sábado, 30 de enero de 2016

felicidad

no soy el tipo que dedica canciones, eso está claro, prefiero escribirlas aunque existan mejores, hechas por mejores músicos. los últimos treinta días han sido diferentes para mi y sin duda alguna gratos. recibir sus mensajes diarios que ahora se metamorfosearon en llamadas. buscar excusas para verse, incluso hacer citas para pasar la tarde con nuestros hijos ha sido el bálsamo de fierabrás. no hay compromiso, ella lo llama lo nuestro. pero las vacaciones han terminado y desde el lunes comenzará un punto de giro. hasta ahora me ha enseñado a mirar de otra manera las relaciones. ya veremos que pasa, de momento nadie nos quita lo bailado.

No hay comentarios: