Está rodeado de baldes vacíos que pretende alquilar a los padres que no van provistos con los juegos para niños. El negocio no le funciona. La gente lo ve con desconfianza, pues no es normal que un adulto hable solo mientras está cavando hoyos en una arenera para niños, en bermudas y sin quitarse los calcetines. Los niños no le prestan atención más que cuando necesitan un balde, para ellos es un compañero más. Las palabras que balbucea para si mismo parecen recuerdos y expresiones de otro momento. Me abruma su soledad.

jueves, 1 de septiembre de 2016

resultados del delirio

Y vuelvo con la boca pastosa a los libros que dejé inconclusos hace diez meses. No hay quejas mas que las de la memoria... la mala memoria. Tampoco me siento mal. Las respuestas me confirman al abrir esas páginas llenas de polvo que algo se ha aprendido por el camino. Hay tranquilidad en el pecho pero la mente no para de bailar el rocanrol de lo que sembré alguna vez. Incluso los frutos defectuosos son primorosos al verlos de esta manera. En paralelo tres eclipses... ¡tres! El sol emparedado y el cuerpo buscando acción. El asunto está en ver a los asuntos pendientes volver y no temer cuando no se piensa en lo que vendrá, pero se sabe desear.

El delirio no tiene entre sus planes el descanso.

lunes, 29 de agosto de 2016

vulnerable

Ser resistente como el metal y transparente como el cristal es mi definición de fortaleza. Ser como el guerrero, siempre esperar lo mejor y estar preparado para lo peor. Doy con facilidad y eso se puede considerar como una debilidad, no voy a cambiar. Nada que hacer. El problema radica en que obrando así pospongo mi norte y luego de la debacle me pregunto en qué momento pasó. Ya no me arrepiento ni reniego de lo hecho, por el contrario, tomo nota. Sé que mi tendencia mística en ocasiones no ayuda. El asunto está en saber equilibrar, algo nada fácil para mi.

Lo importante es saber la razón por la que soy vulnerable.

sábado, 20 de agosto de 2016

dramática

La vida, cuando se empieza a comprender, resulta ser una puesta en escena en la que Dédalo es el DJ Grandmaster Flash del lugar. Probar el veneno que serví con descuido es ahora un asunto kármico que me abre los ojos para ayudarme a entender, a través del fuego, que el dolor se queda por dentro, esperando a explotar en el momento apropiado. De esa manera se aprende a agradecer, e incluso se sonríe al caminar sobre los vidrios rotos de aquella copa.

La vida es dramática, Shakespeare lo tenía claro. Somos actores de la obra que escribimos para nosotros mismos con cada decisión, cada acción, cada pensamiento. El fuego limpia los errores, es una de las maneras de llegar al final, y sabemos que es el final porque es bueno, como dijo Julibélula.

martes, 7 de junio de 2016

planetas en punto

La gran cruz se formó la semana pasada, algunos llevan tiempo en retroceso. Es momento de pruebas, y se han dado. La confianza es mi caso. En un primer momento mi organismo se vio afectado: ansiedad, estómago estropeado, falta de concentración, incapacidad para dormir. ¿Solución? Mi hija y la naturaleza. Poco a poco la tranquilidad volvió a ocupar su lugar. Todo ocupa el lugar apropiado en el momento apropiado. Pero aún no termina.

domingo, 29 de mayo de 2016

presagio rocanrolista

Ayer, como todos los sábados, pasé el día con mi hija. Fuimos al parque y también a una obra de títeres.  En la tarde se me acercó en el momento en que miraba un video musical, no recuerdo cual, y me dijo que yo era un rocanrolista pero que debía hacerlo en un escenario para que fuera realidad. Por diversas razones los atarbanes nunca hemos querido hacerlo pero sabemos que mi hija tiene toda la razón al respecto. ¿Presagios?

martes, 24 de mayo de 2016

en la noche

Se completan cinco años de llegar a una casa sin familia. Las paredes están atiborradas de dibujos de mi hija, algunas cosas de Lu que van y vienen, además de mi estudio que he abandonado un poco. Ya me atrevo a decirlo, no quiero seguir así; todos los días cuando le envío besos de buenas noches a mi hija, siento una ausencia enorme y un poco de envidia de su madre pues la tiene a su lado. Lu llenaba el vacío pues se acordaba de mi, pero poco a poco ha dejado de pasar, no sé si se repita, pero me acostumbré. Ahora el bajón es notorio. Felicito a quienes conservan la familia a su lado.

lunes, 23 de mayo de 2016

a la antigua

Por éstos tiempos incluso los adolescentes consideran que las relaciones duraderas no tienen mucho sentido. Para ellos una experiencia de más de un año es algo inconcebible pues consideran que se están perdiendo de algo mejor. Parece que todo está guiado por la inmediatez, fogonazos que consideran amor pero no son mas que sexo casual  con drogas disfrazados de libertad. En buena medida se la pasan haciendo listados, como si la cantidad fuera lo que importa, dejando de lado la calidad. Es evidente que la calidad implica dar algo más, y eso no está de moda en un mundo como el actual cada vez más llevado a la individualización, al goce efímero, al "hit and run" no muy lejano de los bárbaros.

No es extraño que estén perdiendo la habilidad para relacionarse como seres humanos para ser parte de hordas salvajes que viven en medio de la tecnología y de cierta calidad de vida que consideran el sine qua non, una completa contradicción pues no se dan cuenta de lo endebles que son. Su ilusión los hace pensar que son de avanzada pero realmente hacen apología del primitivismo sin apenas saberlo. Por supuesto que esto nada tiene que ver con el temple requerido para vivir sin dejarse llevar por excesos peligrosos, o tendencias manipuladas por los medios de comunicación en incluso por la misma tribu a la que creen pertenecer. Es fácil justificar errores cuando están avalados por su tropa, porque actúan como un ejército de estúpidos.

Por supuesto que la mayoría aún viven con sus padres, no conocen la importancia de tener y mantener su propia casa, de ser funcionales para una sociedad. Sin embargo exigen sus derechos, sin detenerse a pensar en los deberes que éstos conllevan. En mi opinión entran a formar parte de los seres humanos patéticos que en diez o quince años van a dar seminarios  que pretenden enseñar a los demás a partir de sus propios errores, cuando en su momento no escucharon a nadie más que a ellos mismos. Un claro ejemplo de estupidez.

Por mi parte seguiré siendo un dinosaurio que actúa "a la antigua" sin importar el que dirán, y sin pretender dictar normas de comportamiento autodestructivo como tendencia de la moda. Sí, creo en la familia, la amistad y el poder del amor, por cursi que suene.

domingo, 15 de mayo de 2016

a pesar de todo se rompen

En la publicación anterior me atreví a decir que la relación con Lu era como una pompa de jabón que no queríamos tocar por temor a que se deshiciera. Debo decir que las pompas de jabón están hechas para reventar a pesar de su belleza. A mi edad he aprendido a diferenciar lo que me gusta de lo que no; ahora me doy el lujo de decir no cuando es del caso. 24 años de diferencia no es poco, y debo reconocer que hay un par de cosas que la acercan demasiado a la adolescencia y no pienso negociar.

Además he soñado con la cantante angelical, 39 estupendos años y algunas coincidencias.

viernes, 6 de mayo de 2016

la ruta del tentempié

Llevamos el "asunto" con cuidado porque sabemos que suele reventar como una pompa de jabón cuando se quiere atrapar. Sabemos que la emoción del inicio tiende a decolorar con el tiempo. Nos extraña que en nuestro caso el orden se invierta y vaya tomando más color. Entonces damos un paso atrás para ver el cuadro completo y tener claridad al respecto, pero la tibieza tierna no se extingue y nuestra mirada se mantiene. Evitamos la cursilería como un mandamiento, pero las caricias van y vienen con las manos, las palabras, la mirada. Buscamos excusas para dormir juntos aunque sea veinte minutos luego del almuerzo. Deseamos que sea más frecuente pero el guión no lo dicta... de momento.

domingo, 24 de abril de 2016

estrellas en el espacio

La vida se puede reducir a un agujero negro. Aún así no perdí la ilusión, soy un perseverante convertido a la terquedad. Su sonrisa y su mirada no dejarán de iluminar ese espacio que parece negro, pero que poco a poco se va colmando de esas estrellas que siempre han estado pero son invisibles cuando el alma no está sintonizada como debe ser. Mis escasos 30 metros cuadrados son su museo personal, no solo de sus pinturas sino también de sus risas y besos. Esa pequeña casa se comienza a derrumbar por el peso del amor, dando paso a una nueva estrella, Saint-Exupéry lo sabía bien.Todos mis espacios se ven colmados, no hay lugar para el medio vaso medio lleno o medio vacío. El color púrpura retumba de cariño y mis pasos se olvidan de las huellas en la arena playera, que al final serán borradas por el principio.

lunes, 28 de marzo de 2016

y mientras tanto el sol se muere



Encontrar la gracia dentro del desapego sin sentirse dueño de nadie es un aprendizaje que lleva tiempo. Al final las polillas terminan bailando sin consumirse en llamas. El equilibrio que lleva a disfrutar el vuelo es como flotar mirando un atardecer incendiado. La tranquilidad inunda la mirada. Y mientras tanto el sol se muere, el indio solari tiene bien clavados los colmillos en el cuello deseado.

domingo, 13 de marzo de 2016

equilibrio

romper la cotidianidad construida en el desierto
bailar canciones de shakira con mi hija
caminar en lugar de ir rodando
besarnos en la mejilla en público para disimular
hacer el amor quince minutos antes de besarnos en la mejilla
enterarse que la madre tiene cáncer
buscar al hermano perdido hace cuatro años
buscar algo diferente que hacer porque la vida es un poco más
el equilibrio no difiere del movimiento

domingo, 21 de febrero de 2016

final inapropiado

El asunto no se ha apagado en absoluto, es tan solo la forma correcta de actuar. Íbamos en un taxi cuando me anunció que deberíamos dejar de vernos, se refería a detener "lo nuestro" pues para ella no era políticamente correcto... y estaba en lo cierto. El tema profesor-estudiante en relación extra es difícil para los dos, aunque a la larga no estamos actuando mal. Lo acepté a regañadientes y dejé de besarla aunque nos veíamos todos los días y los roces y las caricias en la mirada no podían ser detenidas.

El viernes en la noche luego de pasear con nuestros respectivos hijos, en el momento de la despedida de beso en la mejilla ella me sorprendió con un beso francés. El sábado me envió un mensaje diciendo que lamentaba "el final inapropiado". Le dejé en claro que el piso seguía moviéndose bajo mis pies desde ese momento. En la tarde el final inapropiado se repitió, nos besamos como adolescentes escondiéndose de sus hijos. Siento que las alas me vuelven a crecer.

P.D. Apenas ahora comienzo a intuir que terminé siendo profesor (algo que no me va muy bien) en esa universidad tan solo para conocerla a ella, al final la vida tiene la razón cuando no te pones terco. Ya veremos.

domingo, 14 de febrero de 2016

cinco años atrás

Tengo claro que no soy el mismo de hace apenas cinco años y no me siento como un traidor, por el contrario, parece cierto el asunto aquel de que una vez en los cuarenta la vida comienza a ser vivida realmente. Estoy de acuerdo, la toma de conciencia se deja ver en esa curva del camino. Los errores del pasado permiten ver con más claridad la posibilidad de tomar otra decisión, las emociones no son quienes dirigen necesariamente el timón de mi vida.

El inseguro nuevo padre de ese momento es ahora alguien que solo en su presencia se comporta honestamente como lo hace en soledad, sin ningún tipo de timidez ni reserva. Eso se ha extendido a otras esferas menos íntimas. ¿No es momento de cambiar? me preguntó Lu en un momento, sin pensarlo le respondí que era hora, eso no había pasado antes y le canté un par de canciones en la guitarra, a solas en mi apartamento.

Por otra parte los desaciertos también se hacen más evidentes, para fortuna mía pues ya no tengo dependencia de las relaciones-muleta de antaño. Vuelvo a ser un adolescente, pero con ventajas. He dejado el apego a ciertas emociones para sentirme vivo, ahora me doy cuenta de muchas cosas que me afectaban sin que quisiera aceptarlo. Lleva tiempo pero funciona.

sábado, 30 de enero de 2016

felicidad

no soy el tipo que dedica canciones, eso está claro, prefiero escribirlas aunque existan mejores, hechas por mejores músicos. los últimos treinta días han sido diferentes para mi y sin duda alguna gratos. recibir sus mensajes diarios que ahora se metamorfosearon en llamadas. buscar excusas para verse, incluso hacer citas para pasar la tarde con nuestros hijos ha sido el bálsamo de fierabrás. no hay compromiso, ella lo llama lo nuestro. pero las vacaciones han terminado y desde el lunes comenzará un punto de giro. hasta ahora me ha enseñado a mirar de otra manera las relaciones. ya veremos que pasa, de momento nadie nos quita lo bailado.

domingo, 17 de enero de 2016

al final del día

Soy de los que se levantan con el sol y se refugian en su casa cuando cae la noche. Seguramente es un comportamiento anticuado pero así me siento seguro. Cuando cruzo el umbral para entrar al desierto de mi casa tengo la sensación de una prueba por concluir, generalmente la defino como un sano aislamiento, sin embargo en ocasiones la leo como soledad, simple y llanamente.

Cuando salgo de la casa de los abuelos ellos se acompañan; al final de la tarde dejo a mi hija con su madre; yo en cambio llego al silencio solitario que cada vez es más difícil de cargar. Hace poco una amiga me escribía al respecto, pues está en una situación similar, y decía que el músico que le gusta cometió el error de quedarse a dormir una noche en casa con ella y ahora la agobia su ausencia. La entiendo. No se sabe qué es peor.

Dicen que es el precio que se debe pagar por cierta libertad. Al final del día extraño la familia que apenas me duró 114 días y que nunca volveré a tener.

viernes, 1 de enero de 2016

grafología y libromancia

Prueba de grafología

Se sumergió, diptongo
dicotomía. Anzuelo, largo,
azulejos pegados, flotando 
en la comisura de sus 
labios.  Lobotomía temporal,
trascendencia vacía.


Soneto 9 de Shakespeare (tercera estrofa)

Lo que un pródigo gasta y distribuye
solo cambia de manos y se mueve
sin perderse. No así con la belleza:
quien guarda la belleza la destruye, 
y no existe el amor en quien se atreve
con un crimen de tal naturaleza.

Frankenstein de Mary Shelley (capítulo 1)

Varios meses transcurrieron así. Su padre empeoró, ella dedicó más tiempo a ocuparse de él, sus medios de subsistencia disminuyeron y, a los diez meses, su padre expiró entre sus brazos dejándola huérfana y desamparada. Este último golpe había sido excesivo para la joven, y estaba arrodillada llorando ante el féretro de Beaufort cuando mi padre entró en la habitación. Llegó como un espíritu protector y la pobre muchacha pronto se confió a su cuidado. Él, después del entierro de su amigo, la condujo a Ginebra y la puso bajo la protección de un familiar. Dos años después de esto, Caroline se convirtió en su mujer.