domingo, 14 de febrero de 2016

cinco años atrás

Tengo claro que no soy el mismo de hace apenas cinco años y no me siento como un traidor, por el contrario, parece cierto el asunto aquel de que una vez en los cuarenta la vida comienza a ser vivida realmente. Estoy de acuerdo, la toma de conciencia se deja ver en esa curva del camino. Los errores del pasado permiten ver con más claridad la posibilidad de tomar otra decisión, las emociones no son quienes dirigen necesariamente el timón de mi vida.

El inseguro nuevo padre de ese momento es ahora alguien que solo en su presencia se comporta honestamente como lo hace en soledad, sin ningún tipo de timidez ni reserva. Eso se ha extendido a otras esferas menos íntimas. ¿No es momento de cambiar? me preguntó Lu en un momento, sin pensarlo le respondí que era hora, eso no había pasado antes y le canté un par de canciones en la guitarra, a solas en mi apartamento.

Por otra parte los desaciertos también se hacen más evidentes, para fortuna mía pues ya no tengo dependencia de las relaciones-muleta de antaño. Vuelvo a ser un adolescente, pero con ventajas. He dejado el apego a ciertas emociones para sentirme vivo, ahora me doy cuenta de muchas cosas que me afectaban sin que quisiera aceptarlo. Lleva tiempo pero funciona.

1 comentario:

kika dijo...

El permanecer igual, pese a los cambios, es una mera ilusión. Nadie puede no cambiar, menos en tan largo lapso de tiempo, sólo puede "fingir o pretender" que sigue igual y ser, sino infeliz, al menos mediocre.

Es muy de humanos eso de aprender las cosas a porrazos, que van dejando de doler cuando suman, pero que debiéramos pretender retener con algo de aprendizaje.

Yo creo que las emociones jamás debieran llevar el timón de la vida (y eso es una opinión personal), debieran pesar, pero en balanza, junto a la experiencia, los deseos y la razón, que sólo en los cuentos la emoción pura trae necesariamente lo bueno.

Para mi el desapego es una forma de libertad, sin hablar sólo de personas, sino de cosas, titulos, cargos, lazos.Y algo que va ocurriendo apenas notándolo hasta que ya es hecho consumado.

Saludos!!