viernes, 6 de mayo de 2016

la ruta del tentempié

Llevamos el "asunto" con cuidado porque sabemos que suele reventar como una pompa de jabón cuando se quiere atrapar. Sabemos que la emoción del inicio tiende a decolorar con el tiempo. Nos extraña que en nuestro caso el orden se invierta y vaya tomando más color. Entonces damos un paso atrás para ver el cuadro completo y tener claridad al respecto, pero la tibieza tierna no se extingue y nuestra mirada se mantiene. Evitamos la cursilería como un mandamiento, pero las caricias van y vienen con las manos, las palabras, la mirada. Buscamos excusas para dormir juntos aunque sea veinte minutos luego del almuerzo. Deseamos que sea más frecuente pero el guión no lo dicta... de momento.

No hay comentarios: