martes, 6 de diciembre de 2016

un par de meses en el ojo del huracán

Hace ya dos meses que no escribo. Cambios en todo sentido han hecho que mi vida me aleje por un rato del texto. La nueva vida que se presenta a mis ojos ya se ha registrado en el recibidor de mi hotel de una sola habitación. Siento la tranquilidad que hace aparecer inmóvil la rueda, aunque vaya a toda velocidad. Imagino que así es la vida vista por el ojo del huracán. Entre tanto no he aminorado la marcha, finalmente me decidí a abrir una cuenta en instagram y las imágenes, que son una buena parte de mi vida profesional, tomaron el protagonismo negado. Me he divertido. Mi nuevo cargo en la universidad es una tontería con nombre rimbombante que me ha dado la oportunidad de interactuar con gente nueva y, por supuesto, bellas mujeres. Además dirigí un documental que será estrenado el 25 de diciembre (curiosa fecha). Por lo tanto puedo dar fe de no haber perdido el tiempo, pero ya estoy de regreso.

1 comentario:

kika dijo...

A todos nos pasa que necesitamos a veces escapar hasta de nuestras líneas, bienvenido en el retorno!!

PD.Ya tienes una nueva seguidora en tu instagram.